Mi foto
Nombre:

lunes, julio 04, 2005

La música para mi

Image hosted by Photobucket.com

Hans Steve

Mark me dijo un día que ya que me gustaba la música clásica que escribiera sobre mis compositores favoritos, pero tratar el tema de la música sin poder poner fragmentos para que los podáis escuchar y así entender lo que quiero decir, es tremendamente difícil, pero voy a intentarlo y como seguro que conoceréis las obras a las que me referiré os resultará mas comprensible.

La música es para mi gusto una de las mejores y mas difíciles creaciones artísticas del género humano, el combinar los sonidos de forma armoniosa utilizando solo siete notas, escritas en un sencillo pentagrama de cinco líneas, jugando con las claves, los signos, los movimientos, los compases, los tonos, los acordes, las cadencias y otros elementos que están a disposición del compositor para formar frases, melodías, variaciones, es una ardua tarea para la que no todo el mundo está capacitado por mucho que le guste la música.

Ya se que hay miles y miles de compositores en el mundo que se dedican a componer distintos géneros de música y que cada persona tiene sus estilos preferidos y yo tengo que confesar que la música que realmente me dice algo, la que me hace sentir es la música clásica, me sirve como música de fondo cuando trabajo, cuando pinto, cuando hago las labores de casa, cuando descanso, cuando viajo, cuando estoy alegre o enfadada, pero nunca, nunca cuando estoy triste; no se cual es la razón pero la tristeza y la música nunca pueden coincidir en mi porque si la escuchara en ese momento la tristeza crecería tanto que terminaría por aplastarme.

Cuando se habla de música clásica parece que toda es igual, es clásica y ya está, pues no, la denominada clásica es tan variada como lo pueda ser la moderna, no es lo mismo una suite que un minué, una sonata que un rondó, un concierto que una sinfonía, una obertura, un aria, un lied; puede ser interpretada con un solo instrumento, con dos, tres o con un ciento dependiendo de la obra, con una gran variedad de instrumentos musicales agrupados en familias como la de la cuerda, del metal, de viento, de teclado o de percusión.

Hablando de mis preferencias, hay muchos compositores que me gustan pero creo que a la cabeza pondría a Beethoven, lo considero el mas completo y si tuviera que elegir solo una obra, tarea dificilísima, me inclinaría por el Triple concierto Op.56 en el que sus tres solistas, piano, violín y violonchelo con la orquesta de fondo, mantienen una conversación a lo largo de la obra que es una verdadera delicia.

Otro compositor que me gusta es Chaikovski y una de sus obras, concretamente el concierto para piano y orquesta Nº 1 en si bemol menor Op. 23 es el que suelo emplear cuando estoy verdaderamente enfadada y quiero que mi nivel de cabreo desaparezca; al principio de la obra después de una introducción tranquila y serena de la orquesta entra el solista que empieza a desarrollar el tema principal con fuerza y de forma muy marcada en un allegro maestoso para conducirnos después a su segundo movimiento mas tranquilo al que suelo llegar ya con el ánimo sereno.

Otro compositor a destacar es Edgard Grieg y de el elegiría la suite Nº 1, Op. 46 escrita a petición de Henrik Ibsen para su drama poético Peer Gynt, obra maravillosa que en su parte final tiene como broche de oro la llamada “Canción de Solveig” que por desgracia en la mayoría de los conciertos solo la ofrecen en su versión musical, pero cuando está cantada es de las que ponen la piel de gallina, si no la conocéis intentad escucharla un día, no creo que os defraude.

Y si nombramos a Bach ¿qué elegir? tal vez los conciertos de Brandemburgo; de Haydn la sinfonía Nº 94 en sol mayor “Sorpresa”, divertida en su historia ¿sabéis por que la hizo? pues porque era costumbre dar conciertos de cámara después de comer y la gente se amodorraba y el estaba harto de que sucediera mientras se interpretaba su música, así que hizo una sinfonía en la que intercala momentos suaves con otros fuertes que se presentan de golpe y que lograban que la gente que estaba adormilada se despertara en el acto, y no puedo dejar de nombrar a Mozart y sus maravillosos conciertos de piano o su concierto para clarinete en la mayor k.622 o ese otro para flauta y arpa en do mayor K 299; ni tampoco la alegre música de Rossini y podría alargar mucho mas esta lista pero no quiero cansaros, pero si tengo que confesar, que yo que siempre lucho por todo lo de mi país, en música ni Falla, ni Granados, ni Albéniz me llenan plenamente aunque lo mismo me sucede con otros que no son españoles como Chopin o Ravel o Shostakovitch.

Saber tocar el piano fue la ilusión de mi vida, incluso me compré uno que hoy duerme tranquilo pues tengo que reconocer que mi habilidad para la interpretación es, diría que raquítica y no soporto un músico que toque mal aunque sea yo misma, por eso admiro a todo aquel que sabe sacar música, que no ruido, de algún instrumento sea cual sea.

Aunque ya dije que la música clásica me sirve para acompañarme en todo lo que hago, mi forma preferida de escucharla es bien acomodada en un sillón, cerrando los ojos y dejándome llevar como en una nube siguiendo los vaivenes de la música como si fuera arrastrada por el viento, en ese momento el mundo deja de existir y solo siento las sensaciones que la melodía me va transmitiendo.

37 Comments:

Blogger almena said...

mmmm qué bien descrita una emoción estética. Bueno, describes mucho más que eso. Y, curioso, me ocurre lo mismo, escuchar música cuando estoy triste me lleva a más, a más...
Me ha gustado mucho conocer tus gustos musicales. Y la anécdota de Haydn.
Coincido también totalmente en tu comentario sobre Grieg y su Peer Gynt.
Y me fascina -seguro que la conoces- La gran Pascua Rusa de Rimsky Korsakov.
¡Un beso!

julio 04, 2005 3:56 p. m.  
Anonymous glassy_ocean said...

Comparto ese gusto contigo. Como mi memoria es muy mala y no tengo pasión por nada concreto, ahora mismo no recuerdo el nombre de las que más me revolucionan a mí. De todas maneras, mis conocimientos son muy limitados, no sería capaz de nombrar una pieza que se saliera de la cultura general de cualquier persona.

Yo sé tocar la gaita :) Tengo buen oído para la música, y en tiempos, cuando era pequeña, logré defenderme con un órgano que me habían comprado mis padres.

Pura aficionada.

Mis ideas para este septiembre eran matricularme en un conservatorio y aprender a tocar el violoncello. No sé si lo haré, pero las motivaciones que tenía hace un año, cuando tomé la decisión, son mayores y más urgentes ahora mismo.

Como bien sabes.

Amiga, sí. Gracias.

Un beso y un abrazo.

julio 04, 2005 5:17 p. m.  
Anonymous Dignalo said...

Yo creo que la vida deberia tener una banda sonora.....
Besos de la familia

julio 04, 2005 5:49 p. m.  
Blogger Azusa said...

Mmm, pues yo música clásica la verdad es que no escucho mucha, más bien, antes sí, pero ahora no mucho.
Me gustaba mucho El Cascanueces, (no recuerdo el nombre de la parte que más me gustaba)y el conocidísimo canon de Pachebel... Alguna más pero la verdad es q no recuerdo sus nombres

julio 04, 2005 6:29 p. m.  
Anonymous Azul said...

Me gusta, me gusta este post...

Sin dudarlo mis tres favoritos...

Bethoven y su "Claro de luna", por un simple recuerdo: Mi abuelo,quien me descubrio muchas cosas, entre ellas la música clásica.

Luego por gusto propio, vino Chopin, que me conquisto con ese gusto suave, refinado, romántico y a veces exaltado en melancolía, me hace disfrutar mucho. Una de las que me gustan..."Fantasía Impromptu".

Y Wagner...fuerte, imponente, contradictorio, con su "Tannhäuser"...que operas.

La música forma un mundo casi completo para mi (auqnue mis gustos son totalmente eclécticos), junto a la literatura, no las concibo la una sin la otra.

Un post estupendo...un biko ;)

julio 04, 2005 6:58 p. m.  
Anonymous Grismar said...

Realmente lo que transmites es muy hermoso... tambien me gusta mucho la musica clásica, es otra dimensión, y sabes algo? coincidimos en eso de tirarnos en el sillón a sentir la música... alli las palabras sobran... solo sentir... Es Mágico ;-) Besos.

julio 04, 2005 7:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hablando de música clásica y de sentimientos de tristeza, a mi me sucede algo extraño con el Adagio de Albinoni; por un lado me encanta, me eleva a un plano superior, me pone la piel de gallina y a la vez me produce un sentimiento de tristeza infinita.
Cuando me vaya de este mundo es la música que quiero que pongan en mi funeral, por un lado me servirá para decirles adios a los que me quieren y por otro para decirles que no estén tristes, que estoy serena y feliz en ese plano superior.
Ya ves Leo, mira por dónde a través de tu blog dejo escrito parte de mi testamento.
Besinos de "Tucuñi"

julio 04, 2005 10:16 p. m.  
Blogger Aatomo said...

Precioso post el qiue has escrito, jejeje. Yo soy también un gran aficionado a la música clásica. Me gustan muchísimas obras, pero por destacar algunas me gustan mucho los ballets de Spartacus y gayaneh de Kachathurian, Satie y sus Gimnopédies, de Grieg tb me gustan mucho las piezas líricas que tiene para piano, Prokofiev y su Romeo y Julieta, Saint Saens y su Danza Macabra o su Bacanal, o su carnaval de los animales,... buf, no sé, hay muchas. Pero si tuviera que quedarme con una sola pieza, me quedaría con el Adagio de Spartacus y Phrygia, de Kachaturian, que me ha hecho llorar en más de una ocasión. Si no la conocéis, os recomiendo que la escuchéis ;).
Un saludo!!!

julio 05, 2005 1:01 a. m.  
Anonymous Max said...

A mí también me sirve en momentos de tristeza. Hay veces en que sólo la belleza de un adagio me reconcilia con el ser humano.

Hmmm... Lo de dejar a Mozart para el final... ¿Beethoven? ¿Quién es? ¡Ah! ya caigo...

Saludos

julio 05, 2005 1:44 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Paso caminando, y todas la miradas que se cruzan
caen sobre mi, me siguen,
que dolor saber por que me miran así.
Sigo mi día normal,
haciendo un gran esfuerzo
intentando olvidar la gran herida
que sin pensar se causó en mi.
Cuando lo logro al fin, me siento más fuerte que ayer.
pero más miradas y miradas, nunca acaban
y malditas palabras en el aire todas ellas,
el blanco soy yo y mi alma, y que culpa tengo yo.

Me levanto una vez más, ¿De dónde saco la fuerza?
¿Será de Dios? Pero a quien quiero engañar,
mira a toda esa gente, esta feliz, viven su vida normal
y para ellos esta bien así.
Es que yo no soy como ellos
mi vida no es igual, yo no se que es ser feliz.
¿Y qué es esto que me hace querer llorar?
Yo no quiero ser basura de la sociedad.

Huyo a mi casa intentando no pensar
en la pesadilla el día de hoy.
De nuevo solo me intento engañar, aquí nadie en mi familia me quiere escuchar, todo es una vil mentira, no hay calor en el hogar.

¿Y que es esa fuerza qué me levanta
y me forza a sonreir?
No se ve pero dentro de mi tengo deseos de morir.

piensa en que soy un ser humano, tengo un alma y corazón,ya no quiero sufrir.

Soy homosexual pero aveces soy más fuerte que cualquier hombre, por que tengo que sufrir y aguantar sin una lágrima poder derramar.


PD. PORFAVOR SIENTE ALGO POR MI SUFRIR Y MUEVE EL POEMA

julio 05, 2005 2:23 a. m.  
Anonymous Carlos said...

La música tiene una gran variedad de estilos, es una gran creatividad todas esas grandes sinfonías que se hacían, como las de Bethoveen, Mozart, es una gran creatividad de expresar lo que sienten por medio de la música. Y ciertamente hace que uno se relaje, y cuando uno en verdad llega a sentir la música fluir por el cuerpo.

julio 05, 2005 2:40 a. m.  
Anonymous diego said...

Ay Leo, de verdad que leerte es sumergirse en un mundo de conocimiento de diversos temas, me encanta leerte por eso, espero ansioso tu siguiente post, para aprender más. Te agradezco por eso. A mí también me gusta la música clásica, aunque no sé tanto como tú, mis padres la han escuchado siempre y conozco a los autores. Ahora me viene a la mente el Ave María de Schubert, que no sé por qué, me gusta tanto tanto. Hay otras que me gustan de otros compositores, pero esa me vino ahora. Saludos!

julio 05, 2005 6:26 a. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

No entiendo mucho de música clásica, aunque cuando era pequeña era la que prefería, qué cosa más extraña, ¿no?
Lo que sí coincidimos, es que la música nos acompaña en muchos momentos, y a mí particularmente, me influye mucho en mi estado de ánimo.
Un abrazo.

julio 05, 2005 10:29 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estupenda descripción, estoy de acuerdo en casi todos los compositores y obras. Menos mal que he dicho "casi", porque es así como debe ser, la mundo de la música es tan amplio, que siempre hay espacio para discrepar, descubrir, etc...
Definitivamente este es uno de los mejores blogs que he visitado (en mi modesta opinión claro).
Afectuosamente. Adrià Urpí

julio 05, 2005 5:17 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Leo
Por tu comentario anterior de los libros, el de las flores y este de la música veo que ers una persona cultivada y de gran sensiblidad.
Compartimos el gusto por la música clásica y coincidimos en algunas de las propuestas.
A mi si me gustan los autores españoles como Albeniz, Granados, Monpou, Guridi y algún otro.
No obstante quiero de hablarte de dos favoritos mios: Bruckner y sus sinfonias y Rachmaninov y sus cuatro conciertos para piano y orquesta, en especial el segundo.
De Beethoven prefirio sus obras para piano, de Mozart, la sinfonía Praga y el Requiem. Me gusta Debussy, list y sus poemas sinfonicos, Mahler y su quinta, eyc. etc
¿Y de opera?. A mi no mucho.
Un abrazo
José Sans

julio 05, 2005 7:07 p. m.  
Anonymous Elen said...

Coincido contigo en cuanto a compositor favorito, me gusta mucho Beethoven, pero bueno, no soy una entendida, aquí me ganas como en muchas otras cosas, estoy segura de ello.

Fantástico post, como siempre.
Ub beso.

julio 05, 2005 8:46 p. m.  
Anonymous Miguelon said...

Lástima que no tenga buen oido musical, soy primo hermano de Asuranceturix (bardo de la aldea de Asterix), pero me encanta la música clásica, Tcaikowski (o como se escriba) con su obertura 1812, Beethoven, 5ª y 9ª sinfonía, Grieg, Vivaldi, me encanta el carmina Burana, y hace cuatro años asistí a un concierto de la Orquesta de Extremadura el programa era el Requiem, MARAVILLOSO.
Que decir de Häendell, El Mesias o Musica Acuatica.
En fin, o tempora o mores.
Un beso

julio 05, 2005 10:29 p. m.  
Anonymous jose said...

El tema de hoy da para un libro entero. No soy un erudito de la clásica pero sí soy capaz de nombrar algunas obras que me provocan distintas sensaciones, como la sinfonía del nuevo mundo de Dvorak, la fantástica de Berlioz y, sobre todo, el Requiem de Mozart.
Cuando la orquesta es acompañada por un coro aquello se convierte en majestuoso. He tenido el inmenso placer de estar cantando en un coro el Aleluya de Haendel acompañados por la sinfonica de Euskadi y recordaré esa sensación para toda la vida. Además de cantidad de cantos populares o regionales, también recuerdo cantar el Ave María de Gounod como algo maravilloso.
Otro tema: el comentario que haces sobre la cantidad de registros que tiene la clasica lo suelo hacer yo también a los detractores del jazz, seguro que todo no te disgusta, siempre hay algo a gusto de uno.
Para terminar, espero que hayas visto la pelicula "El pianista", tuve que comprar la banda sonora, me fascinó la música de Chopin, sin embargo no es lo mismo que lo que sentí en el cine al oirlo al lado de esas imágenes.
Bueno, lo dejo aquí que ahora tengo que bajarme lo último de King Africa, jeje.
Un abrazo.

julio 05, 2005 11:02 p. m.  
Anonymous Rosis said...

Qué bonito ofus!
Yo aprendí a "escuchar" música clásica con un profe que el pobre pensaba que nadie le hacía caso...
"Canon" Pachelbel (no se si se escribe asi). Esa me gusta!

Besos!!!!!

julio 05, 2005 11:04 p. m.  
Blogger Agua de brisa said...

Como siempre el leerte es toda una aventura llena de conocimientos...
siempre se aprende algo nuevo!

La música clasica siempre ha sido parte en mi vida mis abuelos maternos son italianos y con ellos aprendi a disfrutar de ella...

Excepcional post

Un beso en la punta de la nariz

julio 05, 2005 11:53 p. m.  
Anonymous leumas said...

Que articulo más chulo.
Cómo me gusta la música clásica.
Te diré mis compositores preferidos porq como me explaye en obras...
Adoro a Vivaldi, Bach me deja sin palabras, Mozart es dios componiendo, Von Weber me hipnotiza con sus conciertos de clarinete, Krommer un desconocido estupendo, y Falla, Albéniz, Granados, Gluck, Donnizetti....
Y amo por encima de todas las cosas, a Cecilia Bartoli, q solo canta, pero cómo canta.....
Con el Sordo, pos no me acabo de entender, no sé porqué.....

julio 06, 2005 12:51 a. m.  
Anonymous luna said...

A mi también me gusta la música clásica, pero no paso de los clásicos populares y cosas así. Supongo que por que hay tantos compositores, y tan variados que nunca sé por donde empezar... seguramente busque esa selección que has hecho.

besotes!

julio 06, 2005 7:37 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

la música es un maravilloso arte que nos inspira felicidad, tristeza incluso aveces nos llega deprimir
y me da demsida lástima como se deperdicia la musica ahora con tanta mensadas bno así es la cosa
nimodo
bno ps nms pasaba pa firmar ojala pudieras pasar por mi blog y dar una firmadita bye
es www.blogs.ys.com/shakespeare

julio 06, 2005 7:38 a. m.  
Anonymous Ume said...

Yo no entiendo mucho de música... aunq es cierto que la necesito a todas horas... Tampoco sé cuando se considera música clásica, tengo mucha en la que solo es eso, música, sin voz... pero no sé si entra dentro de esta categoria... Un saludo.

julio 06, 2005 9:59 a. m.  
Anonymous mark66 said...

Fantástico post, Leodegundia. Me ha encantado, pero ya sabes, como todos los que colocas en tu blog. NO sabía la anécdota de Bach, fíjate, y me ha hecho reir. Si, una anécdota muy simpática. Puedo imaginarme a la gente dando un pequeño salto después de estar medio adormilada. Seguro que el compositor disfrutaría con ello, jajajaja.
Veo que tienes una gran pasión por la música clásica y lo demuestras aquí plenamente. Menos mal que no creo que me escuches a mí nunca tocando el violín, porque me echarías los perros, jajajajajaja.
Mi tío-abuelo tenía también gran pasión por la música clásica, y seguro que habríais hecho buenas migas. Imagino que serás de las que acuden a conciertos y audiciones siempre que está en sus manos. Yo antes iba mucho, pero dejé de hacerlo porque me deprimía no estar a la altura después de entrar en ese mundo.
Podrías abrir una sección con post dedicados a tus compositores favoritos alguna vez. Se nota que te gusta, y disfrutarías con ello, a buen seguro. Por la música no te preocupes, a la gente que quiera escuchar una pieza sabe que puede encontrarla de una manera u otra y escucharla. YO tengo en casa una colección enorme y seguro que la pieza que nos recomendaras la tengo, y si no, me busco las castañas.
Coincido contigo en cuanto a Beethoven, pero supongo que ya lo sabes, después del relato que le dediqué, ¿verdad? Siempre ha sido una persona que me ha cautivado enormemente. Imagínate si hubiera podido conocerle. Pero no nací en su siglo, aunque no me arrepiento, ¿eh? QUe ahora se vive mejor, jajajaja.
Me extendería mucho, pero es mejor que no siga, que no pararía.
Besos, leodegudis.
Buen post, en serio.
Tchaikowski también es uno de mis preferidos.
Hasta ahora mismo!!!!

julio 06, 2005 10:20 a. m.  
Anonymous Raúl said...

Hola!
Me ha resultado muy ilustrativo tu breve paseo por la música que te apasiona. Tanto, que de seguro tendré que releer varias veces su contenido para sacarle mayor provecho... Aprender es lo más agradable cuando hay gente como tu que sabe enseñar... Gracias!

julio 06, 2005 4:02 p. m.  
Anonymous mark66 said...

Tienes razón, es Haydn, me colé al leer. Pero no te preocupes, si hubiera contado después la anécdota, no me importa que me rectifiquen. Es verdad que hay gente que se siente mal por ello, o se pone cabezón con tal de no quedar mal, y así queda peor, pero no es mi caso.
Como a veces estoy dando clases y de vez en cuando leo los post entre medias, me quedé en ese párrafo cuando tuve que detenerme. Y al volver, supongo que se me quedó clavado esa autor, en detrimento de Haydn. Ahora que he vuelto a leer lo he comprobado. De todas formas agradezco tu aclaración.
Besos, guapetona!!!

julio 06, 2005 4:09 p. m.  
Anonymous Kuan said...

Me gusta todo tipo de música, tanto moderna como clásica, de esta última mis preferidos son Chopin, Beethoven y Rasmaninov. Creo que hay un momento para cada tipo de música. Hay veces que la música me produce una especie de resonancia interior, algo así como si mi ritmo vital se acompasara con el de la música que escucho... Es difícil de explicar pero seguro que cualquiera que ame la música puede entenderlo :)

Un abrazo

julio 06, 2005 10:20 p. m.  
Anonymous Luis said...

Hola Leogundia,
sólo indicarte que ahora mismo la BBC esta dejando descargarse gratis las 9 sinfonias de Beethoven, bueno ya sólo quedan las 4 últimas. La calidad de la grabación es bastante buena y bueno ahí estan para quien las quiera.
http://www.bbc.co.uk/radio3/beethoven/downloads.shtml

julio 06, 2005 11:29 p. m.  
Anonymous Urteil said...

¿Algo sobre Messiaen? ¿Dutilleux? ¿Ligeti? ¿Lutoslawski? ¿Stockhausen? ¿O a partir de Schönberg nada es interesante?

julio 07, 2005 10:42 a. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

Entiendo lo q cuentas sobre la música, yo tb la necesito todo el tiempo. Incluídos mis momentos de tristeza, pues me ayudan a sacar todo lo q siento dentro...
Bueno, en lo q no coincido contigo es en el tipo de música, pues yo necesito q tenga letra, y por tanto no me gusta la música clásica.
Yo creo q es, porque en realidad, lo q me llama la atención de una canción es su letra... su mensaje.
besos

julio 10, 2005 1:02 a. m.  
Blogger marrakech said...

Que lección de música tan cercana, que bien describes los gustos, los sones, los variados sonidos. Que hermosa selección has hecho y que bien me has hecho sentir mientras te leía.
Gracias Leo siempre es una delicia todo lo que escribes, me encanta hacerlo, sobre todo por lo mucho que aprendo aquí. Escucharé la Canción de Solveig, que así a bote pronto no sé si conozco. Un beso enorme y disfruta del verano lo que puedas aunque no tengas vacaciones.

julio 11, 2005 2:06 a. m.  
Blogger Saf said...

Me encanta la Canción de Solveig... a la que llegué no por la música de Grieg... sino por la obra de Ibsen.
Y la mejor versión que he escuchado nunca... está colgada ahora mismo en el blog de la araña: http://elfestin.blogspot.com/ que es, seguramente, el mejor blog de crítica musical que existe.
Me alegro de haberte encontrado.

Saf ;-))

enero 11, 2006 10:40 p. m.  
Anonymous fany said...

Hola!yo estoy acabando 1oºde piano,y lo estoy haciendo bastante bien,tengo 17años y adoro la música clasica,de hecho he terminado de estudiar la balade nº1 de chopin,y ya no duermo por las noches de la emocion de volver a tocarla al día siguiente. Y yo soy como tu, me encanta llegar a casa y ponerme a escuchar musica clasica...qué hubiese sido del mundo sin música clásica? un beso

abril 29, 2006 7:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La verdad quisiera felicitarte, ya que jamas había encontrado a alguien que describiera con gran detalle la música clasica, encerio, me encanto tu redacción.

agosto 28, 2006 4:18 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Después de tantos comentarios sobre la música, solo falta poner aquí música.

septiembre 08, 2013 11:45 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen - Muchas gracias por ponerle música a mi blog, y mas con esa obra que es mi preferida.

septiembre 08, 2013 6:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home