Mi foto
Nombre:

sábado, mayo 21, 2005

Móviles

Hace años cuando alguien decía que tenía un móvil enseguida te ponías en lo peor pues estabas acostumbrada a frases como "el móvil del crimen se cree que pueda ser...." o bien "el móvil del robo fue....", pero hoy el único móvil que casi todo el mundo tiene es un pequeño artilugio que cada vez tiene mas aplicaciones hasta el punto de que como siga así va a llegar un momento en que se va a transformar en un apéndice mas de nuestras manos, de hecho muchos jóvenes al parecer ya tienen una pequeña deformación en uno de sus dedos de tanto mandar mensajitos. Indudablemente estos artilugios tienen su parte positiva, pero también su parte negativa.
Como casi todo el mundo tiene uno, hay ocasiones en las que cuando en una cafetería suena un teléfono, todos los presentes se llevan la mano al bolso con la misma rapidez que lo hacían los pistoleros del lejano Oeste para ver quien lo saca primero, otras veces sucede lo contrario, quizás para que nadie piense que le hace muhca ilusión que suene su móvil (sobre todo si son novatos), miran distraidamente a todos lados con cara de no importarles nada y solo si sigue sonando se deciden a coger el suyo y contestar diciendo con cierta dejadez ¡Ah, pero si es el mío!, claro que para entonces la persona que llamaba ya se cansó y cortó la llamada y es curioso, pero el receptor se enfada y suele decir "para que llamarán si luego cuelgan" y como le queda el gusanillo empieza a llamar a los últimos números registrados y a preguntar "¿me llamaste tú?", como no tiene en cuenta que hay números que no quedan registrados, después de varias llamadas sin encontrar al causante del timbrazo, su grado de enfado sube contra "esa gente que llama, no tiene paciencia y además no deja mensaje" y vuelven a guardar el teléfono en su bolso con ese mal sabor de no saber quien llamaba ni para que.
Luego están las personas distraídas que llevan un móvil pero como si no lo llevaran pues o no lo oyen o si lo oyen no reconocen la musiquilla que le pusieron y además se quejan de que "la gente es la leche" y sueltan sin ningún pudor "para que llevarán móvil si cuando suena no lo cogen", o los que se preocupan de meterlo en el bolso antes de salir de casa y no se fijan que está descargado, o algunos jóvenes que no administran bien sus llamadas y luego se quedan sin saldo, por lo que todas estas personas a pesar de poseer "este aparatiro tan útil" se quedan tan ilocalizables como antes de haberlo comprado. También existen los que se aprovechan de todo y en cuanto ven a alguien con un móvil le dicen ¡Ah, aprovechando que sacaste el teléfono y por no sacar el mío voya a hacer una llamadita! y se te llevan por delante la mitad del saldo. O esas otras que como saben que están medio sordas y no van a enterarse cuando suene, activan una opción para que el teléfono vibre y luego cuando llega a algún sito dejan el bolso tan separado de ellas que ni lo oyen ni lo sienten, en fin, también quedan las que son como una de mis hermanas que si por casualidad oye la llamada se lía con los botones y suele dar a cualquiera menos al de descolgar y acaba cortando la llamada.
Yo no tengo mucha suerte con los móviles, mejor dicho, con la gente que los tiene y a la que tienes que localizar en un momento de apuro, pues parece que estoy predestinada a que cada vez que hago una llamada a esos aparatitos siempre me sale algo como "está fuera de cobertura" o ".....le informa que el número al que llama se encuentra apagado" o "el número al que llama no puede atenderle en este momento, deje su mensaje..."y yo me enfado, me pesco unos cabreos enormes pues con mi mente cuadriculada no entiendo que se lleve un móvl para estar localizables en un caso de emergencia y cuando este se produce, la persona que necesitamos "NO TA" "TA CONDIDA" Grrrrrrrr.
Quizás soy un poco mala, pero creo que algunas personas presumen de móvil y lo usan sin medida hasta el punto de que te hacen llegar a la conclusión de que en realidad no hablan con nadie, solo se lo ponen en la oreja por mostrar que tienen uno; el otro día iba yo por la calle y delante de mi iba un chico con el móvil pegadito a la oreja y hablaba sin parar, luego se le debía de cansar el brazo y lo dejaba caer a lo largo del cuerpo para un momento después volver a arrimarlo a la oreja, decía algunas palabras y volvía a dejar caer el brazo y yo me pregunté ¿será que no está hablando con nadie o será que solo quiere hablar y no escuchar lo que le responden?, nunca lo sabré pero durante el trayecto en que fue delante de mi que duró unos veinticinco minutos, no dejó de repetir esta maniobra y cuando tomamos caminos diferentes aún seguía ejercitando el movimiento de su brazo arriba y abajo.
Bueno, como dije no todo es negativo, bien empleado puede ser muy útil y sacarnos de muchos apuros pero sencillamente creo que se abusa en demasía y que no es necesario pegar el teléfono a la oreja desde que uno se levanta hasta que vuelve a ponerla en la almohada.

24 Comments:

Anonymous vergonzoso said...

Yo era uno de esos gilipollas que siempre tenia el último movil y hacia el capullo, pero al ver la cantidad de gente que hay ahora, lo último que necesito es camaras, y mariconadas varias.

lo uso lo mínimo y soy mas feliz.

cada vez hay mas movil-capullos.

Tu post ha estado genial!. jeje.

mayo 21, 2005 3:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No eres la única Leo, yo estoy harta de que siempre que tengo que llamar al móvil de alguien nunca esté disponible... ains...

mayo 21, 2005 3:43 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Pienso igua que tú. A mí me agobia el estar conectada y disponible en todo momento. Procuro usarlo sólo en caso de emergencia, lo demás es tontería.
A mí lo que me deja a cuadros es cuando veo a niños de 9 o 10 años que van con móvil por la calle, me parece demasiado...
Un abrazo.

mayo 21, 2005 3:46 p. m.  
Anonymous Willy said...

Totalmente de acuerdo.
Lo peor de todo es cuando se supone que necesitas a alguien y su movil no está operativo. También coincido con brisa... ¿es normal que los crios tengan acceso a edades tan tempranas a semejante tecnología?
Y para qué tanta chorrada en un teléfono? Un teléfono es para llamar... si quieres jugar te pillas una consola, y si quieres musica hay radios y reproductores mp3 diminutos... y camara... en fin, son penosas en los moviles. Por menos de 100 € tienes unas camaritas digitales muy coquetas y con calidad suficiente pa divertirse un rato.
¿Por qué se empeñan en integrar en un teléfono tanto cachivache como si fuera una navaja suiza?
¿Aguien usa el telefono para algo distinto de realizar llamadas? (No vale incluir el vibrador, jajajajaja)
Un saludo

mayo 21, 2005 8:07 p. m.  
Anonymous diego said...

Yo confieso que mi teléfono tiene cámara, mp3 y radio fm entre otras monadas que hace -creo que la próxima generación podrá hacer tostadas-, pero también confieso que nunca uso nada de lo que hace a excepción de las funciones básicas de llamar y contestar. Y entonces me cuestiono sobre mi decisión de querer ese teléfono "que tiene y hace de todo" si no lo uso. Y hay otro caso de señoras y su móvil. Cuando lo tienen dentro del bolso, y suena un móvil, muchas de ellas acercan el bolso a su oreja para ver si es el de ellas, y si lo es, entonces comenzar la búsqueda -que bien el bolso de la mujer merecería un post- para encontrarlo cuando la otra persona colgó. Saludos!

mayo 21, 2005 8:40 p. m.  
Anonymous Keizy said...

Uyyyysss pues no me pegueis pero yon tengo un movil "almeja" de estos que se abren y hacen fotos y estoy mas que encantada con el. Me paso el día haciendo fotos a todo lo que se menea (tiene flash y de todo) y me encanta probar el mode grises, el de relieve, el de blabala y hacerme fotos a mi misma haciendo el bobo *_*

MUAKSS (k)

mayo 21, 2005 9:18 p. m.  
Anonymous Elen said...

Mi móvil y yo somos incompatibles, cuando llaman no lo oigo, cuando llamo no lo cogen, recibo misteriosos mensajes que no van dirigidos a mi, tardo una media de 20 minutos en enviar un sms por que me equivoco, mis amigos me echan broncas por que casi nunca lo llevo y cuando lo llevo no me llaman....los muy....jajaja.
Pero reconozco que es muy útil, y desde hace un tiempo lo llevo siempre encima y....conectado.

Besos.

mayo 22, 2005 1:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hombre, la verdad es que lo de los sonidos reales está muy bien, pero paso de juegos cutres, lo cambio porque Amena mejore su cobertura ¬¬

(Iván de rosanegra)

mayo 22, 2005 1:13 p. m.  
Blogger haushinka said...

Antes era raro el que tenía un móvil. Cuando sonaba y lo cogías por la calle, la gente te miraba con cara de bicho raro. Ahora es lo más normal. Otro ejemplo de que la sociedad evoluciona (no sé si a mejor o a peor pero sigue un camino). Ahora el raro es que no dispone de móvil.

Todo tiene ventajas e incovenientes, tampoco es bueno generalizar. La verdad es que te puede sacar de muchos apuros (te quedas tirado en la carretera, se estropéo el tren y llegarás más tarde...etc,etc). Pero también es cierto que estás más controlado y que en muchas ocasiones el uso del móvil no es el correcto. No es juego y a mucha gente se le olvida. No puedo entender cómo niños de 12 años tienen móvil propio, para descargarse juegos y ponerse la última melodía. Pero bueno...cada cual...

Kisitos.

mayo 22, 2005 1:18 p. m.  
Anonymous Ume said...

A mi, a igual que a ti, me saca de mis casillas llamar a alguien y que no esté disponible... y además sea una costumbre... "amos" que para qué demonios quiere un móvil?!!!... Saludos.

mayo 23, 2005 12:20 p. m.  
Anonymous Unomás said...

Gracioso, como siempre.
Yo detesto esos aparatitos y, por supuesto nunca lo llevo encima.
Sólo lo encuentr práctico cuando sales en coche por si te pasa algo.

mayo 23, 2005 1:37 p. m.  
Anonymous Ivich said...

Hello

Cuanto tiempo :) Me habia saltado ya un post y todo... y ademas uno en que salgo (mooolaaaa! gracias :*)

Pues lo del movil tiene su quid. Yo era una de las reticentes resistentes, y hasta que no me engancharon uno en el trabajo me negue a adquirirme el cacharrito. Pero claro, una vez q lo tienes te acostumbras, y ya parece dificil prescindir de el. Ademas, ahora se usa el movil para todo: agenda, camara de fotos, stock de mensajitos-alentadores, stock de informacion varia, modem, juegos para las colas de supermercados o aereopuertos, enfin... que ya parecen micro-computadoras.
Pero lo que mas me molesta del movil es el "concepto" mismo del movil: tener que responder siempre cuando llamen, tener que estar siempre disponible, interrumpir lo que hagas por descolgar, que suene cuando estas hablando con alguien, o comiendo, o lo que sea. Debo reconocer que varias veces yo ni contesto al mio... intentando que no sea la tecnologia la que se imponga en mi vida! hay momentos que hay que saber preservar.

hasta pronto

Ivich

mayo 23, 2005 1:57 p. m.  
Anonymous Dignalo said...

Tienes toda la razon nos hemos convertido en unos movilesdependientes, la excusa que tengo yo es no tener telefono fijo en casa y el placer que supone darle a un boton y desaparecer del mundo...
Besos de la familia

mayo 23, 2005 6:59 p. m.  
Anonymous mark66 said...

Yo tengo mi número desde el noventa y siete, y entonces en el trabajo yo era el único que lo tenía, fíjate. Y todos me miraban como un bicho raro. Si sonaba en la cafetería, se quedaban mirándome como cogía el teléfono y me ponía a hablar. ¡Tremendo!
Yo ahora lo llevo por la mujer, y no veas como se cabrea si no llego a cogerlo. Y no es que me líe, es que como lo tengo en la chaqueta, cuando quiero alcanzarlo ya es tarde... y me echan unos puros...
:o)
¡Ah! Y cuando hablamos de comprar uno nuevo... ¡se lo queda ella! Yo me quedo el antiguo... pero bueno, yo paso, con poder hablar...

mayo 23, 2005 7:14 p. m.  
Anonymous Azul said...

Gracias por la visita...voy a ponerme al corriente con tu blog...por cierto, yo uso el movíl, lo indispensable, algún mensaje, responder a otro. Con los años ha ido perdiendo la novedad, como con todo :P

Un biko.

mayo 23, 2005 8:38 p. m.  
Anonymous superosika said...

Yo soy la desastre que lo tiene en silencio y con el vibrador, bueno en realidad soy una mezcla de todos los casos patéticos. El caso es que consigo sacar de quicio a toda mi familia con el dichoso movil... Lo peor que me ha pasado es que una vez lo llevaba en el bolso sin bloquear el teclado y cuando abrí el bolso para coger las llaves escuché a una loca: le comunicamos que si no se identifica vamos a tener que dar por terminada la comunicación... 12 MINUTOS llevaba la pobre operadora diciendo cosas y yo sin contestarle!!

Ais Leo prometo no ser tan desastre, un besito!!!

mayo 23, 2005 9:44 p. m.  
Anonymous leumaS said...

Yo tardé mucho tiempo en tener uno, y fui el último de mis amigos en comprarmelo, cuando ya no era tan novedad.
Lo he usado mucho pero más q nada para hablar con la chica con la q estaba. Ahora lo uso para lo minimo.
Eso sí, lo de tener el ultimo modelo, no es solo con el movil, a los humanos, nos da tener lo ultimo en todo.. coches, ordenadores.....
Y hay gente q simplemente hace el capullo con ellos, y no por tener movil a la ultima se es mejor, q a veces cuando sacas uno antiguo hasta te miran mal :)
Un besin
chau

mayo 24, 2005 12:59 a. m.  
Anonymous leumaS said...

Se me olvido decirte que tu historia del cristo es estupenda, me ha gustado muchooooooooo
Chau again

mayo 24, 2005 1:01 a. m.  
Anonymous ladina said...

En mi casa pasa algo parecido a lo que comenta Marck, el que estrena es mi hijo, yo heredo el suyo y el mío lo hereda mi marido, jajajaa, al pobre le toca la última penca de la casa, pero si no sabe ni como se usan, para qué quiere más??, angelico, no se queja de ná. Saludis.

mayo 24, 2005 5:21 p. m.  
Anonymous cenicienta said...

Sí es cierto, son positvios y negativos. El problema es q se pierde mucha intimidad. Yo tenía una adicción a tenerlo siempre encendido y mirar constantemente las llamadas. Ahora no hago eso. Cuando quiero disfrutar de algo, lo apago y punto.
Muchos besos

mayo 26, 2005 12:32 a. m.  
Blogger marrakech said...

No podemos negarnos, es el futuro. Su utilidad es manifiesta y solucionan a veces hasta la vida, ya que si por él te auxilian... pues, no la diñas.
El problema está en el uso que les damos, en su infrautilización, pero bueno,estamos inmersos en esa vorágine y somos tan "modernos"... en fin, espero que se nos pasará y les daremos un uso más racional, en cuanto se nos pase lo provinciano. Un beso amiga.

noviembre 05, 2005 1:03 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Marrakech - Por supuesto que yo no tengo nada en contra del móvil en si, es bueno y útil si se le utiliza de forma correcta, lo que critico es el mal uso que se le da y que ya se considere que sin un móvil no se puede vivir y que con tanta facilidad que hay ahora para la comunicación en realidad la gente está más sola que nunca.
Jaja, bueno, no todos, algunos tenemos la suerte de gozar de la compañía de buenos amigos con los que se pasea y se charla amigablemente y ya ves, sin necesitar un móvil.

noviembre 05, 2005 7:14 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Desde que se publicó este post han cambiado las cosas un montón, pues ahora están los smartphone, que son ordenadores en miniatura con sus "guasas" y sus teclados virtuales, pero lo que no ha cambiado es algo que siempre me hace gracia: como miente la gente cuando dice por ellos donde está, la cantidad de veces que oigo decir: Ya llego, estoy en tal calle. Y resulta que está en otra bastante lejana de esa.

agosto 04, 2013 9:39 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen - Si, ahora los móviles hacen casi de todo, pero a mi lo que me sigue sorprendiendo es que la gente tenga tanto que decir que van por la calle con los ojos mas puestos en esos cacharrines que en la propia calle, sobre todo la gente joven pues la mayoría llevan uno en la mano y los auriculares puestos y ¡hala! hablando sin parar o mandando mensajes.

agosto 04, 2013 10:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home