Mi foto
Nombre:

domingo, noviembre 27, 2005

La Urraca y la mona

Un día me dijo Azul que le gustaban las historias protagonizadas por las urracas y me pidió que si sabía alguna que se la contara, le prometí que así lo haría y que además se la dedicaría. Pues bien, quise ponerle un cuento que nos contaba mi madre en el que la protagonista era una pega (así se las llama en Asturias y creo que en Galicia también), pero yo no lo recordaba bien y mi madre, que no está pasando por sus mejores momentos, tampoco, así que busqué otra cosa y de momento sólo encontré esta fábula que espero le guste, es de Tomás de Iriarte (Puerto de la Cruz 1750-Madrid 1791)



LA URRACA Y LA MONA
A una mona
muy taimada
dijo un día
cierta Urraca:

“Si vinieras
a mi casa,
¡cuántas cosas
te enseñara!.
Tú bien sabes
con qué maña
robo y guardo
mil alhajas.
Ven, si quieres,
y veráslas
escondidas
tras de un arca”.

La otra dijo:
“Vaya en gracia”.
Y al paraje
le acompaña.

Fue sacando
doña Urraca
una liga
colorada,
un tontillo
de casaca,
una hebilla,
dos medallas,
la contera
de una espada,
medio peine
y una vaina
de tijeras;
una gasa,
un mal cabo
de navaja,
tres clavijas
de guitarra,
y otras muchas
zarandajas.

“¿Qué tal? - dijo -.
Vaya, hermana.
¿No me envidia?
¿No se pasma?
A fe que otra
de mi casta
en riqueza
no me iguala”.
Nuestra Mona
la miraba
con un gesto
de bellaca;
y al fin dijo:
“¡Patarata!
Has juntado
lindas maulas.
Aquí, tienes
quien te gana,
porque es útil
lo que guarda.
Si no, mira
mis quijadas.
Bajo ellas,
camaradas,
hay dos buches
o papadas,
que se encogen
y se ensanchan.
Como aquello
que me basta,
y el sobrante
guardo en ambas
para cuando
me haga falta.
Tú amontonas,
mentecata,
trapos viejos
y morralla;
Mas yo, nueces,
avellanas,
dulces, carne
y otras cuantas
provisiones
necesarias.”

Y esta Mona
redomada,
¿habló sólo
con la Urraca?
Me parece
que más habla
con algunos
que hacen gala
de confusas
misceláneas,
y fárrago
sin sustancia.

El verdadero caudal de erudición no consiste en hacinar muchas noticias, sino en recoger con elección las útiles y necesarias.

40 Comments:

Anonymous Azul said...

Muchas Gracias Leo!!! Es un detalle muy bonito que lo recordarás, las Urracas me encantan, me parecen seres mitologicos muy interesantes y como buenas aves son especiales, de ahi tantos cuentos e historias.

Y claro que me gusta, no conocía esta fábula y es muy chula. Me la guardaré!!

Espero que esos momentos por los que pasa tu madre vayan mejorando, un biko enorme para ambas

Buen domingo y un abrazo Leo! :D

noviembre 27, 2005 4:24 p. m.  
Blogger Ogigia said...

Por aquí ¡¡¡cuántas!! ¡¡qué resistentes al hambre, al frío!!

noviembre 27, 2005 4:25 p. m.  
Anonymous Aitor said...

Bella fábula. Y muy apropiada en los tiempos que corren!!! Genial, como siempre

noviembre 27, 2005 6:25 p. m.  
Anonymous Trini said...

Me encantan las fábulas, esta no la conocía, al menos no la recuerdo, y me ha encantado. A veces perdemos media vida atesorando cosas inservibles mientras se nos escapan tras la espalda lo verdaderamente importante.

PD: Hay soledades sanas y otras enfermizas, yo las padezco, de vez en cuando, ambas y como tal, de ambas escribo, hoy le toca a la peor de las soledades otra vez alabaré la buena.

Un abrazo

noviembre 27, 2005 7:33 p. m.  
Blogger almena said...

hoy fábula con moraleja!
:-) pues tiene razón la mona...

Ah! Leodegundia, espero que tu madre vaya mejor.
Un beso

noviembre 27, 2005 8:09 p. m.  
Anonymous Andrea Recol said...

¡Fantástica historia! Creo que sabes perfectamente que me encanta este tipo de historias porque son para mí fuente de inspiración..¡Y que gran verdad encierra! La clave está en saber discernir lo ques es importante de lo que no es.

Y ojalá tu madre mejore. Besillos y muchas gracias por todo.

noviembre 27, 2005 8:36 p. m.  
Anonymous Marian said...

Qué sabiduría popular encierran las fábulas. Y cómo me has hecho tirar de diccionario para no salir del contexto, jejeje.
Un besín,y que ese buen ánimo que nos trasmites también sirva para que tu madre mejore.

noviembre 27, 2005 8:40 p. m.  
Blogger melytta said...

Me ha gustado mucho la fábula y sobre todo la moraleja.
Llevo un tiempo intentando reorganizar y desde que hice el Camino de Santiago me dí cuenta de la cantidad de cosas innecesarias que guardamos, materiales e inmateriales y lo mucho que hacen que pese nuestra mochila, para nada...
Besitos, Leo.

noviembre 27, 2005 10:10 p. m.  
Blogger Anazia said...

Desde luego que hay mucho que aprender con ellas, con las fábulas y contigo ^_^ Muy buena historia.

noviembre 27, 2005 10:38 p. m.  
Anonymous jose said...

Y los tiempos no cambian.
¿Cuánto vale un lingote de oro en una patera de las que cruzan el estrecho? Mas bien es un lastre.
Llevamos (quienes pueden) fortunas inútiles en las manos y en el cuello y nos quejamos por el precio de un kilo de patatas.
No tenemos remedio. Y ahora vienen Navidades. Lo que cuentas se multiplica por mil. No hay dinero en los ayuntamientos para rampas de acceso a minusválidos pero sí lo hay para millones de luces de colores.
No sigo, que me caliento.
Sea lo que sea, que todo cambie para bien. Un saludo.

noviembre 28, 2005 12:39 a. m.  
Blogger Kuan said...

Me gustan mucho las fábulas, y esta no la conocía. Muy aleccionadora, quedarse con lo importante soltando el lastre de lo accesorio.

Besitos, Leo. También para tu madre

noviembre 28, 2005 12:41 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Lo primero dar las gracias a todos los que os interesáis por la salud de mi madre, su estado no es bueno y sus momentos de mejoría son muy cortos.

Azul – De nada, me gusta cumplir con lo prometido, aunque en este caso mi primera idea fue el cuento al que hago referencia, pero de momento no es posible.

Ogigia – Por esta zona también hay bastantes. Es curioso ese deseo de atesorar que tienen.

Aitor – Me alegra que te guste es una de tantas que antes se leían a los niños, me da la impresión de que ahora no se hace.

Trini – Seguro que si la conocías, lo que pasa es que ahora no se suelen leer y se nos van olvidando.
Sobre la soledad, lo se y te entiendo, sencillamente es que en estos momentos para mi la soledad es la sana, gracias a Dios.

Almena – Todas las fábulas tienen moraleja, en realidad con ese fin se hicieron.

Andrea Recol – Jajaja, no creo que tú necesites demasiada inspiración, que de eso andas sobrada, en cuanto pueda paso por tu blog para ver como sigue la historia.

Marian – Tirar de diccionario es bueno, yo siempre tengo uno al alcance de la mano para cuando me encuentro con alguna palabra de cuyo significado no estoy muy segura.

Melytta – Tienes razón, en el fondo todos parecemos pegas (urracas) guardamos y guardamos y luego cuando las necesitamos la mayor parte de las veces no sabemos en donde las pusimos.

Anazia – Con las fábulas, son ellas las que nos pasan unas buenas enseñanzas.

José – Que el género humano no cambia gran cosa eso está clarísimo, pero tendremos que seguir intentándolo y con el gasto de las Navidades me temo que ya no hay forma de cambiarlo, tira uno la casa por la ventana y luego el resto del año a pan y agua.

Kuan – Si, deberíamos de seleccionar más y poner más atención a lo que es realmente importante, quizás así nuestras vidas no serían tan complicadas.

noviembre 28, 2005 10:26 a. m.  
Blogger C Sh said...

Mi abuela decía: una pega alegría, dos pegas mucha alegría, tres pegas convite, cuatro ... funeral

Me he pasado la vida mirándolas y temiéndolas. Sobre todo porque con ellas no es conveniente dejarse nunca la ventana abierta. Aunque yo soy de las de mucha morralla y poca utilidad :)

Pero me sigue encantando encontrarme con dos pegas por el camino porque entonces me parece que escucho a mi abuela regalándome un buen ''augurio'' y suele surtir tanto efecto, el efecto placebo, que suele funcionar :)

Besos

noviembre 28, 2005 11:00 a. m.  
Anonymous chupituni said...

Muy buena y acertada ;)

Besitos

noviembre 28, 2005 12:43 p. m.  
Blogger Cris said...

Estupenda la fábula, y más aún la moraleja.

Me gustaba mucho leer fábulas, recuerdo con una sonrisa en los labios aquellos libros del colegio: Iriarte, Esopo, Samaniego... Una manera deliciosa de extraer enseñanzas.

Gracias Leo, y buen inicio de semana!
Un beso.

noviembre 28, 2005 2:06 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

una buena fábula sí señora... y desde luego con una moraleja muy importante.. hay q buscar calidad y no cantidad... de poco sirve muchas cosas si éstas nos son útiles.. besos

noviembre 28, 2005 3:14 p. m.  
Anonymous jubilado said...

Muy bonita la fábula. Yo tenía un libro que nos hacían leer en el colegio, en el que había una colección de fábulas de varios autores. No sé donde está; pero desde que he descubierto internet solo hace falta poner la palabra adecuada en el buscador y separar el grano de la paja.
Lo bonito es que todas tienen su moraleja.
Besos

noviembre 28, 2005 6:43 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

C sh – Estaré atenta cuando vea alguna pega para contarlas, espero que nunca sean cuatro. Gracias por la información.

Chupituni – Me alegra que te parezca acertada, creo que su moraleja es buena.

Cris – No se por que me da que ahora no se leen en la escuela y si me apuras en ningún otro lado.

Natalia – Tienes toda la razón, pero me temo que aún así no hacemos mucho caso.

Jubilado – Si, Internet da mucha información, pero yo sigo prefiriendo los libros, concretamente esta la saqué de un libro que era de mi padre, que no sólo contiene las fábulas, si no también un diccionario con las palabras menos conocidas y un índice alfabético de los animales y personajes que figuran en las en las mismas.

noviembre 28, 2005 8:08 p. m.  
Anonymous Andrea said...

Me ha hecho gracia tu reciente visita. Yo también estoy por aquí de cotillona...Si te digo la verdad, ni yo misma sé por dónde voy a salir, y eso es lo que más me apasiona. La verdad es que casi siempre los comentarios, en mi caso, me parecen hasta más graciosos que lo que escribo....Bueno, desde que conocí a Doña Josefina, es verdad que siempre estoy inspirada. Ella dice que se abrieron los chakras...Jajaja. Y yo no sé muy bien ni lo que es eso. Besitos

noviembre 28, 2005 9:04 p. m.  
Blogger Turulato said...

El verdadero caudal de erudición no consiste en hacinar muchas noticias, sino en recoger con elección las útiles y necesarias...
Me gusta Leo. ¿A quién me recuerda...?

noviembre 28, 2005 11:42 p. m.  
Blogger almena said...

jajaja Leodegundia, sí, mi... "fábula con moraleja" es redundante. Sería como decir es un cocido madrileño con garbanzos ¿no? :-)

Un beso!

noviembre 29, 2005 1:08 a. m.  
Anonymous Inés said...

Toda una enseñanza para una vida mas plena, en la que sólo las cosas importntes ocupen lugar.

un abrazo

noviembre 29, 2005 3:24 a. m.  
Anonymous marcarlop said...

Bella fábula. ¿Para qué tantas cosas inútiles? ¡Aunque yo tengo unas cuantas!

Sobre el post anterior, yo hace que paré de fumar 19 meses. Lo decidí porque no me encontraba bien, y una de las cosas que pensé, y aún pienso, es que intentaré evitar el convertirme en una nueva inquisidora en la guerra contra el tabaco.
Siempre me han molestado aquellos que al dejar de fumar se vuelven más intolerantes que nadie...

un abrazo

noviembre 29, 2005 4:28 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Andrea Recol – Seas bienvenida de nuevo y tranquila, seguro que sabes muy bien por donde salir, ya tengo ganas de saber como va la partida.
La chakra, según uno de mis libros es una voz sánscrita con muchos significados simbólicos, que se aplica entre otras cosas al disco solar de Visnú y a la ley universal de Buda. En el yoga designa los centros síquicos que son siete. Bueno, no me enrollo más que posiblemente no te sirva para nada.

Turulato – Pues vaya usted a saber, se conoce a tanta gente a lo largo de la vida.

Almena – Tranquila que sólo fue una manera de expresarse, es que, moraleja es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando decimos fábula, eso nos pasa a todos.

Inés – Bienvenida a mi casa. Si, esa es la enseñanza pero casi nunca la ponemos en práctica.

Marcarlop – Todos “atesoramos” un montón de cosas que no nos valen para nada, pero los humanos, al igual que a las pegas nos encanta acumular cosas.
En cuanto a lo del post anterior, tienes razón no hay que cambiar de bando volviéndose el peor de los enemigos de lo que antes nosotros también hacíamos.

noviembre 29, 2005 7:34 a. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Muy sabia la moraleja, Leo.

Un abrazo

noviembre 29, 2005 8:52 a. m.  
Blogger Glassy said...

Muchos ánimos para tu madre, Leo. Con respecto al cuento inicial que querías contarle a Azul, tal vez si das alguna pistilla alguien de por aquí lo conozca también y pueda ayudarte a rescatarlo...

Un abrazo.

noviembre 29, 2005 11:44 a. m.  
Anonymous Dignalo said...

buena moraleja....
Va aser que la mona llevaba razon...
Besos de la familia

noviembre 29, 2005 12:19 p. m.  
Anonymous valentina said...

Deberiamos aprender de todas esas fabulas..que tan sabiamente escribieron algunos..
Besitos.

noviembre 29, 2005 1:18 p. m.  
Anonymous lanamberguan said...

me encantan las fabulas
y tneog un libro pequeñisimo de tomas d iriarte del 44 en terciopelo rojo con grabados jejejeje una virgueria
besos

noviembre 29, 2005 1:50 p. m.  
Blogger Tastavins said...

Me encantan las fábulas. Es cierto que hay que saber elegir.
He leído en los comentarios lo de tu madre. También espero que se reponga pronto.
Un abrazo.

noviembre 29, 2005 2:05 p. m.  
Anonymous Darilea said...

Bonita fábula, deberiamos hacer caso de la mona y guardar lo que nos será util en el futuro.
Besitos.
Pd. Leo y Azul ambas de visita obligada.
Te deseo mejoría para tu madre.
Muackkkk.

noviembre 29, 2005 3:27 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Brisaenlanoche - Como todas Brisa.

Glassy – Es un poco difícil porque yo creo que era de los que nos contaba mi madre que lo más seguro era de su invención, esperaré para ver si se mejora un poco y entre las dos intentaremos recordar. Gracias de todos modos.

Dignalo – Supongo que si, las monas son muy listillas.

Valentina – Somos tan duros de mollera que no creo que aprendamos nunca.

Lanamberguan – Pues consérvalo como oro en paño, adoro los libros, son como verdaderos amigos.

Tastavins- Gracias preciosa, te agradezco tu interés

Darilea - Gracias Darilea por la visita y por el deseo de mejoría de mi madre.

noviembre 29, 2005 3:30 p. m.  
Anonymous Hannah said...

No conocía esta fábula. Es genial.
Felicidades por tu Blog.

Un saludo muy cordial.

Hannah

noviembre 29, 2005 7:41 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

No conocia esta fabula ¡Gracias!

noviembre 30, 2005 4:21 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Hannah – Me alegro que te guste mi blog y el poder mostrarte una fábula que no conocías.

Consumidor irritado – De nada, procuro poner las menos conocidas.

noviembre 30, 2005 6:40 p. m.  
Anonymous Carlos said...

"El verdadero caudal de erudición no consiste en hacinar muchas noticias, sino en recoger con elección las útiles y necesarias." Me ah gustadoe sta frase, simplemente no hay mejores palabras para explicar todo.
Quizá en algunos días, puedas oír los castpost =).

un abrazo

diciembre 02, 2005 4:45 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Carlos - Estoy de acuerdo contigo.
Ya pude escucharlos y te dejé mensaje.

diciembre 03, 2005 6:21 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me gusta me al ludo a hacer mi tarea

febrero 25, 2012 7:20 p. m.  
Anonymous Cometa said...

Gracias me encanto jija

febrero 25, 2012 7:22 p. m.  
Blogger jose said...

Me a gustado jajajaj
Tengo una urraca en casa lleva ya tres dias es un macho aun es un polluelo
Desgraciada mente se callo del nido
Y yo pasaba con la bici y la vi
La verdad es que la veo que es muy lista
Come mucho jejej
Hoy la voy a comprar gusanos
Para que tenga mejor alimento
Sabeis si es bueno darle huevo de gallina ?
La estoy dando todos los cuidados necesarios
La voy a cuidar bien

junio 10, 2015 10:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home