Mi foto
Nombre:

domingo, mayo 28, 2006

Viaje al sur

Abandono por un tiempo las brumas del norte para dirigirme al sur, quiero ver con mis propios ojos un palacio del que todos cuentan maravillas y que se halla en Granada. Noticias tengo de que está situado en lo alto de la colina que los moros denominaron al-Sabika y que eligieron por su situación estratégica. Alhambra lo llaman por su color rojizo, el color de las tierras del lugar.

El camino es largo, habiéndome despedido ya de Asturias, cruzo ahora las tierras de León y ante mi comienzan a dibujarse las tierras llanas en donde la vista se pierde, caminos rectos e interminables que me van llevando de un pueblo a otro, siempre en dirección sur. En las posadas entablo conversación con gentes que de allá vienen para ir recabando información sobre la ciudad a la que me dirijo y poco a poco me voy enterando que se cree que el palacio está edificado sobre unas construcciones anteriores a la llegada de los musulmanes y que se convirtió en residencia real con el primer monarca nazarí Mohamed ben Al-Hamar que inició la época de mayor esplendor. Él y sus descendientes hasta llegar a Yusuf I y Mohamed V, fueron haciendo ampliaciones hasta convertirlo en un lugar de ensueño.

Hoy la marcha fue larga y en solitario, apenas me crucé con algunos pastores que llevaban sus rebaños no se a dónde pues todo se ve seco y terroso, y la única posada que encontré parecía desierta, antes de retirarme a mis aposentos para descansar, acepté de buen grado un poco de queso y miel y alguna pieza de fruta, únicas viandas disponibles y mientras comía en silencio escuché una voz ronca que recitaba lo que parecía un romance, al principio en un susurro y luego con más fuerza. No se como empezaría, pues sólo esto pude entender:

…………………………..
Bien se te emplea, buen rey,
buen rey, bien se te empleara:
mataste los bencerrajes,
que eran la flor de Granada;
cogiste los tornadizos
de Córdoba la nombrada.
Por eso mereces, rey,
una pena muy doblada,
que te pierdas tú y el reino
y que se acabe Granada.
¡Ay de mi Alhama!

Al oír nombrar a Granada, no dudé en dirigirme al viejo desaliñado que en un rincón de la posada y reclinado sobre una mesa, entre trago y trago de la jarra que en la mano tenía recitaba lo que acabo de relatar. Preguntéle quienes eran esos bencerrajes y él me informó que era una familia granadina muy importante, de origen africano, que tenía como rivales a la familia de los zegríes con quienes sostuvieron sangrientas luchas y que en tiempos del rey Muhamad X fueron asesinados en la Alhambra, en una sala que desde entonces se llama de los Abencerrajes; quise conseguir más información, pero dejó caer la cabeza sobre la mesa mientras repetía una y otra vez ¡Ay de mi Alhama!.

Las tierras estas que cruzo están llenas de bellos e impresionantes castillos, son las tierras que llaman Castilla debido al gran número de ellos que aquí existen, algo poco conocido en el lugar de donde vengo pues allí los castillos son sus montañas, las que durante tanto tiempo nos ayudaron a dificultar la entrada de los pueblos invasores. Bueno es viajar y conocer otros lugares y otras gentes, aunque mi corazón añora mis verdes tierras, mi mar bravío y mis cielos grises que con tanta frecuencia derraman lágrimas copiosas.

Cuando creí que sólo el norte tenía enormes montañas, me encuentro que en el sur también las hay y yo que entiendo de ellas, puedo asegurar que al igual que las de mi tierra, son hermosas. Llegando estoy a Granada y ante mis ojos se asoman unas montañas cubiertas de nieve que parece que irradien luz propia al reflejar la del sol que aquí brilla con fuerza, ninguna nube empaña el cielo azul; preguntando me enteré de que se llama Sierra Nevada por sus nieves perpetuas, pues sus cimas casi siempre lucen un manto blanco. Avivo el paso, mi meta está cerca y el palacio que pretendo visitar casi está al alcance de mis ojos.

Desde la vega de Granada diviso la Alhambra, el sol empieza a declinar y sus rayos tiñen sus muros del color del oro viejo con tintes rojizos, más parece una fortaleza que un palacio, me quedo un buen rato contemplando el espectáculo hasta que habiendo oscurecido, decido buscar alojamiento. Ya de mañana, pregunto en la plaza Nueva que camino tomar y allí, amablemente me indican que me dirija a la cuesta de Gomérez. A buen paso comienzo el ascenso hasta llegar a una puerta conocida como de las granadas, la cruzo y continuo la ascensión y siguiendo las indicaciones que me habían dado, me acerco a la puerta del palacio, llamada de la Justicia, que se haya cerrada, la golpeo repetidas veces con mi bastón hasta que se oye un girar de llave y la puerta se abre lo justo para dejar asomar la cabeza de un muchacho un tanto somnoliento que me informa de que el palacio no se podrá visitar hasta dentro de unos días, a punto de cerrar de nuevo, le digo que por favor me escuche, le cuento mi viaje hecho con el único propósito de visitar lo que todos nombran como maravilla y que no me puedo quedar tanto tiempo en la ciudad ya que debo de retornar a mis lejanas tierras. El muchacho duda, me mira con atención supongo que para comprobar si mi aspecto es de persona honrada y termina por dejarme entrar con la condición de que me dejaría ver solamente uno de los patios, el de los leones, luego tendría que abandonar rápidamente el lugar. Pienso que es mejor esto que nada y en silencio le sigo, en el trayecto apenas si veo nada pues él camina deprisa hasta que llegamos a un lugar y me dice : “este es”, se retira a un rincón y yo me encuentro a la entrada de un patio rodeado de columnas.

La primera impresión que me dio al ver tantas columnas, fue la de un claustro, pero algo flotaba en el ambiente que me decía que era diferente mientras en los claustros se siente el silencio, en este patio se notaba la presencia de voces y risas que al igual que una enredadera hubieran quedado agarradas a las paredes. Con pasos vacilantes y silenciosos me fui adentrando en él y mi asombro creció como la espuma cuando al posar una de mis manos en una columna noté la frescura del mármol, blanco y liso de tacto suave y al elevar mis ojos siguiendo su estilizada forma comprendí de pronto la fama de la que gozaba este palacio.

Los paños que unían las columnas semejaban encajes bellamente trabajados que permitían el paso de la luz y pendían como doseles que engalanaban el patio; adentrándome otro poco, la mirada se posó en una fuente situada en el centro cuya taza descansaba sobre doce leones de cuyas bocas manaba un agua cantarina cuyo rumor hacía recordar las risas alegres de muchachas jóvenes, y ese rumor se extendía por cuatro canalillos que vienen desde cada lado del patio para unirse a la fuente. En dos de los lados del patio, como dando un paso hacia la fuente, hay dos templetes con cúpulas ricamente decoradas, un buen lugar desde donde disfrutar de tanta belleza.

Me acerqué a la fuente y noté la presencia de alguien a mi lado, era el muchacho que me introdujo en el palacio que extendiendo su mano me mostraba el borde de la taza de la fuente, ¿ve estas inscripciones?, me dijo, es un poema escrito por el gran Ibn Zamrak, el más brillante de los poetas, ¿quiere que le lea un poco?, si, le contesté y él con una voz templada comenzó a recitar:

“Bendito sea Aquél que otorgó al iman Mohamed
las bellas ideas para engalanar sus mansiones.
Pues, ¿acaso no hay en este jardín maravillas
que Dios ha hecho incomparables en su hermosura
y una escultura de perlas de transparente claridad,
cuyos bordes se decoran con orla de aljófar?
Plata fundida corre entre las perlas,
a las que semeja belleza alba y pura.
En apariencia, agua y mármol parecen confundirse,
sin que sepamos cuál de ambos se desliza……

En aquel momento se oyó una voz que llamaba al muchacho y éste asustado me indicó que tenía que abandonar el lugar ya que su padre le había prohibido abrir la puerta a nadie. Salimos todo lo rápida y silenciosamente que pudimos y cuando me di cuenta me encontraba de nuevo con la puerta del palacio cerrada a mis espaldas.

Regreso a las brumas del norte, pero en mi retina quedó grabada la luz de la Alhambra y en mis oídos aún resuena el cántico alegre del agua de sus fuentes.

46 Comments:

Blogger TOROSALVAJE said...

Sin palabras.

Tu post es una hermosa maravilla.

Así de sencillo. Una maravilla.

Muchas gracias por tu esfuerzo, ha valido la pena.

mayo 28, 2006 7:07 a. m.  
Anonymous incondicional said...

Excelente trabajo nos dejas hoy amiga, bueno siempre lo haces, hoy mis deberes van en mi línea, ahí te dejo una pequeña muestra :


Jorge Luis Borges

Alhambra

Grata la voz del agua
a quien abrumaron negras arenas,
grato a la mano cóncava
el mármol circular de la columna,
gratos los finos laberintos del agua
entre los limoneros,
grata la música del zéjel,
grato el amor y grata la plegaria
dirigida a un Dios que está solo,
grato el jazmín.

Vano el alfanje
ante las largas lanzas de los muchos,
vano ser el mejor.
Grato sentir o presentir, rey doliente,
que tus dulzuras son adioses,
que te será negada la llave,
que la cruz del infiel borrará la luna,
que la tarde que miras es la última.
-------------------------------------------------------------------

Granada

Lorca

….Las que van delante, garzas
la que va detrás, paloma,
abren por las alamedas
muselinas misteriosas.
¡Ay, qué oscura está la Alhambra!
¿Adónde irán las manolas
mientras sufren en la umbría
el surtidor y la rosa?

¿Qué galanes las esperan?
¿Bajo qué mirto reposan?
¿Qué manos roban perfumes
a sus dos flores redondas?

Nadie va con ellas, nadie;
dos garzas y una paloma.
Pero en el mundo hay galanes
que se tapan con las hojas.
La catedral ha dejado
bronces que la brisa toma;
El Genil duerme a sus bueyes
y el Dauro a sus mariposas.
---------------------------------------------------------------------

Rubén Darío

…Sire de ojos azules, gracias: por los laureles
de cien bravos vestidos de honor; por los claveles
de la tierra andaluza y la Alhambra del moro;
por la sangre solar de una raza de oro;
por la arrnadura antigua y el yelmo de la gesta;..

--------------------------------------------------------------------
Y para terminar


En el muro opuesto, al sur de la Torre de la Vela, se alza la Torre de la Pólvora, en cuyo mirador hay una lápida con unos versos de Francisco de Icaza que dicen así:

Dale limosna, mujer
Que no hay en la vida nada
Como la pena de ser
Ciego en Granada.



Cuando leí lo último in situ ,pensé...que razón tiene, que poco valoramos los tesoros que poseemos ( ver, oir, etc )

Que tengas un excelente domingo, te mereces un descanso amiga, tus post son de una calidad inmejorable.

Besinos :-)

mayo 28, 2006 10:50 a. m.  
Blogger Seilgard said...

Te agradezco de corazón tus palabras de compromiso y solidaridad en mi post.
Tus caminos son los de la própia vida y en este caso el tuyo es mágico.
Besos.

mayo 28, 2006 12:16 p. m.  
Blogger Azusa said...

La única vez que vi la Alhambra me quedé impresionada, no sólo es preciosa, sino que cuando estás en ella, pareces sentir esas risas de las que hablas, como si pudieras ver no sólo sus paredes, sino la vida que la recorrió también en otros tiempos...

mayo 28, 2006 12:50 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

He estado una vez en La Alhambra, pero te puedo asegurar que te he acompañado en todo el viaje y he disfrutado de él, como si realmente lo hubiera vivido. Ya sé que conoces lo que no oistes en la posada pero por completar el romance me permito ponerlo aquí:
Paseábase el rey moro — por la ciudad de Granada
desde la puerta de Elvira — hasta la de Vivarrambla.
—¡Ay de mi Alhama!—

Cartas le fueron venidas — que Alhama era ganada.
Las cartas echó en el fuego — y al mensajero matara,
—¡Ay de mi Alhama!—

Descabalga de una mula, — y en un caballo cabalga;
por el Zacatín arriba — subido se había al Alhambra.
—¡Ay de mi Alhama!—

Como en el Alhambra estuvo, — al mismo punto mandaba
que se toquen sus trompetas, — sus añafiles de plata.
—¡Ay de mi Alhama!—

Y que las cajas de guerra — apriesa toquen el arma,
porque lo oigan sus moros, — los de la vega y Granada.
—¡Ay de mi Alhama!—

Los moros que el son oyeron — que al sangriento Marte llama,
uno a uno y dos a dos — juntado se ha gran batalla.
—¡Ay de mi Alhama!—

Allí fabló un moro viejo, — de esta manera fablara:
—¿Para qué nos llamas, rey, — para qué es esta llamada?
—¡Ay de mi Alhama!—

—Habéis de saber, amigos, — una nueva desdichada:
que cristianos de braveza — ya nos han ganado Alhama.
—¡Ay de mi Alhama!—
Besitos

mayo 28, 2006 2:21 p. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Lo he vuelto a leer y te vuelvo a felicitar.

Que belleza por Dios....

Un saludo.

mayo 28, 2006 5:59 p. m.  
Blogger almena said...

Leodegundia, te superas a ti misma en cada post.
Una delicia el de hoy. Has conseguido que recordara casi al detalle mi propia visita...

un beso

mayo 28, 2006 9:19 p. m.  
Blogger Carmen said...

Si algún día me pierdo, que me busquen en la Alhambra. Hace años la visité y me enamoré. Hoy he vuelto a reencontrarme con la magia de ese fantastico lugar.
Gracias por hacerme revivir momentos de ensueño y gracias por tu visita a mi blog.
Un abrazo

mayo 28, 2006 9:26 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

De Asturias a Granada
otro mar de tierra.
Asturias del mi alma
Granada encantada,
¿Quién dijo esto es España
y el resto tierra conquistada?
Hoy no armas de hierro
ni en Asturias, ni en Granada.
---

Un gusto leerte.
Un abrazo.

mayo 29, 2006 12:30 a. m.  
Blogger AZUL said...

Yo pensaba que no conocería Granada hasta mi regreso en otoño y gracias a ti...no solo he adelantado mi viaje, sino que he disfrutado sencillamente y de una forma maravillosa este viaje, y que mejor que en tu compañía!!!

Un biko enorme con mucho cariño.

mayo 29, 2006 5:23 a. m.  
Blogger Caboblanco said...

La Alhambra es maravillosa... El ambiente sobrecogedor de sus construcciones, sus tonos rojizos y sus atardeceres no tienen parangón entre los monumentos españoles. Es una de las grandes maravillas del mundo.

Muy bien contado y muy bien fotografiado!!!

mayo 29, 2006 3:33 p. m.  
Anonymous julio said...

Muy bonito el relato u muy bonitas las imágenes
Un abrazo

mayo 29, 2006 4:32 p. m.  
Blogger Noa- said...

Granada tierra soñada por mi..

Que decir, que me han encantado tus letras, que me llegan muy adentro por lo que amo esa tierra, ese palacio de rojos ladrillos, esas gentes, esos mis genes, mis raíces.

Saludos

mayo 29, 2006 5:13 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Tengo pendiente un viaje a Granada desde hace ya varios años, no se cuando podré ir, pero al igual que a tu tierra, algún día podré ver y disfrutar de sus maravillas...

Un abrazo.

mayo 29, 2006 6:08 p. m.  
Anonymous nina said...

Llevo desde que lo publicastes dandole a la cabeza que contestarte o comentarte sobre tu artículo tan solo quiero decirte unas pequeñas cosas sobre El Patio de los Leones,algo en que por más que las vea, siempre me viene a la memoria. Al entrar al patio por cualquiera de las cuatro salas que lo rodean(Abencerrajes, la de los Reyes, dos Hermanas,la de Mocárabes) desembocas a un oasis de palmeras,no de columnas, están colocadas con la estrategía y gusto que los moros ponían en los lugares que iban a vivir, están organizadas de forma que por entre ellas pasa la luz y el aire dándole ese matiz de elegancia y a la vez de intimidad,quedando el recinto iluminado hasta que desaparece el último rayo de luz. A pesar de las modificaciones que ha sufrido mantiene su armonía, sus juegos de luz y agua y el encanto que inspiró esta creación "sueño petrificado por la vara de un brujo " la llamó Dumas
El duende que tiene Granada la ha llevado muy lejos, es admirada por poetas, pintores, músicos...españoles y extrajeros y propuesta como una de las maravillas del mundo Me ha encantado el relato que una magnífica asturiana ha hecho de un cachillo de Andalucia Besos nina.

mayo 29, 2006 6:28 p. m.  
Blogger Tastavins said...

:O Después de tanto tiempo sin poder leerte y me encuentro con este post tan precioso, de verdad me encanta la belleza con que has contado el viaje a las tierras del sur.
También estuve en la Alhambra es una maravilla con el agua, las decoraciones... no puede dejar a nadie indiferente.
Un abrazo!

mayo 29, 2006 7:08 p. m.  
Anonymous white said...

cuanto añoro mi tierra. Bella verdad?
Besito

mayo 29, 2006 8:06 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Torosalvaje - ¡Hola madrugador!. Me alegra que te haya gustado porque es muy difícil para una persona como yo que no domina el arte de escribir, contar lo que se siente al ver algo tan maravilloso como la Alhambra.

Incondicional – Sabiendo como te gusta la poesía no es de extrañar tu comentario, nos dejas un buen muestrario de poemas que hablan de la Alhambra, esos poetas si sabían describir lo que se siente ante tanta belleza.

Seilgard – Bienvenido a mi casa. Nada tienes que agradecer, al revés, soy yo la agradecida por haberme hecho ver como puedo ayudar.

Azusa – Eso mismo me sucedió a mi, cuando se la visita se comprende el embrujo que dicen que tiene.

Unjubilado – Te agradezco que pongas como comentario el resto del romance, no pude ponerlo entero porque resultaría demasiado largo, pero gracias a ti, todos lo pueden leer.

Torosalvaje – Me siento muy halagada de que alguien que escribe tan bien me felicite por mi trabajo. Gracias.

Almena - :-))) Quien visita Granada, no sólo la Alhambra, nunca puede olvidarla.

Carmen – Bienvenida a mi casa. :-))) Tomaremos nota por si te pierdes algún día, quizás nos encontremos allí muchos de nosotros.

Zenizero – Bienvenido a mi casa tú también. Asturias y Granada, dos lugares distantes, dos lugares distintos, dos lugares amigos.

Azul – Pues si esto te gustó, ya me contarás lo que tú sientes cuando lo veas con tus propios ojos, no se te olvidará jamás.

Caboblanco – Propuesta está para ser elegida como una de las maravillas del mundo, está entre las 21 finalistas, compitiendo con la Acrópolis, con el templo de Angkor o el Coliseo romano o con Machu Pichu entre otros.

Julio – Me alegra que te haya gustado.

Noa – Bienvenida a mi casa. ¿Así que tienes tus raíces en Granada?, hermosa ciudad y de gente acogedora.

Brisaenlanoche – Espero que se te cumplan pronto tus planes de viajar a dos lugares tan distantes, barriendo para casa te diré que si Granda es hermosa, mi tierra aunque muy diferente, también lo es.

Nina – Me alegra tu comentario por venir de una granadina que siente, conoce y admira las maravillas de su tierra. Tú lo hubieras descrito mejor pues además de hablar de los sentimientos, nos hubieras dado una buena explicación sobre arte que para ti no tiene secretos.

Tastavins – No sabía que habías vuelto, me alegro por ello.
Tienes razón que este lugar no deja indiferente a nadia, se puede decir que tiene magia.

White - ¿Tú también eres de Granada?, pues te felicito, es un lugar muy bello.

mayo 29, 2006 9:13 p. m.  
Blogger Dianora said...

Hay lugares donde nunca te cansas de ir... Tú acabas de describir uno de ellos.Siempre es buen momento para visitar, siempre es buen momento para perderte entre las historias que cuentan sus paredes, entre los susurros que el viento de los patios te cuentan historias ya pasadas pero siempre presentes.
Muy bonito Leo, y las fotos no desmerecen :-)
Besos

mayo 29, 2006 10:54 p. m.  
Blogger Cris said...

Ha sido delicioso leer este post. He visitado Granada en muchas ocasiones, por proximidad geográfica. Y La Alhambra en otras tantas, por puro placer, y lo cierto es que esta lectura me ha traído no solo recuerdos maravillosos, sino además unos minutos impagables.
Gracias Leo, te superas.
Un beso.

mayo 29, 2006 11:57 p. m.  
Blogger Aniwiki said...

:) bonito lugar la alambra y todo lo q cuentas. me gustaría volver a visitarla. una buena propuesta aunq quizá en verano nos muramos de calor no? :P
saluwikis

mayo 29, 2006 11:59 p. m.  
Blogger ybris said...

Casi no leo tu comentario a un post mío pasado..
Gracias por tu visita y tus palabras.
Te leeré detenidamente. De momento, éste me ha encantado.
Besos

mayo 30, 2006 7:12 a. m.  
Anonymous azzura said...

Que maravilla Leo.. desde la primera foto hasta el punto final de tu texto;) es genuino y repleto de buen gusto. Permíteme que te enlace.
Un abrazo grande, feliz semana

mayo 30, 2006 10:18 a. m.  
Anonymous Adrià Urpí said...

Eureka!!!!...Sigo viendo como último post el de "un poco de sosiego"...pero buceando por las opciones he dado con la manera de acceder a los demás...Anda que me iba a quedar yo sin leer a mi princesa!!!!. Prometo leerlos todos.
Muchos pero que muchos besos (con intereses por el atraso ;)).

Adrià

mayo 30, 2006 12:13 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Me he sentido transportada a Granada, después de haber hecho el camino contigo. Y me ha dolido tener que salir del palacio tan deprisa... Un abrazo.

mayo 30, 2006 8:56 p. m.  
Anonymous Trini said...

Que maravilla de post, Leo. Bien escrito de principio a fin y las fotografías una preciosidad. La Alhambra parece que tiene las paredes de encaje.Y toda ella está rodeada por un halo de embrujo que encanta al que tiene la suerte de visitarla...
Muchos besos

mayo 30, 2006 9:11 p. m.  
Anonymous Aitor said...

HAce ya bastantes años, cuando era estudiante, tuve la oportunidad de realizar una visita nocturna a la Alhambra . No se si ahora se puedan realizar visitas por la noche, pero de ser posible, se lo reciomiendo a todo el mundo....es una experiencia sumamente agradable

mayo 30, 2006 11:03 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Precioso viaje.

mayo 31, 2006 7:35 a. m.  
Anonymous mark66 said...

¡Enhorabuena por este magnífico escrito tuyo sobre la Alhambra! Ha sido como penetrar contigo a través esta maravilla del mundo.
Hay mucho arte en tus entrañas, Leodegudis.
Besos para ti, guapetona!

mayo 31, 2006 8:57 a. m.  
Blogger Mardolo said...

Una vez más vuelves a sorprenderme. Me ha encantado ese recorrido peregrino por el que nos has llevado hasta la Alhambra. Las fotografías son extraordinarias y se ven enriquecidas con tus palabras!.
Una vez más, gracias Leo.
Un beso.

mayo 31, 2006 5:02 p. m.  
Blogger vitore said...

Resulta que el otro día te iba a devolver la visita a mi casa (cosa que hice), pero me puse a leer tu "Viaje al Sur" y luego los comentarios y fui y no te dije ni hola, ni gracias, ni nada. Pues eso: Hola, Gracias, Nada.
Salu2 y hasta otra!

mayo 31, 2006 9:27 p. m.  
Blogger Legabal said...

Pues: Impresionante. De principio a fin del maravillosos viaje tuve escalofríos por lo bello de este viaje. Me ha gustado mucho. Espero que haya más. Saludos, Leodegundia.

junio 01, 2006 1:54 a. m.  
Blogger Bohemia said...

Iré, quiero conocer la Alhambra, este verano iremos a Córdoba, pues también la mezquita me llama la atención.
Abrazos

junio 01, 2006 11:44 a. m.  
Blogger Raúl said...

"en este patio se notaba la presencia de voces y risas que al igual que una enredadera hubieran quedado agarradas a las paredes"

(El primer nombre de mi país, Colombia, fue Nueva Granada. De ese tamaño es el vínculo que tengo con las tierras del sur de España. Y luego García Lorca, hermano perdido en el laberinto de los tiempos, al que saludo fercuentemente... )

Por otro lado, "Dale limosna, mujer
Que no hay en la vida nada
Como la pena de ser
Ciego en Granada" es una de las cosas más impactantes que he leído. Los comentarios a tus post son tan instructivos como tu post mismo. Generas dialogos muy valiosos.

junio 01, 2006 11:20 p. m.  
Blogger AZUL said...

Buen fin de semana Leo....un abrazo fuerte!

junio 02, 2006 5:01 a. m.  
Blogger Carlos said...

Ahora entiendo por que decías al princpio rojizo, es que son tan bellas las fotos. Me pregunto si algún día podre abarcar y ver todo lo que hay en aquellas tierras, es como un sueño conocer todo eso pero creo que necesitaría mas de una vida para hacerlo.

Un fuerte abrazo

junio 03, 2006 1:15 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Dianora – La verdad es que vivimos en un país que tiene muchísimas cosas maravillosas, deberíamos de conocerlo mejor.

Cris – Me alegra haberte traído recuerdos agradables, cosa que sucede cuando se habla de un lugar que no deja indiferente a nadie que lo haya visitado.

Aniwiki - :-)) Tienes razón, el verano me parece que no sería la mejor época, demasiado calor y demasiada gente.

Ybris – Bienvenido a mi casa. Me alegra que te haya gustado, si quieres volver, serás bien recibido.

Azzura – Me encanta saber que fue de tu agrado. Puedes enlazarme si quieres.

Adrià Urpí - :-))) Me alegra que por fin lo hayas conseguido, espero que te guste lo que escribí desde entonces.

Isabel romana - :-)) A mi también me hubiera gustado que me dejaran más tiempo, pero en fin, tal vez en otra ocasión visitemos el resto.

Trini – Tienes razón, además de la belleza de su decoración, tiene ese encanto que flota en el ambiente y que nota todo el mundo cuando la visita.

Aitor – No se si ahora se hacen visitas nocturnas, pero creo que uno de esos espectáculos de luz y sonido serían algo digno de contemplar.

Consumidor irritado – Hacía tiempo que no viajábamos y me pareció que la Alhambra era un buen destino.

Mark66 - ¡Si es que yo soy una artista! :-))) pero no tanto como tú. Sigo a la espera del libro, en cuanto lo tenga te aviso.

Mardolo – La verdad es que el sitio no necesita de las palabras de nadie, visitarlo en silencio es la mejor manera de empaparse del espíritu de la Alhambra.

Vitore – Bienvenido a mi casa. Jajaja, pues queda recibido el mensaje de hola, de gracias y de nada.

Legabal – Con tus fotos hubiera mejorado mucho, en el próximo viaje llévate la cámara.

Bohemia – Córdoba es otro bello lugar, diferente de Granada pero digno de una visita.

Raúl – Si, tengo mucha suerte de que la gente que me visita deja comentarios que amplían y complementan lo que yo escribo y eso me gusta porque enriquece mi blog.

Azul – Y buen fin de semana para ti también.

Carlos – No te preocupes, eres muy joven y tienes mucho tiempo para visitar muchos lugares, empezando por las maravillas de tu país que son muchas.

junio 03, 2006 6:42 a. m.  
Blogger Seilgard said...

Te encuentro una vez más y una vez más te felicito por este gran post, no me canso de leerlo.

Besos y feliz fin de semana.

junio 04, 2006 7:32 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Seilgard - Gracias por tu nueva visita y feliz fin de semana para ti también.

junio 04, 2006 7:39 a. m.  
Blogger TICTAC said...

Me fascino' regresar a los encantos del Alhambra...que bello post!
Me hizo recordar algo que lei' hace tiempo. Las estupendas decoraciones del Alhambra fueron de gran inspiracion para (Maurits Cornelius) Escher, genial matematico y artista holandes, quien la visito' en 1922. Alli'descubrio' los diseños abstractos que hornaban las paredes del palacio. Escher decia que el juego se hace dificil cuando se quiere transformar el flujo de pensamientos en imagenes...y la revelacion se la dio' el Alhambra. Los Moros en efecto, utilizaban 17 grupos de simetria. Esa preferencia por esquemas abstractos era debida a los preceptos del Corano que prohibian dibujar imagenes...
La matematica es musica o es arte y para mi', tambien una opinion ...lastima que nunca la mia coincidio' con la de mi profesor!! jajajaja...
Saludos!!

junio 09, 2006 3:37 p. m.  
Anonymous diego said...

Tu post, con tus palabras siempre tan descriptivas y esas hermosas fotografías son un oasis en este día tan lleno de caos. Muchas gracias Leo. Por cierto, estoy de regreso. Un abrazo!

junio 10, 2006 2:13 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tictac – Gracias por tu aportación al tema, cuantos más datos se conozcan mucho mejor.
:-))) No te preocupes por que tus opiniones no coincidan con las de tu profesor, muchas veces de esas diferencias salen buenos resultados.

Diego – Me alegra verte de regreso, pronto te devolveré la visita.

junio 10, 2006 7:25 a. m.  
Blogger mago said...

sin palabras me quede al leer algo tan maravillos.



porcierto .. tiene una hermosisima fotografia.


gracias por compartilo

junio 25, 2007 5:33 p. m.  
Blogger Mala Hierba said...

Leo:

Me ha encantado tu página de tu viaje a la Alhambra. Me gusta el texto y tus fotos son realmente buenas. Maravillosos los tonos de luz, y muy acertado el tono de la narración. Te planta varios siglos atrás en el camino.

septiembre 18, 2007 8:22 a. m.  
Blogger Mala Hierba said...

Leo:

Me ha encantado tu página de tu viaje a la Alhambra. Me gusta el texto y tus fotos son realmente buenas. Maravillosos los tonos de luz, y muy acertado el tono de la narración. Te planta varios siglos atrás en el camino.

septiembre 18, 2007 8:22 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Mala hierba - Me alegra que te gustara el relato. El texto si es mío, pero las fotos no lo son, mi única aportación en ellas es la modificación que hice en la primera incluyendo un caminante entre la niebla.
Quise devolverte la visita pero no sale tu dirección.

septiembre 18, 2007 8:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home