Mi foto
Nombre:

domingo, julio 10, 2011

Historias para turistas

Cuando visitamos lugares desconocidos, en muchas ocasiones nos acompañan unos guías locales que intentan mostrarnos no sólo las bellezas del lugar, sino darnos a conocer su historia, sus costumbres, sus leyendas... Entre estos guías supongo que como en todo los hay muy preparados y menos, pero también tengo la impresión de que su esfuerzo en estas explicaciones depende del interés que muestren los viajeros.

Cuando el viajero tiene interés toma nota de lo que le cuentan para luego comprobar por otros medios si lo que le contaron es cierto, pero estas comprobaciones no siempre se pueden hacer ya que no es fácil en algunos casos encontrar la información que se busca; así que hay que dar por bueno lo que nos cuentan y tomarlo como algo que posiblemente sí haya sucedido.

Y esto es lo que le pasó a Lucía cuando, visitando el Parque de Abel Tasman en el norte de la isla sur de Nueva Zelanda, se encontró con una roca muy curiosa que está situada en el borde del mar. La explicación que le dieron es la que yo os relataré a continuación, pero ni ella ni yo logramos comprobar si dicha explicación era cierta o sólo una historia más para turistas.


Como podéis ver en la foto, esta piedra que está muy bien colocada sobre otras muchas que le sirven de base, está dividida en dos. En un principio cuando no estaba dividida recibió el nombre de “La roca de la manzana”.

Esta roca era sagrada para los maoríes, pero como sucedió en muchos casos, cuando el “hombre blanco” llegaba en plan de conquista no había piedra por muy sagrada que fuera que quedara intacta.

En este caso fue el Capitán Cook el que tuvo el “honor” de quitarle el título de sagrada a “La roca de la manzana”. Tras varios intentos de desembarcar en esa playa y siendo rechazados todas las veces por los maoríes que defendían con ahínco su tierra, el Capitán Cook perdió la paciencia y ordenó bombardear la roca para demostrarles a los lugareños lo que les podía pasar si no cejaban en su empeño.

En una muestra de buena puntería, el cañonero del barco acertó justo en medio de la roca y la partió en dos, con lo cual la "Roca de la Manzana" pasó a ser "la Manzana Partida". Los maoríes se quedaron asombrados y consideraron esta hazaña un milagro que elevaba al capitán Cook al nivel de semi-Dios (o a lo mejor esta es una metáfora para decir que se cagaron por la pata, porque los pobres no creo que nunca hubiesen visto semejante despliegue de fuerza) y decidieron permitir desembarcar a los europeos sin más oposición.

Esto es una clara muestra de que no hay nada como el diálogo “igualitario y razonable” para conseguir la comprensión y la armonía entre diferentes culturas.

Al parecer muchos años después, un bañista encontró la bala de cañón que había partido la roca, que fue expuesta en un museo, hasta que a un graciosillo se le ocurrió robarla. No se ha vuelto a saber nada de la bola.

Y así se lo contaron a Lucía y así os lo cuento yo. ¿Verdad? ¿mentira?, no lo sé, quizás como dije al principio sólo sea una historia hecha para los turistas.

25 Comments:

Blogger Tere-Incisos said...

Puede ser verdad o no. Si lo es demuestra la sutileza de un desembarco...si no lo es tambien demuestraa cómo se vivió ese desembarco. Beso

julio 10, 2011 6:37 a. m.  
Blogger Ligia said...

Yo soy de las que nombras al principio, je, je, que apunto en los viajes y luego compruebo la verdadera historia, si es que existe. En este caso, nos quedaremos con la incógnita. Abrazos

julio 10, 2011 9:02 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Cuando voy por los lugares turísticos de mi ciudad suelo prestar atención a las explicaciones que dan los guías a su "rebaño" y la verdad es que he oído cosas sorpredentes y algunas veces errores como puños. Esta que narras puede que sea una historia de las que pasan de padres a hijos, pero que no tenga ninguna consistencia y por eso no la recojan los libros, o puede ser un invento del guía para hacer más amena su explicación.

julio 10, 2011 9:07 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tere-Incisos – Sea verdad o no estoy segura que más o menos esa era la manera de desembarcar cuando se iba de exploración en aquellas épocas, “convencer” a los lugareños de la forma más rápida y contundente posible.

Ligia – Creo que es importante hacer eso para poder comprobar luego si con la historia que te vas a quedar es cierta. Otra cosa interesante antes de emprender un viaje es prepararlo bien estudiando un poco lo que se va a visitar, así hay menos posibilidades de que te cuelen alguna mentirijilla.

Senior Citizen – Todo puede ser cierto en esta historia pues la forma de “convencer” a los lugareños tiene visos de realidad ya que normalmente se entraba sin permiso y por las malas.

julio 10, 2011 11:47 a. m.  
Blogger Alejandra Sotelo Faderland said...

Vaya a saberse, pero dentro de todo tuvieron suerte que les tocara Cook y no otro noble que no se iba a conformar con partir una piedra solamente sino tomarse algunas vidas tambien. A fin de cuentas, Cook murio ordenando un alto el fuego contra nativos...

julio 10, 2011 11:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

UN ABRAZO MUY FUERTE ME ACUERDO MUCHO DE VOSOTRAS,SEGUIREMOS EN EL CARRIL DE LA VIDA.GUILLE

julio 11, 2011 12:59 a. m.  
Blogger Mayte said...

Pues es una delicia...las historias hay que disfrutarlas...tu la cuentas deliciosa y se agradece siempre.

Un besiño, grande!

julio 11, 2011 4:35 a. m.  
Blogger TriniReina said...

Pues como en toda historia o leyenda tendrá su parte d everdad y su parte de fantasía. Pero digo yo, no se queda el turista más complacido cuando le meten un cuento que cuando le dicen la triste verdad? No forman parte estas leyendas rurales o urbanas del billete?
Venga, el que quiera realidad que se quede en casa y vea las noticias de las 3.

Besos

julio 11, 2011 8:35 a. m.  
Anonymous Marian said...

Lo primero agradecer a Lucía las fotos que aporta en éste y en tu otro blog dedicado a la Naturaleza, son espectaculares; y además, nos permiten conocer la belleza abrumadora de Nueva Zelanda. Sobre la “veracidad” de los datos que aportan los guías turísticos, supongo que son un elemento para amenizar las visitas o recrear ambientes. A la mayoría, nos atrae conocer este tipo de anécdotas; incluso, algunos edificios notables interesan más por el mero hecho de que dice la leyenda que un rey, escritor o músico pernoctaron en él. Y como todo negocio, no está exento de una cierta picaresca.
Que el ilustre navegante surcó esas aguas y las cartografió es un hecho comprobable. A saber, dependiendo de la imaginación de cada cual, si entre tantas y tan enigmáticas piedras, tuvo el marino algo que ver con este, me parece a mí, capricho de la naturaleza o simplemente se le adjudica porque…pasaba por allí.

julio 11, 2011 9:11 a. m.  
Blogger Salamandra said...

No sé si será cierto, sí me creo que la emprendieran a cañonazos, pero me da la impresión que un "bolazo" de cañón haría estallar la piedra.

Pero es una bonita historia.

julio 11, 2011 9:51 a. m.  
Blogger fgiucich said...

La historia es interesante, aunque no pase de una simple leyenda. Abrazos.

julio 11, 2011 1:32 p. m.  
Blogger Maca said...

Verdad o leyenda, tenemos que quedarnos con las historias tal cual, de todas formas son hermosas,
Bicos

julio 11, 2011 4:10 p. m.  
Blogger fonsado said...

Una historia curiosa a pesar de "hablar" del empleo de la fuerza. Si alguna vez vamos a Nueva Zelanda ¿? presumiremos de conocerla.
Un abrazo.

julio 11, 2011 7:23 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Alejandra Sotelo Faderland – Tienes razón, quizás Cook era menos violento que otros exploradores de la época, pero seguro que además de la piedra tal vez rompiera alguna cabeza.

Guille – Espero que todos sigamos mucho tiempo en ese carril.

Mayte – No todas las historias tienen una base real, pero tienes razón que hay que disfrutarlas aunque sospechemos que no son totalmente ciertas.

TriniReina – Supongo que las historias que se cuentan a los turistas tienen que tener una buena ración de fantasía para que no parezcan una clase seria de Historia que a la mayoría de los viajeros les atrae menos y a muchos incluso les parece aburrida.

Marian – No hay duda de que Nueva Zelanda es un país de una gran belleza, pero siempre hay que pagar un precio y en este país es aguantar los terremotos que no cesan.
Supongo que los guías amenizan sus explicaciones adornándolas con unos toques de fantasía que siempre logran que los viajeros presten más atención.

Salamandra – No creas, si se atina en el sitio justo el golpe puede que lograra su rotura a la mitad sin deshacerla en pedacinos, pero de todas formas no podría asegurarlo, pero como historia para entretener no está mal.

Fgiucich – Las leyendas también tienen su encanto o al menos a mi me lo parece.

Maca – Supongo que algo de verdad tendrá aunque se haya adornado un tanto.

Fonsado – El “turismo” de esa época siempre entraba a porrazos.
No estaría mal hacer una visita al Parque de Abel Tasman porque es una maravilla de la naturaleza.

julio 12, 2011 9:52 a. m.  
Blogger cascarilleiro said...

Fantástico y excelente blog lleno de información,en donde parsare a visitarte en más de una ocasión.

Saludos.

julio 12, 2011 7:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

un abrazo GUILLE

julio 13, 2011 1:11 a. m.  
Blogger GUILLE said...

Aunque pasen de padres a hijos siempre hay un trasfondo de verdad. ¿La historia como nació?. Una mezcla de verdad y otra pura imaginación.Un besazo Guille

julio 13, 2011 8:01 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Cascarilleiro – Me alegra que te guste, pásate por aquí cuando quieras que la puerta está siempre abierta.

Guille – Ya sabes que muchos dicen que la historia es como cada uno la cuenta y por mucho que parezca fantasiosa, creo que siempre hay un fondo de verdad.

julio 14, 2011 8:52 a. m.  
Blogger Balovega said...

Hola y buenas noches..

La llegada de las vacaciones es una oportunidad para vivir de modo diferente al resto del año.

Es necesario que disfrutemos, descansemos y compartamos con la familia este período vacacional y hacerlo como la ocasión para practicar el ocio en familia.

besotes y buen verano

julio 14, 2011 10:04 p. m.  
Blogger Merchi said...

Pues me da que habrá opiniones para todos los gustos. La historia a saber si es cierta o no, a mi me suena a fántasia pura y dura, pero eso no quita que me haya gustado, y sobre todo como la cuentas tú ;)

biquiños preciosa

julio 14, 2011 10:23 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Yo soy de los que se pegan a los guías y si observo que está muy preparado, le voy haciendo preguntas curiosas que siempre me responden.
He buscado esta historia en internet y en español, hay muy poca información, así que la he buscado en inglés y la información se multiplica, pero no he conseguido encontrar esta historia, por lo que me quedo con tu misma duda. ¿Verdad? ¿Mentira?
Un abrazo

julio 15, 2011 9:41 a. m.  
Blogger Maca said...

Gracias por tu felicitación y cariño.Buen fin de semana.
Besos

julio 16, 2011 7:59 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Hermosos paisajes y muy buena historia, comprobable o no. Un abrazo.

julio 16, 2011 11:30 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Balovega - :-) Felices los que pueden disfrutar de las vacaciones, espero que tu seas una de ellas.

Marchi – Puede que algunas historias no sean ciertas, pero si son entretenidas valen para distraer durante un rato.

Unjubilado – Yo creo que los guías ponen interés en sus explicaciones si ven que los viajeros ponen atención a lo que explica y si no supongo que tirarán por la calle de en medio y contarán cualquier cosa.

Maca – De nada, como no tengo tu correo tengo que felicitarte en el blog.

Rosa María – Me alegra que te haya entretenido.

julio 18, 2011 10:48 a. m.  
Blogger Tawaki said...

He visto la foto y enseguida he pensado en el Abel Tasman. Recuerd lo de la manzana, pero a mí no me contaron esa historia del capitán Cook. Un abrazo.

julio 25, 2011 2:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home