Mi foto
Nombre:

domingo, julio 17, 2011

Tiempo de sextaferias

Quizás es hora de retomar aquellos trabajos que se hacían antes en los que se reunían los vecinos de una comunidad para realizar trabajos para la mejora y limpieza de los caminos, de los montes o de los ríos y por los que nadie cobraba nada pues todo ello era en su propio beneficio.

En estos tiempos de crisis en los que los presupuestos no alcanzan para acometer estas labores tan necesarias creo que no estaría mal organizar lo que en Astrurias se llama “sextaferia”. El Reglamento de Sextaferias de 1839 las define como las “reuniones periódicas y vecinales de costumbre inmemorial y nunca interrumpida hasta el día para reparar los caminos públicos, conservarlos en buen estado y construir de nuevo los que la conveniencia pública reclame”.

Si bien ahora se encarga, o al menos debería, el Ministerio de Fomento, este espíritu de las sextaferias se podría ampliar a otras necesidades que últimamente no se están atendiendo y además a todo aquello que la comunidad necesite y no pueda pagar. Habrá quien crea que con estos trabajos gratuitos lo que se logrará es quitar puestos de trabajo remunerados, pero no es así, ya que esos puestos de trabajo no existen porque no hay dinero para pagarlos.

Hace unos días los habitantes de Sama de Grado nos dieron a todos un buen ejemplo al organizar una sextaferia para arreglar el cementerio que al parecer estaba en muy mal estado. Llevaban años sin que se realizara ninguna mejora, así que hartos de verlo en esas condiciones empezaron por reunir una cantidad de dinero para renovar el pavimento y para que toda la obra no saliera demasiado cara, ellos mismos se encargaron del desbroce y limpieza, trabajaron duro y en apenas un día el cementerio lucía un aspecto impecable.


Quedaron tan satisfechos con el resultado que ya planean volver a reunirse para arreglar el acceso al cementerio para que todo quede perfecto.

Viendo como están por ejemplo los montes de nuestro país que no se limpian, lo que ayuda mucho a que los incendios veraniegos sean devastadores, que los ríos tampoco se limpian y en cuanto llueve en cantidad se producen tantas inundaciones ¿no sería estupendo que los vecinos de las distintas zonas se reunieran haciendo una sextaferia para hacer estas limpiezas tan necesarias y beneficiosas para todos?

Con el trabajo hecho y la satisfacción de haberlo logrado siempre se podría rematar con una buena merendola para celebrar la aportación cordial y sensata de todos los vecinos.


Nota: La fotografía fue tomada del periódico La Nueva España.

16 Comments:

Anonymous unjubilado said...

Tienes mucha razón, antes se hacia este tipo de trabajos. En Aragón en el pueblo de mi padre se llamaba "Vecinal".
Íbamos una persona de cada familia y el que no podía o no quería ir tenía que pagar un jornal.
Yo he ido de vecinal 3 ó 4 veces, dos de ellas a "volver agua".
Este trabajo consistía en desviar parte del agua del río Aragón en verano para que llegara a un molino que tenía un alternador con el que se suministraba corriente eléctrica al pueblo.
4 ó 5 jóvenes entre los que me encontraba nos metíamos en el río, hacíamos nuestro trabajo y no salíamos hasta que se terminaba. A la salida nos esperaban con una hoguera y mantas para que entráramos en calor.
Saludos

julio 17, 2011 6:02 a. m.  
Blogger Tere-Incisos said...

Estupendo, no solo la idea y aplicación esporádica, en todos los municipios tendríamos que poner en marcha algo así y ganaríamos todos. Beso

julio 17, 2011 9:41 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

No se si aquí eso tiene un nombre especial, pero lo que sí creo es que está desapareciendo esa cooperación vecinal en provecho de lo que es común. Sobre todo, en las ciudades es casi inexistente, pues cada cual piensa que su mundo empieza en la puerta de su piso y se desentiende de lo que pueda ocurrir fuera de él.

Cuando estrenamos esta casa, hace lo menos 36 o 37 años, la primera Navidad que pasamos aquí se nos ocurrió al presidente de la comunidad y a mí, que era vocal, adornar el portal, y allí me tienes el mismo día de Nochebuena subida en una escalera junto con un hijo del presidente colocando espumillón y bolas. Pasaban los vecinos, invité a varios para que ayudaran, pero nadie lo hizo y los adornos no llegaron ni a Año Nuevo porque los chicos mayores de la casa se dedicaban a tirar de ellos. Mientras, esos mismos vecinos tenían las puertas de su pisos adornadas, pues esa era "su casa", no el resto.

julio 17, 2011 2:52 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Lo veo muy dificil antes iban todos como en Fuente Ovejuna todos a una, hoy poco se puede esperar,estando el PER , el MER, la desgana y no se cuantas cosas más, quizá para una festividad con protagonismo, puede que echen una mano.Siento ser pesimista. Un abrazo y a esperar que cambie hacía la generosidad. Guille

julio 17, 2011 8:25 p. m.  
Anonymous Marian said...

Me parece muy interesante que des a conocer esta institución tan arraigada en estas tierras y que se va adaptando a los tiempos. Nuestros mayores siempre han sabido hacer de la necesidad virtud. Hay que tener en cuenta que este sistema de trabajo vecinal está perfectamente reglamentado (A qué trabajos se aplica, quiénes están obligados a participar en la sestaferia, periodicidad, jornada y horario, expediente y sanción para los “Faltosos” etc.) y es más una tarea de responsabilidad sin la cual muchas comunidades terminarían aisladas o en la ruina mientras administraciones y políticos se enredan en “a quién le toca” o “quién puede”… o cuando interesa electoralmente por supuesto, mejorar tal o cual infraestructura.

julio 18, 2011 10:12 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado – Creo que sería bueno que se retomara esta forma de colaboración entre los vecinos, muchos problemas desaparecerían y sería bueno para todos.

Tere-Incisos – Si, pero no siempre es fácil reunir a la gente y que se pongan de acuerdo.

Senior Citizen – El problema de la mentalidad de la gente de las ciudades es que como “pagan impuestos” cualquier problema que se presente ya no es cosa suya, para eso los habitantes de los pueblos todavía tienen la idea de que reunirse y hacer estos trabajos va en provecho de todos.
No me hables de las comunidades de vecinos que casi parece que no tengan nada que ver con los dueños de los pisos, como les hables de colaborar de forma gratuita en alguna mejora de la comunidad se ríen en tu cara, si lo sabré yo que quise poner orden en la mía cuando fui presidenta y de treinta vecinos colaboraron cinco.

Guille – Ya se que la gente está poco dispuesta a colaborar y es una pena, hay muchas labores que se podrían hacer y para mi dos realmente importantes, la limpieza de los montes y la limpieza de los ríos, pero parece que nadie lo tienen en cuenta.

Marian – Pues no creas, aún estando tan reglamentada hay quien se aprovecha y se cree exento de colaborar. Pero mira, hay que reconocer que hubo un tiempo que si no llega a ser por estas sextaferias muchos pueblos hubieran quedado aislados porque las administraciones poco hacían por arreglar los caminos.

julio 18, 2011 12:06 p. m.  
Blogger Merchi said...

Si, yo comparto y soy de tu opiniòn. Pero sabes que pasa?, según hay gente que se presenta voluntaria y se preocupa para llevar a cabo este tipo de cosas,y mantener nuestros bosques, montes y ríos en perfecto estado, hay otras que muy al contrario y por desgracia, aún lo hacen peor. Es el cuento de nunca acabar, por un lado lo que se preocupan y por el otro, lo que pasan de todo. Empezando ya por los ayuntamientos. Si es que no hay que ir muy lejor para darse cuenta de ello, ni siquiera ir a un río o al monte, al lado de casa ya tienes el "gran ejemplo" que dan algunos. Es penoso, la verdad, habría que tener un poquitin más de conciencia y darse cuenta de que cosas como estas , son para bien común.
Aplaudo la iniciativa de esta gente, son dignos de admirar.
A ver si se toma ejemplo.

Bicos reina.

julio 18, 2011 1:04 p. m.  
Blogger TriniReina said...

No conocía la palabra "Sextaferias"

Pues no está mal pensado. Es tiempo de sextaferias y de voluntarios, ya que el erario no está para cosas importantes, aunque con sus fondos se cometan tantas tropelías.
Vendría bien cambiar sextaferias por reducción de impuestos municipales.

Besos

julio 18, 2011 6:02 p. m.  
Blogger Mayte said...

Me fascinan estas iniciativas, en las que se olvidan diferencias, se unen manos y se logra belleza.

Un abrazo!

julio 18, 2011 6:06 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Qué buena idea! Mucho amor en ello y un entusiasmo que deseo contagie a muchos. Preciosa la foto. Besos.

julio 20, 2011 1:07 a. m.  
Blogger Alejandra Sotelo Faderland said...

ACA LEO, NO NOS JUNTAMOS PARA NADA SINO PARA QUEJARNOS Y PROTESTAR AL ESTILO DE PEDIRLE PERAS AL OLMO Y ADEMAS, ENLATADAS.
SERIA MAGNIFICO SI NOS JUNTARAMOS UN POCO MAS CON EL PROXIMO, ESE PROJIMO TAN TEMIDO A VECES E HICIERAMOS ALGO POR EL.

julio 20, 2011 5:07 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Merchi – Se que es difícil concienciar a la gente no sólo para que colabore en la limpieza del entorno si no también para que no manche, ya sabes lo que se dice “no es más limpio quien más limpia si no quien menos ensucia”. Por desgracia hay gente que a un metro o menos de una papelera tira los papelas al suelo y esto además de ser malo de por si, lo es también por el mal ejemplo que se da a los niños. Pero a pesar de todo ello, no debemos de dejar de luchar.

TriniReina – Se le dio el nombre de sextaferia porque las reuniones se hacían en el sexto día de la semana.
Yo creo que no es que no haya dinero en los Ayuntamientos, lo que si creo es que está muy mal gestionado por eso los de a pie deberíamos de unirnos para arreglar muchas cosas necesarias y para los que no sería necesario dinero alguno y el beneficio sería para todos.

Mayte – A mi también, la pena es que no abunden más.

Rosa María – Por mi tierra es algo que se hace desde tiempos inmemoriales, luego fue cayendo en desuso y ahora parece que vuelve a resurgir.

Alejandra Sotelo Faderland – No te creas que por aquí abunda mucho tampoco, no se si por falta de interés o por falta de alguien con carácter e iniciativa que lo proponga, pero mira, luego cuando se plantea la gente suele responder bien, sobre todo en los pueblos, en las ciudades es más difícil unir a la gente.

julio 20, 2011 8:29 a. m.  
Blogger Balovega said...

Hola

La amistad ayuda tanto,
la amistad nunca se va,
es sentimiento perenne,
que nos ayuda a respirar.

Feliz día de la amistad.. besitos

julio 20, 2011 10:48 p. m.  
Blogger fonsado said...

Desde hace 20 años pertenezco a una asociación que realiza "hacenderas" en los monumentos o lugares de interés prácticamente abandonados, tratando de mantenerlos "a la vista" y saneados.
Después de varios años se han hecho grandes logros. Puede que el más importante sea la recuperación del recinto amurallado de Mansilla de las Mulas, pero también muchos otros: San Pedro de Montes, el castillo de Sarracín, los canales romanos de Llamas, etc.
Gracias a estos pequeños trabajos de "saneamiento", muchos Ayuntamientos, Juntas y vecinos se han implicado en el tema.
Un abrazo Leo.

julio 23, 2011 11:11 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Balovega – Feliz día para ti también.

Fonsado – Te felicito por esos 20 años trabajando en todos esos proyectos, eres un ejemplo de lo que todos deberíamos de hacer, nuestro entorno mejoraría mucho.

julio 24, 2011 10:41 a. m.  
Blogger Tawaki said...

Yo también lo pienso a veces, pero me temo que gran parte de los que están en paro es porque nunca quisieron trabajar, y menos gratis. No todos, claro, pero sí una gran mayoría.

julio 25, 2011 2:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home