Mi foto
Nombre:

domingo, enero 27, 2013

Mantenimiento


Por muy bella que sea una ciudad y muchas cosas interesantes que tenga para ver, si no se hace un buen mantenimiento, al paso del tiempo toda su belleza empieza a decaer acabando por convertirse en algo triste y poco atractivo.

Para todos los ovetenses, el Campo San Francisco es algo entrañable, es pequeño pero muy apreciado porque está en pleno centro de la ciudad rodeado por cuatro calles importantes, Uría, Toreno, Santa Cruz y Santa Susana, ruidosas porque soportan mucha circulación, pero en cuanto entras en el Campo y tomas uno de los caminos que lo recorren te ves arropada por los enormes y viejos árboles desapareciendo el ruido como por encanto.

En la parte alta, paralelo a la calle Santa Susana, se encuentra el Paseo del Bombé en donde estos días se está llevando a cabo la restauración de uno de los elementos decorativos. Se trata de los leones alados y las copas que coronan las peanas situadas detrás de estos, que adornan las bancadas situadas a todo lo largo de uno de los lados del paseo.



Este paseo recorre prácticamente todo el ancho del Campo y está flanqueado a los extremos por dos fuentes, la "Fuentona"


que lleva inscrito en cada una de las cuatro caídas de agua los nombres de los cuatro manantiales del Naranco (Boo, Lillo, Ules y Fitoria) y la "Fuente de las ranas"


llamada así porque los chorros de agua brotan de la boca de unas ranas de hierro.

La causa del deterioro de estos adornos es en parte por el paso del tiempo y sobre todo la humedad que los van oscureciendo y en algunas partes llenándolos de verdín, pero también ayudan a este deterioro los gamberros, ese espécimen que abunda más de lo que debiera en todas las ciudades.

Las obras todavía no están terminadas, de hecho la foto que saqué a las bancadas sólo abarcan una parte del paseo porque en la otra parte estaban los obreros, pero van a buen ritmo y no creo que tarde en lucir esta parte del Campo como se merece.





Cuando terminen con esta obra tengo entendido que arreglarán otro desperfecto, este debido sólo a la actuación de los gamberros, se trata de reponer los cuernos a un caracol, figura que adorna y da nombre a otra de las fuentes, la que quitó y quita todavía la sed a muchos niños y también a mayores que visitan el Campo.



Y no me canso de decirlo una y mil veces, mantengamos limpio nuestro lugar de residencia porque eso hará se luzca mejor y sea mas agradable.

23 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Buenos y agradables días,con estas fotografías nos enseñas dos cosas :tu ciudad y el respeto hacia la cultura.Otras fotografías para mi album de Oviedo Un abrazo Guille

enero 27, 2013 7:00 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille - Buenos días madrugadora.
Es pena que el parque ahora se ve un poco triste ya que los árboles están sin hojas, pero cuando llegue la primavera se verá mucho mas bonito.

enero 27, 2013 7:23 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Bonitas fotos, aunque cuando estén restauradas lucirán mucho mejor.
Quería haber paseado por el parque de la mano de Google, pero no me ha dejado, así que he tenido que buscarme otra aplicación para hacerlo. De esta forma he conseguido ver además de las fotos que tu nos muestras, la escultura "La Torera", un enorme y centenario árbol muy inclinado apoyado sobre 7 enormes piedras puestas a propósito, otra escultura "La Maternidad", pavos reales vivos, paseando por el Parque de San Francisco, el Quiosco de la Música, dos entradas en ruinas y cubiertas de vegetación, la escultura de Don Leopoldo Alas, La fuente del Ángel Negro... tengo que volver a pasear ya que seguro que me he dejado cosas por ver.
Y como bien dices si conservamos nuestros parques nos durarán más y tendremos que gastarnos menos dinero en conservación.

enero 27, 2013 8:08 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Que sitio tan bonito es este parque, pues además de árboles y plantas tiene historia y arte, y eso permanece de una estación para otra aunque haya que restaurarlo de vez en cuando.

enero 27, 2013 1:08 p. m.  
Blogger Una mirada... said...

Un espacio de serenidad y esparcimiento que se adivina precioso y señorial a través de esas fotos que nos brindas. Qué original la fuente del caracol y qué renacentistas los leones alados que descansan, mansos, en los bancos.

enero 27, 2013 3:18 p. m.  
Blogger Ligia said...

Precioso el parque, sin duda. Desde luego el mantenimiento es imprescindi ble para que las ciudades luzcan atractivas para que la gente salga por lo menos a pasear. Abrazos

enero 27, 2013 4:16 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado – Todo lo que está limpio y arreglado luce mejor y cuando terminen con estas bancadas, si no aparecen los gamberros de nuevo, volverán a verse bonitas.
Ya veo que diste una vueltina por el Campo, no te preocupes, que si te quedó algo sin ver yo haré otro reportaje y te lo muestro.

Senior Citizen – Lo que os muestro del Paseo del Bombé es sólo el lado de las bancadas pero en realidad el paseo tiene tres bandas, esta lateral, la central que es mas ancha y es la que está entre las dos fuentes y la otra lateral en donde se encuentra el quiosco de la música. Y cuando los árboles están llenos de hojas es un lugar muy agradable para pasear.

Una mirada – Como dije, a pesar de estar rodeado por cuatro calles de bastante tráfico pues son del centro de la ciudad, el Campo es un lugar lleno de paz. Y la fuente del caracol es entrañable para todos los ovetenses, no creo que haya niño que no fuera a beber en ella.

Ligia – La pena es que si se quiere que esté en buenas condiciones, el mantenimiento tiene que ser continuo porque siempre hay algún gamberro que tiene interés en que no luzca como merece.

enero 27, 2013 5:46 p. m.  
Blogger Javier 16 said...

A mi me revienta el comportamiento gamberro de cretinos sin conciencia pero, cuando a la piedra se le apodera el musgo, líquenes o elementos vivos diversos, pienso que todo ello acrecienta su belleza.
Creo que un día tienes que salir con una vara de mimbre del calibre 22 y, como la tía de la vara, empezar a repartir por el parque.

Saludos.

enero 27, 2013 7:41 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Javier 16 - Pues no creas, que cuando veo un gamberro si me apetece darle con una vara o simplemente una patada en las posaderas.
En cuanto al musgo a mi tampoco me parece que quede mal pero acaba por dañar a la piedra.

enero 28, 2013 7:23 a. m.  
Blogger Salamandra said...

Un poco de decadencia controlada es agradable. Las cosas recién restauradas a veces dan sensación de compradas en un chino.

Pero mejor arreglado que caído.

enero 28, 2013 12:52 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Si esa restauración la hacen bien será larga, pues el tratamiento de la piedra es complicado, así que despídete de verla terminada en unos cuantos años.

enero 28, 2013 4:08 p. m.  
Blogger Francisco Espada said...

Sin lugar a dudas el mejor cuidado que podemos hacer de nuestro patrimonio es una mantenimiento continuado y cívico. Es una pena que los gamberros y la falta de mantenimiento acabe por deteriorar sin remedio los parque y edificios públicos.
Un abrazo

enero 28, 2013 4:33 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Salamandra – El problema es controlar esa decadencia, por eso hay que restaurar y luego el tiempo ya se encarga de darle el tono adecuado.

Senior Citizen – Espero que no tarden tanto porque entonces cuando terminen casi será tiempo de volver a empezar.

Francisco Espada – Tienes razón, lo que pasa es que a veces se tarda demasiado en hacer esos mantenimientos y cuando se quiere dar uno cuenta los desperfectos ya son demasiado grandes.
De los gamberros ni me hables, creo que son unas personas totalmente despreciables.

enero 29, 2013 6:31 a. m.  
Blogger TriniReina said...

Debe de ser una gloria darse un paseo por allí.

Veo que en todos lados hay gamberros destructores del arte urbano, por no hablar del mobiliario...
Aquí, la Plaza de España y el Parque de María Luisa son buenas pruebas para comprobar hasta donde llega la desvergüenza y la maldad gratuita de la gente.
Y también aquí en mi pueblo, que presume de tranquilo, unos energúmenos se cargaron, a patadas, todas las papeleras de una avenida. Oye, y no se les partieron los dedos a los muy...
Esto es una lacra.
Espero que finalicen bien las obras y, lo más importante, que luego puedan ser conservadas como merecen, para el bien general.

Besos

enero 29, 2013 8:13 a. m.  
Blogger fonsado said...

Algunas decisiones de los ayuntamientos, son de aplaudir.
Conozco los lugares que mencionas y es una suerte y placer encontrarlos en el centro de la ciudad. Auténticos oasis.
Un abrazo

enero 29, 2013 7:31 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

TriniReina – Es cierto, es un buen lugar para pasear sin prisas.
Los gamberros desgraciadamente existen en todas partes y encima deben de ser gente de suerte porque nunca les pasa nada ni pagan los desperfectos.

Fonsado – Cierto, los ayuntamientos a veces hacen las cosas bien.
Una de las cosas buenas de este parque es precisamente que está en el centro lo que facilita mucho a la gente pasearse por el.

enero 30, 2013 8:54 a. m.  
Blogger C.S.Peinado said...

Cosa curiosa que, participando de la visita a Francia, podremos encontrarnos con el némesis de nuestros pueblos y ciudades, encontrándonos en sus villas el mobiliario urbano limpio y respetado. Será que en España sómos de natural bárbaro...

Un saludazo.

enero 31, 2013 7:29 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

C.S.Peinado - Bienvenido a mi casa.
Yo no diría tanto, los gamberros no son producto exclusivo de nuestro país, desgraciadamente los hay en todas partes.

febrero 01, 2013 8:38 a. m.  
Blogger PEPE LASALA said...

Totalmente de acuerdo amiga, hay que mantener todo limpio y cuidado, pues es cuando realmente se aprecia la belleza. Conozco el lugar y es muy bonito, las fotos estupendas. Un fuerte abrazo.

febrero 01, 2013 6:38 p. m.  
Blogger Oréadas said...

Que bonitas fotografías, y que certeras palabras Leo, hemos de respetar el lugar donde vivimos y todo nuestro entorno.
Un besito :)

febrero 01, 2013 10:49 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Pepe Lasala - La limpieza es fundamental cuando se quiere que un lugar luzca bello.

Oréadas - Yo al menos lo pienso así, pero la pena es que hay otras muchas personas que no le dan tanta importancia a la limpieza.

febrero 03, 2013 3:05 a. m.  
Blogger Tawaki said...

Me fijaré bien la próxima vez que vaya por allí para apreciar todos estos detalles que nos muestras.

No puedo con los gamberros.

febrero 03, 2013 12:08 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tawaki - Yo tampoco puedo con ellos y salvan que no soy la embrujada porque si lo fueran se iban a enterar.

febrero 03, 2013 1:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home