Mi foto
Nombre:

domingo, enero 16, 2011

La nueva ortografía


Yo ya se que los idiomas son lenguajes vivos y por lo tanto con el paso del tiempo hay que ir añadiéndoles nuevas palabras que definan cosas que antes no existían, pero hay cosas que yo no veo bien, como por ejemplo la inclusión de palabras extranjeras que cada día son más habituales. A mi entender, un idioma tan rico en palabras y tan hermoso como el nuestro no se debería contaminar con esos extranjerismos y sin embargo si se deberían de potenciar el conocimiento de nuestro vocabulario del que desgraciadamente se van olvidando tantas palabras en beneficio el uso de las extrajeras que además, en la mayoría de los casos, se pronuncian mal.

La RAE (Real Academia Española) acaba de presentar una nueva edición de la Ortografía con unas cuantas novedades, en alguna de las cuales deja de existir una norma fija para que todos utilicemos las palabras de la misma manera y sepamos a que atenernos, a permitir que cada cual las escriba como mejor le parezca, tal es el caso de hierba o yerba y de hiedra o yedra y de iodo o yodo. Ya se que yo no estoy a la altura de las personas que forman parte de la RAE, pero creo que dejar las palabras a libre albedrío no sirve más que para que haya más confusión y no me extrañaría que alguien terminara por hacer más modificaciones a su aire escribiendo ierba o iedra.

Otra modificación con la que no estoy de acuerdo es con la eliminación del acento en el adverbio “sólo” que teníamos claro que se acentuaba cuando se podía cambiar por solamente y resulta que ahora se recomienda eliminar ese acento incluso cuando haya riesgo de ambigüedad y ponen este ejemplo: “No me pasa nada; solo estoy solo”, así escrito parece una frase un tanto rara, sin embargo con el acento en el primer solo quedaría mucho más clara: “No me pasa nada; sólo estoy solo”. No se porqué se elimina esta regla que es sencilla y clara.

Otra cosa que me parece mal es la eliminación de dos letras, la ch (ceache como se la nombraba en mis tiempos) y la ll de toda la vida que luego decidieron pasar a llamarlas che y elle y que aunque desaparezcan como letras se mantienen sus sonidos y digo yo, si se mantienen sus sonidos ¿por qué desaparecen como letras?. No le veo explicación razonable y además, a título personal, llamar a la ch che no me gusta nada.

Y como no me voy a meter con cada una de las modificaciones me iré a otra letra a la que le cambian en nombre a mi entender sin razón alguna. Esta letra es la y (i griega) siempre llamada así para diferenciarla de la vocal i, y que ahora las cabezas pensantes quieren que se llame “ye” pero sin embargo su sonido sigue siendo “i” porque de no serlo sonaría fatal. Un ejemplo sería: “María ye Juan van al cine”.

En Asturias este cambio supongo que dará para bromas y chistes porque “ye” para nosotros equivale a “es”. Veamos algunos casos. La autopista que une Oviedo, Gijón y Avilés tiene forma de Y, y cuando alguna noticia se refiere a esta vía así es como se la menciona ahora: “Hoy en la y se produjo un accidente”, a partir de ahora y con el nuevo nombre supongo que habrá que decir: “Hoy en la ye se produjo un accidente”.

Puede suceder también que alguien nos pregunte por la mejor ruta para ir de Oviedo a Gijón, y tendremos que contestarle que ye la ye.

Y otro caso con este problema será cuando a los niños se les mande que reciten el abecedario y al llegar al final tengan que decir: equis ye zeta, y se preguntarán por qué la equis es zeta y no equis. Me parece que por aquí habrá mucho “ye ye” a partir de ahora.

Bromas aparte, la verdad es que creo que soy una persona un tanto “antigua” y todos estos cambios no me gustan nada y además no creo que vayan a representar un beneficio para nuestro idioma ni lograrán mejorar nuestra ortografía. Que me perdonen los de la RAE por no estar de acuerdo con ellos en estas novedades.

36 Comments:

Blogger Senior Citizen said...

Hay solo un caso en el que me parece bien el cambio propuesto: el adverbio aun, en el que era muy vaga la distinción entre acentuarlo o no. En el resto te doy la razón.

enero 16, 2011 9:50 a. m.  
Blogger Azusa said...

Leo, estoy de acuerdo en casi todo, y no somos las únicas que criticamos estas nuevas normas, no he conocido todavía a nadie con el que haya hablado de esto, y le hayan parecido bien.

enero 16, 2011 10:06 a. m.  
Blogger La Gata Coqueta said...

Hola amig@!! Te invito a que me acompañes dando un paseo por la orilla del mar, iremos dialogando en silencio mientras nuestros ojos se pierden entre las doradas dunas que bordean el entorno bajo un benigno clima que siempre acoge al visitante.

De paso haremos una alto en el camino para reponer fuerzas, tomando un mus de gofio, a la vez que brindamos a los oídos la oportunidad de sentir el embrujó de estas tierras al escuchar una Isa o unas Folías música arraigada a estas tierras Canarias.

¿Me acompañas?

María del Carmen

enero 16, 2011 11:11 a. m.  
Blogger Alejandro Kreiner said...

Los que tenemos cierta edad nos cuesta hacer cambios, seguro que los más jóvenes lo aceptan y digieren enseguida.

Saludos.

enero 16, 2011 1:01 p. m.  
Blogger TriniReina said...

Yo tampoco estoy de acuerdo, sobre todo porque me parecen cambios "simples" e innecesarios. De momento y a riesgo de sanción administrativa:) seguiré acentuando "sólo"... Y al canturrear el alfabeto diré i griega y zeta, que es más musical:)

En fin, no habrá otras cosas que arreglar en este país, como para estropear una de las cosas más hermosas que tenemos: el lenguaje.

Besos

enero 16, 2011 7:32 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Yo soy el menos indicado para poner pegas, pero que no me quiten la i griega, ye la zeta de Zaragoza que la X la emplean para las quinielas.
Con las tildes ya es otro cantar, no las tendré que lanzar al aire a ver donde caen.
Saludos

enero 16, 2011 8:17 p. m.  
Blogger Ligia said...

Mucho ye-ye como dices tú. No sé por qué no dejan las cosas como están. Abrazos

enero 16, 2011 9:14 p. m.  
Blogger Fran said...

Me quedo pasmada.
Más que tú no estés a la altura creo que los miembros de la RAE están a la altura de esta época que pasamos tan poco dada a valorar nuestra cultura o simplemente la cultura.
Todas estas novedades suenan artificiosas, innecesarias.

enero 17, 2011 1:23 a. m.  
Blogger Charles de Batz said...

Coincido contigo, querida amiga, y la mayor parte de las novedades que conocemos me parece que están fuera de lugar y desde al margen de lo que es el uso habitual de los que empleamos dicha lengua. Eliminar un apelativo tan hermoso y lleno de evocaciones como el de "Y griega", por el de "Ye", que como bien dices puede dar pie a confusiones, es una burrada. No tenía idea de que hasta el momento alguien empleara esa apelación. Quizá es que hemos roto relaciones diplomáticas con Grecia...

Salud

enero 17, 2011 11:06 a. m.  
Anonymous marian said...

Como bien saben los académicos, la ortografía no es un mero artificio que pueda modificarse con facilidad. Menos mal. Siempre ha habido intentos de hacerlo, algunos incluso obedecen a motivos extralingüísticos y no sólo gramaticales. De manera que si jubilamos la ortografía, más cerca estamos de Babel. Precisamente porque es una Lengua viva, patrimonio de todos, hay que cuidarla y desobedecer criterios ramplones y ambiguos que la entorpecen empobreciéndola. Pero impera el mínimo esfuerzo. Que yo sepa nadie se ha muerto por aprender ortografía, por eso no entiendo ese interés en arruinar una convención ortográfica que nos une y menos por desidia e ignorancia. Lo que realmente me preocupa es esa tendencia al todo vale si “me” se entiende, esa ciberescritura que pretende ajustarse a criterios fonológicos. Tan simple como que podamos escribir tal cual hablamos. Que la escritura registre como correctos hábitos articulatorios diferentes, que flexibilicemos hasta el punto de prescindir de un código común y comprensible para todos: es el caos, la incomunicación. Muy moderno todo. Para saber a dónde vamos, es importante saber de dónde venimos. Y mira, yo le tengo cariño a la “y”, aunque sólo sea porque al nombrarla, me recuerda esa tradición cultural mediterránea de la que provenimos. Así que “ye” va a ser que no. Me niego.

enero 17, 2011 11:58 a. m.  
Blogger Balovega said...

Hola amiga..

No se lo que pasa en este país, pero les ha dado por cambiarlo todo.. que será lo próximo ???

Un fuerte abrazo leo... lindos sueños

enero 17, 2011 10:42 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen – Bueno, una regla sencilla para la palabra “aun” era que se acentuaba cuando significaba “todavía”, en el resto de los casos no.

Azusa – Yo creo que se lanzaron a hacer unos cambios que no eran necesarios y si se sigue así acabarán por aceptar esa manera horrorosa de escribir los mensajes de los teléfonos y que algunas personas ya están empleando en cualquier escrito.

La Gata Coqueta – En cuanto pueda pasaré para realizar ese paseo que promete ser muy agradable.

Alejandro Kreiner – Eso es cierto, pero creo que también es porque a los jóvenes no se le enseñaron las reglas como a nosotros, y no sólo eso, de vocabulario andan bastante flojillos.

TriniReina – Me pasa lo mismo con esa palabra, el acento se pone ya sin pensar después de tantos años empleándolo y lo de la Y (i griega) me parece fatal, es como haberle quitado el título elegante que siempre llevó.

Unjubilado – :-) No se si habrá sanción para los que no cambien el nombre de esa letra pero no pienso cambiar para “ye” como no cambié para “che”.

Ligia – Supongo que porque en algo tienen que enredar, mejor era que se preocuparan de que la gente joven aprendiera más vocabulario de nuestro idioma y se dejaran de emplear el de otros idiomas que además pronuncian mal y suena fatal.

Fran – Me da pena comprobar lo poco que se valora nuestro idioma y como cada vez más se deja a libre albedrío la utilización de las reglas de ortografía.

Charles de Batz – Como le dije a Trini, quitarle el nombre a la Y (i griega) es como quitarle un título elegante para rebajarla a un nombre vulgar. Creo que deberían de emplear su tiempo en algo que mejorara nuestro idioma y nuestra ortografía en lugar de perder el tiempo en bobadas.

Marian – Totalmente de acuerdo, si se eliminan las normas cada uno irá por su lado y al final será el caos ortográfico. No, no creo que nadie se muera por aprender ortografía, pero fíjate que cada vez más se va bajando el nivel cultural aceptando que la gente trabaje poco, en lugar de motivar a los estudiantes y a la gente en general para que se acerquen a un nivel alto que es lo que da categoría a un país. Triste es comprobar en que lugar quedó España en la Evaluación Internacional de Estudiantes, eso debería de hacer pensar a los responsables.

Balovega – El problema no es que algo se quiera cambiar, si no que se cambie para peor.

enero 18, 2011 4:59 a. m.  
Anonymous Toupeiro said...

40 euritos de nada y puesto a la venta en plenas navidades ¡se les ve el plumero de lejos!

enero 18, 2011 10:21 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No son necesarias normas para la nueva ortografía, ya nos encargamos nosotos de hacerlo y si no ahí tenemos los correos, que para decir una frase de cinco palabras la reducen a cero es un decir.Veo absurdas esas medidas y estoy contigo. Besazos Guille

enero 18, 2011 10:49 p. m.  
Anonymous Fuga said...

Me parece lamentable que una institución que se supone existe para velar por un Patrimonio tan importante y tan rico como es nuestra lengua, se la carguen así, por la cara.Que sigan dando facilidades para que cada vez existan más analfetos, más ignorantes, más...Tenemos una juventud cada vez peor formada, ya lo hacen bien , ya...cuanto mas ignorantes mejor para la "casta", mejor los podrán adocenar.

Estoy harta de tantas cosas...

enero 19, 2011 3:59 a. m.  
Blogger Maca said...

Hombre yo creo que una palabra no debería de tener opción a escribirse de dos maneras distintas porque por lógica y por las reglas ortográficas de toda la vida, una de esas formas tendría que estar mal escrita, ,pero cómo seguimos con la manía de tirar por tierra todo lo que está bién hecho...pues por eso!!.
También estoy de acuerdo contigo en lo de los" extranjerismos" (si no se escribe así dará igual ¿no? ) perdimos el latín , perdimos el castellano antiguo, pero ganamos el "Corner " y el "football" ¿que me dices?.
Un beso

enero 19, 2011 7:11 p. m.  
Blogger La Gata Coqueta said...

Paso a visitarte personalmente para presentarte el regalo “Arte y pico” porque tu eres parte de esa gran familia de bloggers a la que me enorgullece pertenecer, percibiendo sin medida, la calidez fraternal que ha enlazado los pilares de nuestra comunicación.

Espera con ansia ser acogido en tus brazos desde este momento en Mis caricias del alma, dando por sentado que él lo sabe apreciar con profunda satisfacción...

Una sonrisa te entrego para que se sumerja en el interior de tu alma y se aúne a la tuya.

María del Carmen hoy y siempre!!

enero 19, 2011 10:49 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Toupeiro – Posiblemente, pero ¿crees que se habrán vendido muchos? Tal como van las economías me temo que la ortografía no se considera prioritaria.

Guille – Yo lo que veo que como sigan dejando que daca uno elija como quiere escribir, vamos mal.

Fuga – No se con que intención real lo hacen, pero no creo que estas novedades vayan a mejorar nuestra forma de escribir. A mi entender lo que tenían que hacer es intentar que todos aprendamos más y mejor para subir el nivel cultural y no cambiar las normas para bajarlo.

Maca – De los extranjerismos ni me hables, como digo siempre no sólo me molestan porque desplazan a las palabras de nuestro idioma si no porque además se pronuncian mal y suena hasta ridículo.
Y por supuesto no se deberían de dar opciones para que en algunos casos cada uno escriba las palabras como más le guste.

La Gata Coqueta – Muchas gracias, enseguida pasaré por ahí.

enero 20, 2011 11:17 a. m.  
Blogger Oréadas said...

Leo a mi tampoco me gusta y todavía menos me gusta tener que cambiar la forma de deletrear mi nombre.
Para mí la Ch siempre será ceache y no che.
Un besito

enero 20, 2011 11:01 p. m.  
Anonymous Toupeiro said...

Te sorprenderia la cantidad que hemos vendido en la "librería" en donde trabajo.

enero 20, 2011 11:36 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Muy bien expuesto, también en nuestro caso la ll es lle y no elle, en fin que todo se desvirtúa un poco desde las costumbres hasta las letras.Un abrazo cariñoso

enero 21, 2011 10:04 p. m.  
Blogger fonsado said...

Todo tipo de cambios "impuestos" nunca tienen un 100% de aceptación. Seguramente, si nos dejaran actuar a todos ante la reforma de la ortografía, no se parecería ninguna.
Nos acostumbraremos (creo).
Un abrazo

enero 22, 2011 10:07 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Oréadas – Pues como parece que cada vez más dejan que cada uno decida pues tú a seguir diciendo ceache que es más bonito que che.

Toupeiro – Pues mira, me parece estupendo porque eso supongo que quiere decir que la gente se preocupa por la ortografía, se esté de acuerdo con los cambios o no.

Rosa María – Lo que no conozco es la causa de que decidieran cambiar los nombres de las letras y como no lo dicen, seguiremos sin entender la razón, al menos en mi caso es así.

Fonsado – Por supuesto que nunca llueve a gusto de todos, pero es que tampoco se molestan en decir por que hacen unos cambios que, al menos desde mi unto de vista, no mejoran en nada la ortografía.

enero 22, 2011 10:29 a. m.  
Blogger almena said...

Hola, querida Leodegundia!
eso de no acentuar el adverbio "sólo" me molesta cantidad.
Sí.

besos!

enero 22, 2011 12:53 p. m.  
Blogger Tawaki said...

A mí no me gustan los cambios. La mayoría me parecen una tontería, aunque un amigo que ye filólogo me ha dicho que sí que le parecen justificados.

Llevará tiempo adaptarse.

Un abrazo.

enero 23, 2011 9:20 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Almena - :-) Y a mi también, de hecho yo sigo acentuándolo.

Tawaki – :-) Pues va a ser que no estoy de acuerdo con tu amigo el que ye filólogo. ¿Cómo explica él la necesidad de cambiar el nombre a la y (i griega) por ejemplo?

enero 23, 2011 10:48 a. m.  
Anonymous Toupeiro said...

Más que nada para regalo; gente joven para uso propio vendí pocas.

enero 23, 2011 1:47 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Toupeiro - Entonces me temo que interés por el libro había menos. ¿No fueron a cambiar el regalo por otro libro?

enero 24, 2011 1:02 p. m.  
Anonymous Mafalda said...

Estoy de acuerdo en lo que dices. Lo de la y griega me parece imperdonable, se le niega su origen, cultura en definitiva. Me niego a llamarla "ye".
Los jóvenes no tendrán problemas, como apuntó alguien por aquí, pero no todos están de acuerdo y no les gusta que les cambien lo que ya han aprendido; así me lo han dicho. Si ya tienen un nombre, ¿a qué cambiarlo si lo conocemos así?

enero 24, 2011 11:46 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Mafalda – Bienvenida a mi casa.
Pues no se la razón de los cambios que hicieron y realmente me gustaría saberlo, pero si está claro que yo seguiré llamando a y, i griega, les guste a ellos o no, :-) a mi edad también tengo derecho a ser un poco rebelde.

enero 25, 2011 4:40 a. m.  
Anonymous Mafalda said...

Gracias por tu bienvenida. Como dice el amigo de Tawaki, algunos sí son justificados. Por ejemplo: monosílabos que no debieran estar con tilde, como guión, pues se supone que la u está para que suene la gu y no con sonido de j, por lo tanto se considera un diptongo; al no existir la misma palabra con otro significado, no se justifica la existencia de la tilde. Y hay más casos. Tampoco me los aprendí todos, pero tendré que hacerlo, no me queda más remedio, pues uso la ortografía, y mucho, en mi trabajo.
Otros, como el origen del nombre la y, para mí no están justificados.Es una letra que funciona como vocal y como consonante, ¿a santo de que llamarle ye?

enero 25, 2011 11:51 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Mafalda – Es posible que algunos si sean justificados, en realidad no hablé más que de algunos, los que a mi entender no tendrían que haber cambiado y eso tampoco significa que yo tenga razón, :-) sencillamente doy mi parecer desde el punto de vista de una persona que ya no está para muchos cambios, serán los que están estudiando ahora los que tengan que aceptarlos.

enero 26, 2011 4:32 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Creo que algunos de los cambios son para unificar con los países de habla hispana. Es lo mismo que ocurrió en la Iglesia cuando en el Padrenuestro de la Misa se cambió perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores por perdónanos nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

Parece ser que en América lo decían así por tener allí un feo sentido la palabra deudor, pero resultó que por uniformar se produjo un error teológico al considerar que nosotros podemos ofender a Dios, mientras antes lo que se decía era que estamos en deuda con Él.

enero 26, 2011 11:04 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen - Está claro que con los cambios hay que tener mucho cuidado pues en lugar de arreglar algo puede que se estropee, por eso creo que lo que está bien no debe de tocarse ni para contentar a alguien.
No sabía que esa fuera la razón del cambio del Padrenuestro de la Misa.

enero 28, 2011 9:53 a. m.  
Blogger Goathemala said...

Como dicen hoy en día, acato pero no comparto los cambios. Me costará hacerme a ellos, la verdad.

Un abrazo.

enero 30, 2011 11:59 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Goathemala - :-) Pues yo a estas alturas ya ni comparto ni acato.

enero 30, 2011 4:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home