Mi foto
Nombre:

domingo, noviembre 25, 2012

¿Se nace, o se hace?


Esa es una pregunta que muchos se plantean cuando hablan de algunas profesiones. Creo que todos habréis escuchado por ejemplo: ¿Un actor nace, o se hace? Pues bien, a mi me dio por pensar si con el comportamiento de las personas pasa lo mismo ¿se nace, o se hace?

Una de las cosas que más me aterra del ser humano es el grado de maldad que puede llegar a tener, lo que me lleva a hacerme esa pregunta. Me gustaría saber si estas personas malas que disfrutan con la crueldad y que sólo encuentran satisfacción en la vida haciendo sufrir a otros seres, es que nacen con ese instinto que obedece a una razón profunda e incontrolable por ellas o sencillamente se hacen y luego practican para superarse a si mismas.

Hay muchos casos de gente cruel en la Historia y tomaré uno como muestra para ver si alguien es capaz de aclararme mis dudas y responder a mi pregunta. El elegido es el zar ruso Iván IV, apodado el Terrible.


Víctor Vasnetsov (1848-1926)

Hijo de Basilio III y de Elena Glinskaia, nació un 25 de agosto de 1530. No tuvo una infancia muy feliz a pesar de las muchas atenciones y cariño que le prodigaron sus padres. Al parecer no tenía muy buena salud, y en él se dio un caso curioso, nació con dos dientes y sin embargo su dentadura completa no la tuvo hasta cincuenta años después.

 Cuando tenía unos tres años murió su padre y su madre se convirtió en la regente para proteger a su hijo y educarle. Pero nunca faltan enemigos y los boyardos, jefes de grandes clanes familiares rusos se encargaron de provocar todas las conspiraciones que pudieron contra el palacio real. Se sospecha que, por obra de algún boyardo, se produjo la muerte de la madre de Iván por envenenamiento, con lo cual a los siete años se quedó huérfano sin nadie que le defendiera de las humillaciones y los ataques de los nobles que pensaban que enfrentándose a un niño no tendrían problemas para conseguir sus intereses.

Pero el niño no estaba tan solo. El arzobispo primado de la iglesia ortodoxa rusa, Macario, asumió la protección de Iván y bajo su tutela fue instruido en diversas disciplinas y materias demostrando ser un buen alumno. Pero hay algo que el buen Macario no pudo controlar, la maldad que Iván encerraba dentro y que muy pronto se empezó a manifestar. 

Dicen que con apenas doce años se entretenía en arrojar perros al vacío desde las altas torres del Kremlin y que disfrutaba con su agonía, pero como todo, al cabo de un tiempo los perros ya no eran diversión suficiente y decidió que utilizaría seres humanos, y así lo hizo, desde mandar ahorcar a todo aquel que no le cayera simpático, hasta arrojarlos a una jauría de perros salvajes y cortando cabezas, empalando y torturando, para lo que incluso diseñó horribles ingenios para poder torturar mas y mejor y obtener así un gran placer. 

Sospechando que la ciudad de Novgorod estaba a punto de sublevarse contra él, la acusó de gran traición y envió contra ella a sus mejores soldados que la asediaron y asaltaron y durante el tiempo que estuvieron allí, decapitaron, torturaron y empalaron a sus habitantes sin distinción alguna; hombres, mujeres y niños fueron masacrados.

No voy a seguir con sus hazañas pues creo que con esto ya es suficiente, no me gusta ahondar en las crueldades. Quizás haya gente que piense que debido a su infancia desgraciada el niño se volvió malo y su maldad creció con los años, pero yo digo, muchos niños tuvieron y tienen desgraciadamente una infancia de lo mas infeliz y sin embargo no reaccionan de esta manera, de ahí mi pregunta, si estas personas nacen con ese instinto de crueldad o se hacen después.

Y si bien estas personas me aterran, no lo hacen menos las que les ayudan y sostienen, porque por si solos estos seres crueles no podrían hacer nada o casi nada. Ya sabéis ese refrán que dice: "Tanto peca el que mata como el que tiene por la pata".

30 Comments:

Blogger TriniReina said...

No sabía lo de los dientes. Es curioso, ya al nacer venía preparado para morder. Y bien que lo hizo. "Terrible" o sádico o algo peor sí que era.

Yo creo que se nace. Que la maldad se trae puesta. No voy a decir en los genes, porque pienso que los padres o abuelos, en la mayoría de los casos, no son culpables de los desmanes que sus descendientes puedan cometer. No. no en los genes, pero sí en algún lugar tal que así como el alma para la bondad, un anti-alma para la maldad.
Cómo dice mi madre:"Dios nos libre"...

Besos

noviembre 25, 2012 8:35 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Yo quiero pensar que alguien así es un enfermo mental, que de no ser zar hubiera terminado ajusticiado o encerrado de por vida. Lo malo es cuando un enfermo de este calibre tiene tanto poder y lo ejerce contra los demás, como hemos visto tantas veces en la Historia, incluso en casos más recientes, como Hitler.

noviembre 25, 2012 9:32 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

TriniReina – Entonces será que la maldad se trae puesta y luego se practica mucho para ir superándose porque por lo que se ve ninguna de estas personas crueles se conforma con ser un poco malo, sino que practican y practican hasta conseguir grados increíbles.

Senior Citizen – Entonces tendremos que pensar que la persona en cuestión no es mala sino enferma, pero entonces ¿en donde colocamos a los que les consienten y les ayudan en esas tropelías? ¿ellos también son enfermos o son malos?

noviembre 25, 2012 9:49 a. m.  
Blogger Una mirada... said...

[...me trae de la mano Senior citizen por aquello de andar escudriñando entre maldades...]

No creo que se nazca con la maldad o la bondad como ondeantes pendones sino con unos rasgos de carácter que se van moldeando. El carácter predispone pero es el individuo el que ha de encararse con la opción elegida. Y es obvio que la maldad y la locura no siempre van parejas.

Un saludo.

noviembre 25, 2012 10:24 a. m.  
Blogger Ligia said...

Pues no lo sé, es como hablar de dos hermanos criados de igual forma y uno sale malo malísimo y el otro todo lo contrario, incomprensiblemente. Abrazos

noviembre 25, 2012 10:36 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Una mirada - Bienvenido a mi casa.
:-) Esperemos que escudriñar entre maldades al final nos sirva para conocer la respuesta a la pregunta.
Por supuesto que la locura y la maldad no siempre van parejas porque hay gente que no está loca pero si es mala. En cuanto a que no se nace y que la causa sean los rasgos de carácter que se van moldeando, pues puede que si, pero no me negarás que a algunos esos rasgos se le moldean desde su más tierna infancia y otros practican sin cesar para conseguir un buen nivel.

Ligia – Ese es un buen ejemplo que nos sirve para pensar que es lo que lleva a uno de los hermanos a la maldad y al otro a lo opuesto. La verdad es que es una cosa que me intriga.

noviembre 25, 2012 11:37 a. m.  
Blogger Francisco Espada said...

Somos seres libres, por tanto responsables de nuestros actos; así que no podemos achacar a nadie lo indecoroso de nuestra conducta. Las personas nacemos con unas ciertas predisposiciones genéticas, pero la mayor parte de nuestra conducta se debe a lo aprendido desde la infancia. Dijo Ortega y Gasset, nuestro filósofo, "el hombre es él y sus circunstancias". Así se entiende que en un mismo hogar, con la misma herencia genética, cada miembro de la familia es él mismo con sus pros y sus contras. Para no extenderme, es cierto que todos venimos con algún tipo de inclinaciones, pero al educación, los amigos, las circunstancias, nos van modelando a cada uno a lo largo de la vida.
Un abrazo

noviembre 25, 2012 2:21 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Leodegundia: Hay un libro de Mario Lacruz que se llama El ayudante del verdugo, donde se ve que son más culpables las personas que sostienen la maldad, que los malvados en sí.

noviembre 25, 2012 3:48 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Francisco Espada – Cierto que cada persona es responsable de sus actos, hasta ahí estamos de acuerdo, pero algo hay en cada persona que lo inclina hacia un lado u otro porque ni en muchos casos se le puede achacar a la educación recibida, ni al entorno, ni a los amigos, y digo esto porque dentro de la misma familia y con la misma educación unos salen buenos y otros malos. Por eso pienso que algo hay, que digamos viene de fábrica, que los hace diferentes, aunque desde luego no se lo que es. De ahí mi pregunta que todavía no encontró respuesta.

Senior Citizen – Totalmente de acuerdo. Como digo al final de mi artículo:
Y si bien estas personas me aterran, no lo hacen menos las que les ayudan y sostienen, porque por si solos estos seres crueles no podrían hacer nada o casi nada. Ya sabéis ese refrán que dice: "Tanto peca el que mata como el que tiene por la pata"
Y eso nos lleva a que esas personas que sostienen la maldad son en realidad malvados también.

noviembre 25, 2012 5:58 p. m.  
Blogger Mayte said...

Siempre he pensado que se nace...y se re-hace cuando la sociedad y los medios en que dicha gente se cría la fortalece o suprime...pero siempre esta ahí latente, puede o no surgir pero vive dentro.

Un abrazo!

noviembre 25, 2012 8:10 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Mayte - Es posible lo que dices y que siempre esté latente aunque en algunas personas nunca aflore.

noviembre 26, 2012 8:57 a. m.  
Blogger Tawaki said...

Yo creo que todo influye y que la educación es fundamental. Nuestros genes determinan nuestra forma de ser, pero es con la educación como aprendemos lo que está bien y lo que está mal.

Si Ivan hubiese sido un campesino en lugar de un zar no le habrían permitido cometer tanta crueldad.

noviembre 27, 2012 9:45 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

"¿Se nace, o se hace?", esta es la pregunta del millón. Hace unos días oía una entrevista por la radio que le hacían a Montserrat Caballé y la pregunta era la misma, ¿se nace o se hace, una voz como la suya?
La contestación que no me llegaba a convencer era que ella no había nacido con la voz que tenía, que la había hecho a través de mucho esfuerzo...
Mi opinión particular es que se nace ya con una predisposición determinada y esta se acrecentará o disminuirá en función de los condicionantes o influencias que el personaje pueda tener a lo largo de su infancia...
Así que por favor Iván, "no me tires desde lo alto del campanario" mándame a la cama que también padeceré los suficiente para desear que tu también estés en una cama de piedra...
De piedra ha de ser la cama,
de piedra la cabecera;
la mujer que a mi me quiera,
me ha de querer de a de veras.
El jueves con zapatillas.

noviembre 27, 2012 1:01 p. m.  
Blogger Merchi said...

Yo creo que nadie nace siendo malo, me parece muy triste pensar así. Creo que al igual que otras cosas, la maldad se forma y se alimenta con el tiempo, en el transcurso de tu vida. Bien por circunstancias o acontecimientos que condicionan tu carácter, que lo moldean, que lo trastocan, o que lo refuerzan.
No sé, es dificil de contestar Leo.
Pero de primeras, cuando miro la carita de un bebé no veo maldad por ninguna parte. ¿Qué con el tiempo ese bebé me tira una piedra a la cabeza y se rie de mi mientras goza viendo como me desangro?...pues si, por desgracia tranquilamente puede pasar. Pero de primeras ya te digo, no creo que nadie nazca malo.

besines

noviembre 27, 2012 10:41 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tawaki – No hay duda de que la educación es elemental pero aún así hay personas que se vuelven crueles.
En cuanto a Ivan eso es cierto, quizás no le hubieran consentido una crueldad contra tanta gente, pero ¿si fuera campesino dejaría de ser cruel? no sólo llegan a ser crueles los poderosos.

Unjubilado – No estoy de acuerdo con Montserrat Caballé, si no naces con una predisposición de poco te sirve el mucho esfuerzo, otra cosa es que nazcas con esa predisposición a cantar bien y luego trabajes la voz para mejorarla.
:-) Iván a estas alturas no creo que esté para tirar a nadie de lo alto del campanario.

Merchi – Se que es difícil contestar a esta pregunta pero creo que no está mal lanzarla al aire.
No hay duda de que cuando uno contempla a un bebé con el aspecto angelical que tienen, se pueda sospechar que pueda llegar a ser una persona malvada.

noviembre 28, 2012 8:51 a. m.  
Blogger Maca said...

Yo también creo que la bondad o la maldad es propia de la naturaleza de cada uno.
Por supuesto que lo que vives te marca, pero la gente que se recrea con la maldad de una forma tán fría e inhumana lo lleva dentro.
Culpa de algún "gen" o algo así.
Besos

noviembre 28, 2012 3:08 p. m.  
Blogger Oréadas said...

Yo creo que se nace con ese instinto de maldad y va en aumento con los años.
Besitos :)

noviembre 28, 2012 10:36 p. m.  
Blogger Javier 16 said...

Yo tengo la misma duda que tú Leo.

Nuestros genes tienen unos objetivos marcados para nuestro futuro desarrollo biológico pero, nuestros allegados han de encauzarnos, “hacernos poco a poco” como miembros correctos de una sociedad donde estemos establecidos para cumplir los parámetros de nuestra especie. Si no recibimos en parte esa educación, difícilmente podremos estar a la altura de nuestros semejantes. Aun así, hay muchas excepciones en la regla.

Personalmente, yo nací en un entorno rural donde se mataba para comer y lo aprendí todo con naturalidad, incluso, la caza con cepo de pajarillos. Mi padre era taurino y me llevó a la plaza de toros. En fin, todo cambió a los once o doce años cuando descubrí por mí mismo que la diversión matando era patética y sólo la necesidad de matar para alimentarse podía justificar una muerte ¿nací o me hice?...no lo sé…

Saludos.

noviembre 29, 2012 6:13 p. m.  
Blogger fonsado said...

Un asunto bastante subjetivo. Posiblemente se nace, pero importantísimo será una continua educación con continuos ejemplos que enseñen e inculquen los valores del ser humano ... de esta manera puede haber un cambio. Pero si no es así ...
Un abrazo

noviembre 29, 2012 8:12 p. m.  
Blogger Salamandra said...

Ese era malo-malísimo. Si le añades poder absoluto, respaldo de la iglesia y todo lo que llevaba ser zar, tienes el resultado a la vista.

Posiblemente dos guantazos a tiempo hubieran ido muy bien.

noviembre 30, 2012 10:50 a. m.  
Blogger PEPE LASALA said...

No tenía ni idea de tanta ilustración amiga, algo que me ha gustado mucho leer. Muchas gracias. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

noviembre 30, 2012 5:54 p. m.  
Blogger Francisco Arsis said...

Interesante historia la de Iván el Terrible. Yo solo te diré que si lo hubieran colgado de los mismos... seguro que no habría cometido tanta barbarie.
Yo creo que se hace, más que se nace. Está en nosotros mismos...

noviembre 30, 2012 6:41 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Maca – Yo también pienso que algo hay en la persona cuando nace que la inclina a lo bueno o a lo malo, independientemente de que el entorno y la educación puedan tener también su influencia.

Oréadas – Mas o menos lo que le dije a Maca.

Javier 16 – Muy interesante lo que nos cuentas de tu caso personal, naciste viendo un comportamiento pero por alguna razón cambiaste viendo mal lo que antes era normal, lo que quiere decir que aunque la educación o el entorno tengan su peso, hay algo que es el que rige el comportamiento de la persona.

Fonsado – Se que es una pregunta que no es fácil de responder pero dada la gran cantidad de gente mala y cruel que anda por el mundo creí que no estaría mal hacerla para obligarnos a pensar un poco en el tema.

Salamandra – No hay duda de que él era malo malísimo y yo añadiría que los que estaban a su alrededor no eran mucho mejores pues no sólo le dejaban hacer si no que ellos también participaban en esas diversiones.
:-) Posiblemente en aquella época se hubiera podido hacer, pero en estos días dar un guantazo puede llevar a la cárcel al que lo da.

Pepe Lasala – Nada tiene que ver lo que pasó en este tiempo en el entorno de Iván con la Semana Santa por eso quizás te resulta desconocido, pero para algunos de sus contemporáneos fue época de sufrimiento.

Francisco Arsis - :-) Si por su maldad lo mejor hubiera sido "colgarlo por los mismos" otro tanto tendrían que haber hecho con los que le consentían todas sus crueldades ¿no crees?

diciembre 01, 2012 11:04 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Volviendo a leer la historia del zar Iván, pienso que no estamos tan lejos en algunos aspectos, pues todavía hay sitios en donde se tiran las cabras desde un campanario

diciembre 01, 2012 3:47 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen - Si, y a eso se le llama pomposamente cultura tradicional del lugar.

diciembre 01, 2012 6:26 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Yo creo que se nace con ese instinto y se acentúa o pasa desapercibido dependiendo del ambiente que le rodea. Los factores externos que rodean al individuo son muy importante para determinar su conducta.Un abrazo Guille

diciembre 02, 2012 8:41 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille - Creo que lo definiste muy bien, sin poder asegurarlo al cien por cien, creo que pueda ser así.

diciembre 02, 2012 10:04 a. m.  
Blogger RECOMENZAR said...

WOW no sabes cuanto he aprendido simplemente por haberte encontrado hoy
saludos

diciembre 07, 2012 2:52 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Recomenzar - :-) Me alegra saber que mi trabajo sirve para algo.

diciembre 07, 2012 3:49 p. m.  
Blogger Jose bellbo coromin said...

Jose . Yo creo que se nace malo, lo mismo que nacemos sabios ,y podemos inventar,y mentir, que es una forma de inventar. Nacemos con el desparpajo , el coraje, el miedo , el atrevimiento,una valentia , para enfrentarnos a todo, nacemos con la disposición a salvar la vida a un desconocido, y por supuesto nacemos malos + - y malísimos tambien , nuestro cerebro es el motor que impulsa el esqueleto , a actuar de una forma , u otra, y de acuerdo a esto. el cuerpo reacciona ,cuando nuestro cerebro dice mata ! u perdona ! todo esta ahí dentro encerrado, y nacimos con todos estos instintos mencionados. Yo recuerdo 3 casos , de artistas natos , un escultor , que jamas fue a ninguna escuela no aprendido de nadie nada , lo único que le enseñaron, fue cuidar cabras,en el monte, pero sin embargo, el ya de muy joven hacia esculturas preciosas, y solo con un cuchillo el le daba forma a la madera , el cuchillo era la única herramienta que usaba , El otro ejemplo un chico que pintaba, murales preciosos, fruto de su imaginacion , nunca fue a ninguna escuela, tampoco , ni le enseño nadie como pintar , pero era un verdadero maestro . Otro un poeta que tampoco sabia leer. ni escribir, pero que hablaba en verso. Todos estos casos son ejemplos veridicos que demuestran que se nace artista . Y porque no se puede nacer malvado ? U onrrado ? yo creo que esta todo ahí encerrado , en una masa de gelatina, y algo en un momento dado lo dispara , si es malo, y no tiene castigo entonces es cuando crece esta maldad que este cerebro encierra , y es cuando el cerebro da rienda suelta, a la maldad .Quizas es lo que le paso a IVAN ELTERRIVLE?

noviembre 01, 2015 7:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home