Mi foto
Nombre:

martes, agosto 02, 2005

Madres y madres

William Bouguereau


Leí en la página de Ladina la historia de una amiga suya que no había tenido mucha suerte con la madre que le deparó el destino, es una historia triste que me dio la idea de tratar del tema de la maternidad.

Empezaré por definir fríamente lo que es una madre y lo que es maternal y para ello me voy directamente al “tumbaburros” (nombre que con cariño, aunque no lo parezca, le doy yo al diccionario al que considero uno de mis grandes amigos, ya que con paciencia y sin alzarme jamás la voz intenta rebajar mi ignorancia) y el resultado de las palabras que busco es este:

MADRE – Mujer o hembra que ha tenido uno o más hijos, especialmente respecto a éstos.

MATERNAL –Materno (perteneciente o relativo a la madre)

Hasta aquí queda claro que madre es toda mujer que tiene hijos y por lo tanto la amiga de Ladina tiene una madre, entonces ¿por qué el título de madres y madres? pues por que creo que hay dos tipos básicos de madres, las madres solo físicas y las madres que además de físicas tienen sentimientos maternales.

Ahora vuelvo al diccionario para definir sentimiento.

SENTIMIENTO – 1) Acción de sentir 2) Estado afectivo del ánimo, de la clase que se expresa.

Si tomamos el punto 2), la clase que se expresa es en este caso es sentimiento maternal.

Esto me lleva a opinar que una mujer puede tener muchos hijos pero puede carecer de sentimiento maternal pues el mero hecho de parir no te da ese sentimiento, lo único que te da son hijos; el sentimiento maternal es algo totalmente independiente del tener o no esos hijos y lo poseen muchas mujeres, a unas se les nota nada mas conocerlas porque se les sale por los poros en cuanto ven a un niño sin necesidad de que sea suyo y a otras que aparentemente no lo tienen e incluso dicen que los niños no les gustan, les aflora de golpe en el momento de dar a luz, pero porque ya lo tenían aunque no lo supieran, por eso mucha gente cree que el sentimiento maternal lo poseen todas las mujeres que son madres pero no es cierto.

Para sostener esta teoría me baso en esas mujeres que tienen hijos pero no los quieren, no los cuidan, no se interesan por ellos, no les dan amor y cariño, no se preocupan por su formación y madres así hay mas de las que se puede pensar y en todas las escalas sociales. Recuerdo que una de mis sobrinas vino un día muy impresionada porque una compañera del colegio, de familia de clase alta, le confesó que no sabía lo que era un beso de su madre. Hay muchas formas en que una madre pueda dañar a un hijo, hay daños físicos (palizas, mala nutrición, permitir que los violen…) y morales (desprecio, falta de cariño, desinterés….); por eso no entiendo cuando algunos casos que tienen como protagonistas a los niños llegan a los juzgados, a la hora de dictar sentencia se tiene mas en cuenta a las madres biológicas que a las madres afectivas, creo que las leyes de nuestro país necesitaban un buen repaso sobre todo las que tienen que ver con la infancia en las que suelen patinar mas que si hiciesen una bajada en carrilana.

Yo por suerte puedo decir que me tocó una madre maternal, una buena madre que siempre antepuso las necesidades de sus hijos a las suyas propias, una madre que renunció a mucho por sacar a sus retoños adelante y si no llegamos mas lejos de donde ahora estamos, no fue porque ella no haya puesto todo su empeño, una madre que nos dio amor a toneladas, nos cantaba, nos contaba cuentos, incluso a veces nos reñía pero sin dureza y los castigos, las pocas veces que nos los ponía, le dolían mas a ella que a nosotros; claro que esto solo se lo reconocemos ahora que somos mayores porque cuando niños oponíamos resistencia a su labor de educación, pero me queda la satisfacción de habérselo podido decir cuando todavía puede oírlo porque es muy triste que te reconozcan tu valía después de muerta, como suele pasar con frecuencia.

Recuerdo que una de las cosas que mas nos molestaba de mi madre cuando éramos niñas era esta frase “Hijas mías, el que sabe hacerlo sabe mandarlo, si tenéis suerte en la vida y tenéis quien os haga el trabajo, sabréis mandarlo y si no, sabréis hacerlo” apoyándose en esta frase que repetía con frecuencia, señal de que nosotras protestábamos también con frecuencia, nos obligó a aprender a coser, a cocinar, a planchar, a dirigir la casa; teníamos que dejar la cama hecha antes de ir al colegio aunque ella fuera detrás en cuanto nos marchábamos para corregir los defectos, todas teníamos nuestras obligaciones en casa que debíamos de realizar a la vuelta del colegio a pesar de tener una señora que ayudaba en los trabajos de la casa; nos obligaba a estudiar pues siempre opinó que una mujer con una buena formación sería mas libre, quizás su pequeño fallo estuvo en no educar a los hijos en las labores del hogar, claro que en aquellos tiempos eso no se hacía, pero la pobre llegó a saber mas Geografía e Historia que nadie pues uno de mis hermanos opinaba que esas dos asignaturas eran una tontería y que a él no le importaba lo que habían hecho los godos por poner un ejemplo, así que mi madre lo tenía que convencer - pues esas asignaturas tenía que aprobarlas para continuar sus estudios - y la mejor solución fue estudiar los dos codo con codo y ambos aprobaron.

La vida de mi madre fue dura y no entraré en detalles pues solo ella decide si quiere contarla o no, solo puedo decir que quizás uno de sus peores momentos fue la muerte de una de sus hijas, eso es una de las cosas que una madre maternal nunca llega a superar aunque tenga que ocultar su dolor para no arruinar la infancia a sus otros hijos; pero hoy en día creo que tiene la suerte que otras madres quizás tan buenas como ella desgraciadamente no poseen, a su alrededor están sus cinco hijos, sus nueras que son y se comportan como hijas y sus nietos y se lo dije muchas veces y lo repito ahora “Gracias madre por habernos enseñado como lo hiciste y habernos amado como sigues haciéndolo”

33 Comments:

Anonymous Lara said...

Ffff, qué te voy a decir yo, no se si tienes hijos. La verdad es que cuando estaba embarazada de mi nene pensaba en como sería ese instinto maternal, ese amor que se siente por un hijo, y teniendolo dentro ya lo quería como a nada en el mundo. Así que cuando nació, en cuanto lo vi, supe como era ese sentimiento que tantas veces había intentado imaginarme...

Yo solo espero que mi hijo algun día pueda hablar de mi como haces tú de tu madre. Me ha gustado mucho.

PD:Gracias por tus felicitaciones por el concurso;)

Y esto es un poco spam, jajaja... lo siento!!
Estoy organizando "el concurso", me ayudas??
( y si los que pasais por aqui quereis.. encantadisisisísssima)

agosto 02, 2005 3:25 p. m.  
Anonymous Dignalo said...

Que vaya por delante lo mucho que admiro a las madres, pero yo no tengo instinto maternal.
No quiero tener hijos, y esa decision me acarrea muchas preguntas por parte de la gente que cree imposible tener ese sentimiento, de entre las mil cosas que me dicen la que mas me repatea es la de: "cuando encuentres un hombre ya veras como cambias de opinion"
Y si cambia el?
Besos de la familia

agosto 02, 2005 3:58 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Hola Leo:
Más razón que una santa al titular así tu artículo, pues realmente hay madres y madres.
Como tu, yo he tenido también la suerte de tener una madre así, que se ocupa, se preocupa y educa a sus hijos.
En mi artículo de ayer, hablando del novelista John Irving, comentaba que una de las novelas mejores que había leído era "La mujer difícil" y justamente en ella aparece un conflicto maternal.
Y ahora permiteme ponerme un poco chistoso y recordarte aquella copla que dice:
"Madre no hay más que una y a tí te encontré en la calle".
Saludín
José Sans

agosto 02, 2005 4:58 p. m.  
Anonymous Trini said...

Hola Leo, me he emocionado leyendo este Post, tu madre se parece mucho a la mía y yo tambien con el tiempo he sabido dar el valor justo a sus frases(que continuamente, ahora, repito) y su manera de educarnos.

Yo suelo decir mucho eso de "Hay madres y madres... se lo digo a veces a mis hijos cuando se quejan de las madres de algún amigo y yo, claro a presumir... Auqnue reconozco que he pecado de madre blandengue...

Un abrazo y mil besos para ti

agosto 02, 2005 6:18 p. m.  
Anonymous chupituni said...

Muy emocionante tu post, ya que para mi el amor de madre es lo más importante de esta vida, todo lo he aprendido de ella a lo que sentimentalmente hablando se refiere, o lo que quiere decir lo mismo: soy igualita a ella (inocencia, bondad y aguante).

Muchos besitos

agosto 02, 2005 6:28 p. m.  
Anonymous carlos said...

Creo en mi opinión que las mujeres son muy fuertes, el amor de una madre es irremplazable, aunque hay otras que no quieren se mamás y nose ponen en ese duro papel que tienen, creo que admiro mucho a la mujer por toda su fortaleza que resguardan tras todos esos bellos rasgos que la caracterizan, haciendola ver inocente y frágil pero con un corazón que uno ama.

agosto 02, 2005 9:08 p. m.  
Blogger almena said...

Leodegundia, ha sido una feliz idea tu post. A modo de homenaje a todas las madres-MADRES.
Te felicito por tener la fortuna de ser hija de una madre así.
Y también me felicito yo por la mía, que veo reflejada en una gran parte de tu post cuando defines a la tuya.
Ojalá todos los niños del mundo nazcan de una madre amorosa.
Un abrazo muy fuerte

agosto 03, 2005 12:00 a. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Evidentemente hay muchos tipos de madre, mi enhorabuena por la tuya

agosto 03, 2005 12:17 a. m.  
Anonymous ladina said...

Muchas gracias por la referencia y me alegro mucho si he despertado en ti el deseo de escribir sobre este tema. Eres genial, te lo había dicho antes ?? seguro que si.
Yo siempre he envidiado a mis amigas cuando hablaban de sus madres igual que lo haces tú, con ese amor tan grande, ese cariño, esa unión,........
Yo siempre digo que mi madre es madre por obligación, no por devoción.
Habrás oído la noticia de esa mujer en París que ahogaba a sus hijos nada más nacer y tenía hasta nueve niños enterrados en jardineras. Cómo se puede llegar a eso ??, no lo entiendo.

agosto 03, 2005 12:30 a. m.  
Anonymous leumaS said...

Una madre siempre es alguien muy especial para uno. No en vano te ha llevado dentro. Nadie como una madre para las alegrias, las penas, para sufrir, reir, llorar....
Una madre lo da todo por su hijo, aunq éste sea lo peor del mundo.
Cómo comprender a esas madres q los abandonan, o les cuidan y tratan mal....el complejo ser humano.
Yo creo q tengo la suerte de tener una madre estupenda. Ojalá sólo sea la mitad de buena madre q ella si algun dia tengo descendencia.
Un besin
chau

agosto 03, 2005 1:40 a. m.  
Anonymous Adrià Urpí said...

MADRE....tan poca palabra para designar tanto esfuerzo, abnegación, sacrificio y AMOR.
Es una auténtica desgracia que haya personas que no merezcan el honor de llevar ese título...aunque algunas posean el carnet de familia numerosa.Como tú bien dices Leo, ser madre es algo más que traernos al mundo. Yo también tengo la suerte de tener una "madre marternal" como tú las designas...creo firmemente que es y será siempre la mujer de mi vida...como debe de serlo para todos, no tengo ningún tipo de complejo de Edipo...pero cuando más mayores nos hacemos, más comprendemos lo mucho que ellas hicieron y lo poco que se lo agradecemos.
Un beso.

agosto 03, 2005 9:40 a. m.  
Anonymous valentina said...

Precioso lo que has escrito,tu madre estara orgullosa de ti..
Besitos.

agosto 03, 2005 3:07 p. m.  
Anonymous netesfera said...

ummm... sin palabras. gracias.

besotes

agosto 03, 2005 4:54 p. m.  
Anonymous contadora said...

La buena vida y casarse no tienen nada que ver.
Sólo que cuando yo me case (si me caso, porque eso no lo tengo nada claro, pq un papel..)
Pues me gustaría que mi despedida de soltera fuese así, a cuerpo de rey.
Y no creo que buena vida tenga algo que ver con casarse. Me da que no.

agosto 03, 2005 5:17 p. m.  
Anonymous contadora said...

Y las madres son un tesoro, aunque habrá muchas que no tengan ese instinto maternal.
Besos

agosto 03, 2005 5:19 p. m.  
Anonymous Azul said...

Que chulo lo que has puesto hoy, yo con mi madre tengo una relación algo particular, pero no dudo en decir que es increible tenerla, su fortaleza es para mi lo más(como dicen los peques).

No tengo hijos, pero he visto nacer a mis sobrinos y casi sé lo que se siente, algún día espero que mi cabeza loca se asiente y sentir tanto amor que desee tener uno propio. :)

Un abrazo..

agosto 03, 2005 7:57 p. m.  
Anonymous Ego said...

Leooo!
Qué bonito el post. Me quedo con la idea "cuando aprendas bien sabrás enseñarlo" Siss, es cierto.

MamaRosis es como yo... Soy quien más se parece a ella. Aunque todavía me faltan millones de cosas para ser la gran mujer que ella es. Una vez me di cuenta de las cosas que ella habia dejado de hacer o de disfrutar por cuidarnos y por darnos una vida mejor, en ese momento creo que me hice grande jajajaja, suena cursi pero es cierto... Y fue por un bote de champú. Me dió pena, alegría... Todo a la vez y desde ese momento la admiro como a nadie en el mundo.

Un beso mu gordo MISuperLeooo!

agosto 03, 2005 10:15 p. m.  
Anonymous Miguelon said...

Madre no hay mas que una, aunque muchas veces no nos comprendan y no la comprendamos, como es capaz de dejarlo todo.

Gracias por el escrito tan bello.

te sigo leyendo dentro de unos días, vacaciones.

Cuidate.
Besos

agosto 03, 2005 11:27 p. m.  
Anonymous Silente said...

He vuelto! Alfín mi mente se ha aquietado y me ha permitido volver a los blogs, y lo mejor, volver a tus páginas!
Qué casualidad! Hoy también he hablado del sentimiento materno.
Un beso,

agosto 04, 2005 6:07 a. m.  
Anonymous LuLu said...

Jo, que post mas bonito! La verdad es que es demasiado complicada la relacion madre-hija. Me alegro mucho de que tuvieses (y tengas) una relacion tan buena con tu madre.

Mi madre si que me quiere mucho, y tiene el instinto maternal del que hablas, pero mi relacion con ella nunca ha sido demasiado buena. Supongo que es porque ha sido excesivamente protectora y controladora... por quererme en exceso y no darme la libertad que necesitaba en cada momento. A consecuencia de eso siempre he andado escondiendo mis cosas, lo que hago, lo que no hago... y la verdad es que ambas lo pasamos mal muchas veces por nuestra relacion. Es todo tan complicado

agosto 04, 2005 3:28 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Ser madre es algo más que engendrar a un ser vivo, es amarlo, quererlo, desearle todo lo mejor y por encima de tí misma...
Me alegro que tuvieras una buena madre, yo también.
Un abrazo.

agosto 04, 2005 4:37 p. m.  
Anonymous Raúl said...

"Es tan profundo el osceando del corazón de una mujer. Y oculta tantos secretos" Algo así decía la protagonista de la película Titanic (que me gustó mucho).
El amor de una madre es tan grande como difícil de entender. Tan hermoso, como la encantadora complejidad del mundo. Y yo como hijo, que frecuentemente disiento de las ideas de mi madre y de su forma de ver el mundo, sólo puedo decir que lo encantador de la relación madre-hijo, es la absoluta irracionalidad que la gobierna. Y la gran generosidad de una madre para con sus hijos.
Bello post, como siempre, Leo.

agosto 04, 2005 6:34 p. m.  
Anonymous ivich said...

Yo tambien habia quedado impresionada por el articulo de Ladina.

agosto 04, 2005 7:24 p. m.  
Anonymous Max said...

¿Qué hay de los padres? ¿Existe un sentimiento paternal? ¿Educan los padres?

Es sólo por incordiar. Magnífico artículo.

Mil besos

agosto 04, 2005 8:30 p. m.  
Anonymous diego said...

Me emocioné mucho con tu blog, como suele suceder, te concedo la razón en todo y se puede notar que tienes una madre ejemplar, a la que adoras, a la que disfrutas y con la que sigues conviviendo. Que magnífico. Yo también tengo la suerte de tener una de esas buenas madres maternales, que también sufrió la pérdida de un hijo y se mantuvo fuerte para los que quedamos, aunque llorara por dentro y estoy seguro que aún extraña a mi hermano, yo también.
De las madres que no tienen interés por sus hijos, lamentablemente cerca de mi casa hay una de ellas, ya lo has leído. Es la madre del niño al que le pegan, el que explota, que llora y que es capaz de apuntar con una pistola... Si no lo eres, y si es tu deseo, serás una muy buena madre y tus hijos se sentirán tan orgullosos de ti como tú de tu madre. Y no olvidar, que tu madre se siente orgullosa de ti. Que afortunadas las dos.

agosto 05, 2005 1:33 a. m.  
Anonymous mark66 said...

Brillante post. No hay nada como una madre que realmente quiere a sus hijos. La mía me quería con locura, y mi recuerdo más patente de ella es precisamente eso, lo mucho que me quería y me demostraba que así era. En honor a la verdad debo decir que nadie me quiso como ella. Supongo que puso el listón muy alto.
De verdad, felicidades por este post, no es por decir. Y tu madre... no hay duda de que te ha querido y quiere mucho, y puedes estar orgullosa de ella.
Un enorme beso para ti, Leodegudis!!!

agosto 05, 2005 12:31 p. m.  
Blogger marrakech said...

Precioso post, preciosa exposición como siempre y un precioso agradecimiento el tuyo hacia esa madre tan preciosa con que te adjudicó el destino. Eso también hace madres amorosas, justo eso, el haberlas tenido.
Extiendo tu impecable homenaje a las madres maternales a la mía... también ella lo fué. Fué una gran y hermosísima madre.

agosto 05, 2005 9:54 p. m.  
Anonymous Muyerina said...

Desgraciadamente siempre hay gente de todo tipo, buena y mala. Lo triste es que un mal padre o una mala madre pueden marcar para siempre a un hijo negándole uno de los sentimientos que yo considero más básicos. Creo que todo niño, sobre todo en sus primeros años de vida, necesita sentir el cariño de sus padres para no crecer en parte incompleto.

agosto 05, 2005 10:30 p. m.  
Anonymous Mardolo said...

Precioso post. Ójala un día mis hijos hablen de mí como tú haces de la tuya.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que expones. Muchas hembras animales son mejores madres que algunas que lo son por haber dado a luz una criatura.
Yo quiero a mi madre en la misma medida en que la odio. Es una buena persona pero creo que nos trajo al mundo porque era lo que tenía que hacer. Nos dio cariño, besos pero también muchas veces nos apartó de su vida anteponiendo la suya y creo, siento, que una verdadera madre eso no lo hace.
Yo antes de tener a mis hijos, disfrute de todo lo que quise para que no me pasara como ella hasta que un día vi que mi vida estaba vacía. Me faltaba algo. Llamó a mi puerta ese "instinto maternal". Desde entonces, soy mejor persona, mi paciencia, algo de lo que carecía, ha crecido y todos los días, por malos que sean, siempre tengo un motivo para tener una sonrisa.
Perdona la extensión pero al leer el post, se me han movido tantas cosas por dentro...
Un abrazo.

agosto 14, 2005 10:52 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

muy buenas las historias que se cuentan es esta pagina de internet son muy educativas y a la vez entrtenidad que dejan pensando

mayo 18, 2006 2:35 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola.!,de verdad tienes demaciada creatividad eso es muy bueno, tienes temas muy interesantes, felicidades por aver creado esta pagina tan educativa y a la vez de mucha enseñanza... Este tema en especial a muchos les causa emocion, felicidad.. pero a mi ... me da tristeza, por que sinceramente yo no se que es tener una madre, en el sentido que tu lo explicas. yo tengo mi madre, me da de comer, paga mis estudios, pero como madre maternal no la siento, es algo muy duro para mi, por que tan solo tengo 14 años y mas que una simple madre que atiende a mis necesidades, necesito tener una amiga, una buena amiga, la cual me pueda escuchar, conversar conmigo, aconcejarme,la cual le pueda contar mis problemas, mis dudas, enseñarme a no caer en las dificultades de la vida... pero no, no la tengo :( ... por eso, a todas las personas que si tengan una madre maternal, denles la gracias hoy por ser como son, no esperen a mañana, por que podria ser muy tarde. Vuelto y te felicito por esta exelente pagina.

Se despide: una simple niña.. Pma 507 PTY

mayo 19, 2006 12:14 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Anónimo uno - Me alegra que te guste lo que cuento en mi página, vuelve por mi casa cuando quieras.

Anónimo dos - Siento lo que me cuentas, niña, porque en la vida de cualquier niño es muy importante la figura maternal, si algún día eres madre, no lo olvides y dales a tus hijos el amor que tú no recibiste.

mayo 19, 2006 5:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

la verdad q t sobra la creatividad

febrero 10, 2007 3:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home