Mi foto
Nombre:

viernes, agosto 18, 2006

Bécquer

Querer contar algo que no sea conocido sobre la vida de Bécquer es casi imposible ¿quién no le conoce?, pero lo que tal vez no sea tan conocido es parte de su obra pues pude comprobar que una gran mayoría hace referencia siempre a sus rimas, si en voz alta dices Bécquer la persona o personas que te rodean inmediatamente dicen: “Volverán las oscuras golondrinas…..”: pero él escribió otras muchas cosas además de las rimas, como leyendas, narraciones, cartas, ensayos y esbozos, historia de algunos templos de España, escenas de Madrid, tipos y costumbres de distintas zonas de nuestro país, viajes, descripciones de monumentos, etc.etc.

Hoy voy a dedicar este artículo sencillamente a dar a conocer fragmentos de algunos de sus escritos y una rima que no es precisamente la de las golondrinas, pues no dejo de reconocer que quizás debe su fama precisamente a esta forma de expresión literaria.

Tú eras el huracán, y yo la alta
torre que desafía su poder.
¡Tenías que estrellarte o abatirme!...
¡No pudo ser!.

Tú eras el Océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:
¡Tenías que romperte o que arrancarme!...
¡No pudo ser!.

Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque…
¡No pudo ser!.

<

Los ojos verdes

(fragmento)

………..
Tal vez sería un rayo de sol que serpenteó fugitivo entre su espuma; tal vez una de esas flores que flotan entre las algas de su seno y cuyos cálices parecen esmeraldas….;no sé; yo creí ver una mirada que se clavó en la mía, una mirada que encendió en mi pecho un deseo absurdo, irrealizable: el de encontrar una persona con unos ojos como aquellos. En su busca fui un día y otro a aquel sitio.
…………
La noche comenzaba a extender sus sombras; la luna rielaba en la superficie del lago; la niebla se arremolinaba al soplo del aire, y los ojos verdes brillaban en la oscuridad como los fuegos fatuos que corren sobre el haz de las aguas infectas… “Ven, ven….” Estas palabras zumbaban en los oídos de Fernando como un conjuro. “Ven…” y la mujer misteriosa lo llamaba al borde del abismo donde estaba suspendida, y parecía ofrecerle un beso…., un beso……...........


Memorias de un pavo

(fragmento)

…………
Yo aún a riesgo de mancharme los dedos, pues estaban bastante grasientos, los extraje del sitio en que se encontraban, y aproximándome a la luz de una bujía pude descifrar este manuscrito, que hasta hoy he conservado inédito:

Impresiones, notas sueltas y pensamientos filosóficos de un pavo, destinados a utilizarse en la redacción de sus Memorias
………
Ignoro quienes fueron mis padres, el sitio en que nací y la misión que estoy llamado a realizar en este mundo. No sé, por tanto, de dónde vengo ni a dónde voy.
Para mí no existe pasado ni porvenir; de lo que fui no me acuerdo; de lo que seré no me preocupo. Mi existencia, reducida al momento presente, flota en el océano de las cosas creadas como uno de los átomos luminosos que nadan en el rayo de sol.
Sin que yo, por mi parte, la haya solicitado, ni poder explicarme por dónde me ha venido, me he encontrado con la vida; y como suele decirse que a caballo regalado no hay que mirarle el diente, sin discutirla ni analizarla me limito a sacar de ella el mejor partido posible................


A la claridad de la luna

(fragmento)
………..
Los objetos toman a su luz un tinte misterioso y fantástico. Los horizontes se alejan envolviéndose en un ambiente de indecisa claridad. Resbalan sus tibios rayos entre las hojas de los árboles, cuyas copas parecen cubiertas con un velo plateado salpicando el suelo de chispas de la luz que se destacan entre sombras espesas y móviles……
………..
En esas noches serenas, y a la claridad de la Luna, la imaginación ve aparecer sobre el haz de la Tierra todos los quiméricos seres de la leyenda. Los gnomos, vigilantes de los tesoros ocultos, abandonan las minas de metales preciosos; las rocas submarinas, llenas de perlas y de corales; las grutas de cristal o de estalactitas; las ondinas rompen el muro transparente de su cárcel y sentadas a la orilla de las aguas peinan sus largos y húmedos cabellos;…….

Si algún día visitáis Sevilla, su ciudad natal, en el Parque de María Luisa encontraréis una bella escultura que representa el romanticismo y que está dedicada a Bécquer.

49 Comments:

Blogger AZUL said...

Confieso que Bécquer, no es de mis poetas favoritos, aunque reconozco su labor y su magia, y para sincerarme más aún...no conocia la historia del pavo!! :D

Y como siempre me encantan descubrir cosas...nuevas(para mi)

agosto 18, 2006 7:37 a. m.  
Blogger AZUL said...

Ay...que le di antes de terminar de escribir...

Que te dejo un abrazo fuerte Leo...y que espero que tengas un fin de semana tranquilo, pero muy chulo!

Mil bikiños para:D

agosto 18, 2006 7:38 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

De Bécquer [...]tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
ésas... ¡no volverán![...]
Esto es lo que conocía y poquito mas.
Procuraré leer el resto de los fragmentos.
Besitos.
P.D. Te hice caso con lo de los osos y a mi manera, he publicado un pequeño artículo. Espero no encontrarme con ninguno.

agosto 18, 2006 8:42 a. m.  
Blogger Tastavins said...

Gracias, es verdad, yo sólo conocía las rimas y leyendas que nos hacían leer en el colegio. Curioso lo de las memorias de un pavo...
Me gustan mucho las imágenes que has escogido para acompañar los textos.
Salu2!

agosto 18, 2006 8:56 a. m.  
Blogger incondicional said...

Te dejo un beso de buenos días, Bécquer es para paladearlo suavemente, me encantaaaaaaaaaa.
Volveré...dijo...

agosto 18, 2006 10:38 a. m.  
Blogger Miguelon said...

Hola Leo, a mi una de las cosas que más me gusta de Becquer es una de sus leyendas la del Miserere.

Besos

agosto 18, 2006 11:29 a. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Te lo dije una vez, tu blog tendría que visitarse durante la ESO, incluso antes, que blog, que nivel, que esfuerzo y que brillantes resultados.

Te requetefelicito.

Besos.

agosto 18, 2006 12:08 p. m.  
Blogger Azusa said...

Adoro a Bécquer, precisamente me estuve releyendo algunas leyendas hace poco. Por cierto, sí había visto esa estatua, pero no fue hace tanto que ya ni me acordaba que estaba dedicada a él.
Bécuer pasó mucho tiempo también por la zona del Moncayo (mi pueblo está al lado) y muchas de sus leyendas se sitúan por aquí (entre Soria y Aragón), como El monte de las ánimas (que está al lado de Soria y no da ningún miedo, jeje), Los ojos verdes, La corza Blanca(en Beratón), la promesa (en Gómara), El Rayo de Luna... En Noviercas, un pueblito cerca del mío, aún se conserva (eso sí, medio en ruinas) la casa donde habitó.

agosto 18, 2006 2:27 p. m.  
Blogger reina said...

Me ha gustado muchíiiiiiisimo, ya que aunque no soy muy aficionada a la poesía, Bécquer me ha gustado desde adolescente, ( era muy romántica, jejeje) y las Leyendas son fantásticas.
El relato del pavo me ha parecido irónico y bastante clarividente, una pequeña joya.

Besazo, preciosa, y una vez más, repitiéndome hasta la saciedad, gracias, muchas gracias.

agosto 18, 2006 3:53 p. m.  
Blogger Kuan said...

Pues sí, Leo, es un grato descubrimiento el que he hecho con este post tuyo. También yo conocía de él lo de las golondrinas, el beso y alguna leyenda.

Un beso y feliz finde

agosto 18, 2006 4:31 p. m.  
Blogger almena said...

Tienes razón, Leodegundia, todos caemos en el tópico de "las golondrinas" si se pronuncia su nombre. ¿Sabes? recuerdo que, de pequeña, me gustaba mucho aquella que decía... "Del salón en el ángulo oscuro..." y hasta me daba penita del arpa :-)


un beso!

agosto 18, 2006 4:39 p. m.  
Blogger Caboblanco said...

Cierto es que a los neófitos de la poesía, de poco más nos suena este buen hombre. A ver si así me animo a intentar hacerme con algo suyo...

Un abrazo Leo; Ya volví de vacaciones

agosto 18, 2006 5:32 p. m.  
Blogger incondicional said...

Holas amiga, cae una fuerte lluvia en éste momento y la lectura de tu post aún hace que retroceda en el tiempo( muuuuuucho) y recuerde aquéllos maravillosos años cuando me sabía de memoria casi todas sus rimas :
---------------------------------

RIMA XXXVIII

Los suspiros son aire y van al aire.
Las lágrimas son agua y van al mar.
Dime, mujer, cuando el amor se olvida,
¿sabes tú adónde va?

----------------------------------

RIMA XVII

Hoy la tierra y los cielos me sonríen,
hoy llega al fondo de mi alma el sol,
hoy la he visto... La he visto y me ha mirado...
¡Hoy creo en Dios!
---------------------------------

Dices que tienes corazón, y sólo
lo dices porque sientes sus latidos.
Eso no es corazón...; es una máquina,
que, al compás que se mueve, hace ruido.

--------------------------------

RIMA XXXV

¡No me admiró tu olvido! Aunque de un día,
me admiró tu cariño mucho más;
porque lo que hay en mí que vale algo,
eso... ni lo pudiste sospechar.
--------------------------------

RIMA XXIII

[A ella. No sé...]

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... ¡Yo no sé
qué te diera por un beso!
--------------------------------

RIMA XIV

Te vi un punto y, flotando ante mis ojos,
la imagen de tus ojos se quedó,
como la mancha oscura orlada en fuego
que flota y ciega si se mira al sol.

Adondequiera que la vista clavo,
torno a ver las pupilas llamear;
mas no te encuentro a ti, que es tu mirada,
unos ojos, los tuyos, nada más.

De mi alcoba en el ángulo los miro
desasidos fantásticos lucir;
cuando duermo los siento que se ciernen,
de par en par abiertos sobre mí.

Yo sé que hay fuegos fatuos que en la noche
llevan al caminante a perecer;
yo me siento arrastrado por tus ojos,
pero adónde me arrastran, no lo sé.
-----------------------------------

Me ha encantado recordarlo en tu casa con la lluvia golpeando en los cristales.

Hice bien mis deberes? ;-), conste que la mayoría de versos volvieron a mi cabeza, "lo que bien se aprende no se olvida".

Gracias por trabajar tanto y hacer tan agradable la lectura.

Estuve en el Parque María Luisa y no ví la estatua, cachissss..

Abrazos y un buen fin de semana.

agosto 18, 2006 5:40 p. m.  
Anonymous Trini said...

Me gusta Bécquer, sin embargo, he de confesar que sólo le he leído sus "Rimas y Leyendas".
Será cuestión de buscar en la biblioteca el resto de su obra y leerla.

Estupendo post, Leo. Besos muchos

agosto 18, 2006 6:28 p. m.  
Anonymous valentina said...

Un trabajo excelente como siempre..
Besitos.

agosto 18, 2006 6:48 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Bueno, leodegundia, después de cocinar el pavo me ha resultado muy difícil pasar a Bécquer. ¡Menuda antítesis con la cabeza llena aún de vapores espirituosos! El poema que has puesto es uno de los que más me gustan, porque refleja de manera magistral el choque inevitable de dos personalidades. Como siempre, un placer visitarte.
Me he permitido linkar tu página, porque hija mía, buscarte cada vez era un lío. Feliz verano.

agosto 19, 2006 1:49 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Azul – En esto de la poesía, como en todo, cada uno tiene sus preferencias; al contrario que tú, para mi Bécquer es muy importante pues se puede decir que con él descubrí la poesía que no sólo está en sus versos, también se encuentra en sus prosas.
Jaja, me alegro de tus deseos para el fin de semana, pero me temo que no van a ser precisamente placenteros.

Unjubilado – Pues si tienes tiempo, anímate a leer un poco más, siempre puedes encontrar algún verso o leyenda que te llegue muy adentro.
Ya pasé por tu página, me alegro que al final te hayas decidido a escribir sobre los osos.

Tastavins – Me alegro que te hayan gustado las imágenes, procuro poner algo que se identifique bien con el texto aunque a veces sea un pelín difícil.
Procuré poner lo que a mi juicio se conoce menos de Bécquer porque creo que es bueno darlo a conocer.

Incondicional – Paladear la poesía que Bécquer transmite en sus escritos es algo agradable, sobre todo si se hace en un momento tranquilo y en un lugar apacible.

Miguelón – La leyenda del “Miserere” junto con la de “Maese Pérez el organista” creo que fueron las que primero me engancharon a la obra de Bécquer.

Torosalvaje - :-)) Gracias por tu requetefelicitación, pero yo sólo me limité a copiar fragmentos de la obra de un buen escritor y me temo mucho que los alumnos de la ESO se acerquen ni de broma a mi página, soy demasiado “antigua” y eso se refleja en lo que escribo.

Azusa – Gracias por tu aportación al tema, lo que cuentas es posible que tampoco sea muy conocido, deberías de animarte a escribir algo sobre esa zona así todos aprenderíamos algo más.

Reina – Si, lo del pavo, que puedo asegurar no era el de la receta del wiski :-)), quizás es de lo menos conocido y de un estilo diferente y creo que eso lo hace muy atractivo.

Kuan – Descubrir a un escritor nuevo para nosotros o alguna obra de uno conocido siempre es algo muy agradable, la pena es que escritos y escritores hay muchos y tiempo para dedicar a la lectura, demasiado poco para mi gusto, al menos en mi caso.

Almena - :-)) La del arpa también me gustaba mucho y sentía pena por que la tuvieran en un rincón oscuro llena de polvo. ¡Qué tiempos aquellos tan románticos!.

Caboblanco – Me alegra tu vuelta de vacaciones, jaja, seguro que más que a ti.
Aunque lo tuyo sea la Historia, en la poesía también se pueden reflejar pensamientos, hechos y costumbres que al final se pueden aplicar a esa materia, así que cuando tengas un poco de tiempo, échales un vistacín.

Incondicional – Jajaja, a ti si que no hace falta animarte a leer poesía pues ella está en ti, la sientes y la vives como parte de tu vida.
Con la lluvia incesante que golpeaba los cristales de una forma rítmica y con esa luz grisácea de la que pudimos disfrutar ayer, creo que se formó el momento ideal para recordar a Bécquer. :-))) ¡Si es que somos unas románticas empedernidas!.
Gracias por tantas rimas que pusiste en el comentario, es bueno recordarlas de vez en cuando.

Trini – Me imagino que leer alguna de sus obras en el Parque de María Luisa, al pié de ese bello monumento que hay en Sevilla, debe de ser algo muy agradable, como vuelva a Sevilla tal vez lo intente, los parques suelen ser un buen lugar para leer poesía.

Valentina – Me alegro que te haya gustado.

Isabel Romana – Si, la verdad, pasar de la recetina a la poesía, fue un salto bastante grande, Jaja, a veces me pregunto si mis lectores no estarán un tanto sobresaltados con temas tan dispares, pero así son las conversaciones que se hacen en torno a una mesa camilla, se habla de casi todo y saltando de un tema a otro sin que tengan ningún punto de unión.
Tienes razón, esa rima refleja perfectamente la lucha entre dos personas de carácter muy fuerte que aunque se quieran nunca podrán estar juntas.

agosto 19, 2006 8:43 a. m.  
Blogger Anazia said...

Bécquer es uno de mis lecturas en lista de espera, gracias por dejarme un buen sabor de boca y adelantarle algunos puestos.

agosto 19, 2006 10:10 a. m.  
Blogger rosa said...

Precioso post
Sabes?. Una vez se me ocurrió decir lo de las golondrinas...y me dijeron que era del señor machado...ya ves!!.
Las rimas me encantaron. He leído mucho de él, y sí, tiene cosas buenísimias.
Besitos

agosto 19, 2006 1:27 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Me ha encantado el poema... Está bien que volvamos a estos escritores, ya que nos solemos empapar de literatura moderna mucho más...

Un abrazo.

agosto 19, 2006 8:12 p. m.  
Blogger Martín said...

Gracias por esos textos de Bécquer, Leo…

Saludos

Martín

agosto 19, 2006 9:22 p. m.  
Blogger Bohemia said...

No es de mis poetas preferidos, pero también me inicé en esto de la lectura cons famosas rimas y leyendas. GRacias ocmo siempre por hacerme ver un poco más allá...

Muack!

agosto 20, 2006 1:17 a. m.  
Blogger Darilea said...

Bécquer...
Tocaste el lado sensible de mi persona.
Si hay poeta que me atrape entre sus letras ese es Bécquer, he recorrido el parque de Maria Luisa y me senté junto la escultura, la poesía esta impregnada en los jardines, junto a las tres bellas damas que lo acompañan.
De sus leyendas Los ojos verdes es una de las más bonitas junto a la Corza blanca para mi gusto.
(Las conocí gracias a un libro regalo de Trinidad Reina).
Te diré una pequeña anécdota que a lo mejor desconoces.
Dicen que el primer ejemplar que escribió Bécquer se encuentra tras unas baldosas en una calle de Toledo.
Pd: Te haré llegar la fotografía por email. No deja de ser una anécdota. ¿Quien sabe, que hay de cierto en esto?
Un besito Leo.

agosto 20, 2006 1:31 a. m.  
Blogger Darilea said...

Ah jolin otra vez yo¡¡
Entre todas sus poesías me quedo con esta:
Podrá nublarse el sol eternamente
podrá secarse en un instante el mar,
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal
¡Todo sucederá¡ Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.
Ayss perdona Leo, pero es que esto me puede.
Besitos.

agosto 20, 2006 1:36 a. m.  
Blogger Ogigia said...

Hola,Leo, supongo que sabes que Bécquer escribió varias leyendas dedicadas a calles, bueno,a fantasmagorías de Toledo... De hechoh hay un par de callejas dedicadas a los hermanos, porque también estuvo Valeriano con su familia...

agosto 20, 2006 11:05 a. m.  
Anonymous mark66 said...

Siempre que veo la imagen de Bécquer, no sólo me sigue impresionando, sino que me trae magníficos recuerdos, porque cuando tenía uno de esos increíbles billetes marrones de 100 pesetas, mi vida se inundaba de felicidad, jajaja. Es más, aún guardo uno, de recuerdo.
Fue una de las primeras cosas que tuvimos que aprender en clase de Literatura. ¿Quién no ha tenido que enfrentarse alguna vez con esas rimas y leyendas? Y mira, aún me sorprende que exista gente que no sepa escribir bien su nombre. ¡Si yo te contara las formas innumerables que le dan los novatillos/as administrativos en mi trabajo!... y los menos novatos también. ¡Es la leche!
Besotes, leodegudis!!!

agosto 20, 2006 12:22 p. m.  
Anonymous runner said...

Precioso post amigo, precioso, me gusta tu blog...estaré por aquí con tu permiso :)

agosto 20, 2006 6:52 p. m.  
Anonymous nina said...

...Mientras haya uonos ojos que reflejen
los ojos que los miran;
Mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira;

Mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas;
Mientras exista una mujer hermosa,
¡Habrá poesia!...
¡Me encanta Leo! Un abrazo NIna

agosto 20, 2006 8:29 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Bienvenida y gracias por esos preciosos textos.

agosto 20, 2006 8:31 p. m.  
Blogger eloryn said...

La de tardes que he pasado leyendo las 'Rimas y Leyendas' de Bécquer debajo de un árbol del parque. Y lo que me gusta y me recuerda a alguien que conozco el poema que has elegido.
Tendría díficil decidirme por un poema de las rimas de Bécquer, pero en prosa, tengo clara mi elección:
"Seguramente que deseo vivir, porque la vida, tomándola tal cómo es, sin exageraciones ni engaños, no es tan mala como dicen algunos; pero vivir dichoso y oscuro en cuánto es posible, sin deseos, sin inquietudes, sin ambiciones, con esa felicidad de la planta que tiene a la mañana su gota de rocío y su rayo de sol; después un poco de tierra...blanda y floja, que no ahogue ni oprima; cuatro ortigas, un cardo silvestre y alguna hierba que me cubra con su manto de raíces, y, por último, un tapial que sirva para que no aren ni remuevan los huesos. He aquí, hoy por hoy, todo lo que ambiciono"
Un saludo

agosto 21, 2006 12:56 a. m.  
Blogger topmonsters said...

Me encanta Bécquer, los romanticos, Espronceda y Carolina Coronado (alguien la llamo la "Becquer femenina").
El otro dia me comentaron desde un blog en el que comparaban el movimiento punk con los romanticos del siglo pasado. interesante.
saludos

agosto 21, 2006 8:28 a. m.  
Anonymous azzura said...

A mi padre le gustaba muchísimo.. cuando era pequeña solía leerme alguno de estos versos y otros muchos. Vinieron a mi mente de golpe esos recuerdos.. lo extraño tanto..
Por otro lado Sevilla es una de los ciudades que tengo que visitar ya sin mucha demora;) gracias por tu recomendación Leo;)

Un abrazo que tengas una linda semana

agosto 21, 2006 10:59 a. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

me encanta becquer y conocía alguna de las cosas q has puesto, pr como siempre es un placer leerte.. besos

agosto 21, 2006 4:41 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Anazia – Puedes poner el libro con las obras de Bécquer cerca de la mano pues son obras cortas y puedes leerlas en momentinos perdidos, estoy segura de que te gustará.

Rosa - :-)) Bueno, la gente algunas veces anda un pelín despistada y confunde a unos autores con otros.

Brisaenlanoche – Creo que es bueno volver a estos escritores de vez en cuando pues hay que reconocer que su forma de escribir es muy placentera de leer.

Martín – De nada, me gusta recordarlos de vez en cuando.

Bohemia – Supongo que no es el preferido de mucha gente, a algunos les resulta demasiado dulzón y empalagoso, pero yo confieso que para mi es importante.

Darilea – Me imagino que leer alguna de sus poesías en un rincón tan bonito como ese debe de ser estupendo y por lo que me dices, conociste a Trini, así que el viaje a Sevilla debió de resultarte muy agradable.
Me parece muy bien que hayas vuelto con un segundo comentario y nos des a conocer una de tus preferidas.

Ogigia – Tengo entendido que Valeriano estaba muy unido a su hermano, pero no, no sabía lo de las calles dedicadas, gracias por la información.

Mark66 - :-)) Recuerdo esos billetes, pero yo no guardé ninguno, la verdad es que no me sobraban, con lo único que me quedé de las pesetinas fue con una moneda de 25.

Runner – Bienvenido a mi casa, estaré encantada que vuelvas por mi casa si te apetece.

Nina – Y a mi me encanta que ampliaras mi artículo con otra de las rimas, gracias.

Consumidor irritado - ¿Bienvenida?, recuerda amigo que debo de ser de las pocas personas que no se movieron de casa este verano.

Eloryn - Continuando con el fragmento que elegiste:
“....ser un comparsa en la inmensa comedia de la Humanidad y, concluido mi papel de hacer bulto, meterme entre bastidores sin que me silben ni me aplaudan, sin que nadie se aperciba siquiera de mi salida.”
Carta III, de las diez escritas durante su estancia en Veruela, conocidas como “Cartas desde mi celda”, tienes buen gusto, quizás esta tercera es de las mejores.

Topmonsters – Bienvenido a mi casa. Nombraste a una poetisa, Carolina Coronado, a la que tal vez dedique un día un artículo.

“La rosa blanca” fragmento:
……
La sonrosada luz de alba naciente
no muestra al desplegarse más dulzura,
ni el ala de los cisnes la blancura
que el peregrino cerco de tu frente.
……….

Azzura – Sevilla es una ciudad digna de visitarse, espero que logres ir dentro de poco y no dejes de visitar el Parque de María Luisa y si o haces, dale recuerdos de mi parte al Sr. Bécquer.

Natalia cenicienta – No me extraña que las conocieras, eran lectura obligada en los estudios, el caso es no olvidarlas.

agosto 21, 2006 7:11 p. m.  
Blogger vitore said...

Gratificante leer cosas en tu blog: como siempre.

Beso.

agosto 22, 2006 12:59 p. m.  
Anonymous Adrià Urpí said...

Saludines asturiana princesa.
Como a muchos, me ha sorprendido la historia del pavo, por lo que tiene de "moderno"...eos de "Memorias de un pavo" suena casi autor mediático en busca de título gracioso.
Aunque de joven, prefería Espronceda (COn diez cañones por banda....)

Besos. Adrià

agosto 22, 2006 3:24 p. m.  
Blogger Noa- said...

Y esa escultura está envuelta con todo el aire de romanticismo que surge de Becquer.

Un abrazo... gracias por estar

agosto 22, 2006 7:11 p. m.  
Blogger Carlos said...

He oído hablar de Bécquer en algunos escritos, pero no tanto como el día de hoy, y eh de reconocer que me gusto mucho las memorias de un pavo, vale la pena conocer un poco mas de este autor.

besos y abrazos Leo, que tengas un grandioso día!

agosto 23, 2006 2:23 a. m.  
Anonymous jose said...

Si obviamos lo de desconocer a sus padres, a ver quién de nosotros no firmaría como suyas las memorias del pavo.
De acuerdo con lo de las golondrinas, va en contra de la calidad de Becquer. Se hace cursi y reiterativo si sólo conocemos ese texto.
Un saludo.

agosto 23, 2006 4:34 p. m.  
Anonymous Unomás said...

Estimada:
Regreso a tu página tras una larga ausencia.
Como siempre deliciosa de leer, amena y variada.
Gracias.
Unomás

agosto 23, 2006 6:17 p. m.  
Anonymous white said...

Me ha encantado lo del pavo, gracias una vez más, por darme a conocer tantas cosas desconocidas para mí.
Un besito

agosto 23, 2006 8:07 p. m.  
Blogger Cris said...

Conocí a Bécquer en la adolescencia, creo que leí todo, aunque más que la poesía me entusiasmaron las leyendas. Siempre he creído que los poetas que escriben prosa lo hacen con un don especial, y sus textos tienen una belleza y un algo que hechiza como no siempre lo consiguen otros escritores. Como ya quisiera yo, vaya.
Un abrazo, Leo.

agosto 24, 2006 4:34 p. m.  
Blogger digler said...

lei a Bécquer cuando tenia menos de 12 años, una y otra vez leia las rimas y leyendas y siempre volvia a la historia de los ojos verdes

agosto 24, 2006 9:05 p. m.  
Anonymous balder42 said...

Leerlo de nuevo me transporta a un tiempo en que fui muy feliz , ver que alguien lo lee me gusta , ´me sorprendió gratamente verlo en tu blog. Un saludo

agosto 25, 2006 2:39 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Vitore – Leer a Bécquer creo que es gratificante siempre, o al menos esa es mi opinión.

Adrià Urpí - :-)) Ese personaje es otro bien conocido, ¿quién no se sabía lo de los cañones?

Noa – La verdad es que apetece sentarse al lado de esas tres damas para leer alguna de sus rimas.

Carlos – Supongo que al nombrar a un poeta casi nadie espera encontrar entre sus obras precisamente las memorias de un pavo, pero ya ves, son muy interesantes.

José – Lo que sucede con las golondrinas es que de tanto oírlas ya resulta un poco pesado y quizás eso evita que mucha gente siga leyendo la obra de Bécquer, por eso creí que sería bueno sacar a la luz fragmentos de otras cosas.

Unomás – Me gustaría devolverte la vista, pero no dejas dirección, así que te la agradezco en mi página.

White – De nada, ya sabes que me gusta poner en mi blog distintos temas y hoy le tocó a Bécquer.

Cris – Había pensado en un principio poner sencillamente una de sus leyendas, pero eran demasiado largas para un post por eso me decidí por los fragmentos que creo es buena manera para dar a conocer más ya que el que sienta curiosidad por conocerla entera, se la leerá.

Digler – Yo todavía las leo de vez en cuando por el mero placer de leer algo bien escrito.

Balder42 – Bienvenido a mi casa, procura dejar tu dirección para que pueda devolverte la visita.

agosto 25, 2006 7:15 a. m.  
Anonymous Dafne said...

Pues a mí cuando me hablan de Becquer lo primero que me viene a la cabeza es la leyenda de los ojos verdes, la leí hace ya bastante tiempo, pero me encantó.

Y particularmente la poesía de las golondrinas no me gusta, prefiero la de:

"Despierta, tiemblo al mirarte;
dormida, me atrevo a verte;
por eso, alma de mi alma,
yo velo mientras tú duermes."

Obviamente es mucho más larga, pero solo es un comentario y no quería que fuese eterno.

Un beso

agosto 31, 2006 4:02 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Dafne - Estoy de acuerdo contigo en que la leyenda de los ojos verdes es preciosa.
No te preocupes por el comentrario largo, en realidad ampliaste el tema poniendo un fragmento nuevo, cosa que te agradezco.

septiembre 02, 2006 9:25 a. m.  
Blogger Vivas said...

Una cosa que no has comentado, pero que quizá conozca la gente, es que a Bécquer se le reconoció después de muerto, cuando un amigo suyo entregó el libro que él tenía con todas sus obras.

Interesante tu blog, me gusta :-)

septiembre 15, 2006 10:07 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Vivas - Bienvenido a mi casa y gracias por aportar más información al tema.

septiembre 16, 2006 8:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home