Mi foto
Nombre:

domingo, junio 20, 2010

¿A la vez timado y timador?

Todos habréis oído hablar del timo de la estampita, es un timo que parece funcionar muy bien desde hace muchos años, incluso se puede ver en algunas películas, y que en épocas cae en el olvido pero reaparece a cada equis tiempo dando lugar a noticias en los periódicos que las publican como si fuera la primera vez que sucede.

El sábado pasado en el periódico La Nueva España se publicó esta noticia:
HURTAN 1.400 EUROS Y JOYAS A UNA ANCIANA CON EL TIMO DE LA ESTAMPITA
Haciendo un resumen, al parecer la víctima paseaba por una avenida cuando se le acercó un joven que parecía tener algún tipo de discapacidad. El chico le dijo que vivía en un orfanato con unas monjas y que había encontrado 120.000 euros, dinero que llevaba guardado en una bolsa. El joven le preguntó si era rica porque las monjas le dijeron que regalase el dinero a personas que fueran ricas. Ella le contestó que no era rica y fue entonces cuando se acercó una mujer interesándose por lo que pasaba. La víctima se lo contó y la mujer le sugirió que podían fingir que eran ricas y repartirse el dinero entre las dos, para ello tenían que mostrarle al joven dinero y joyas. A todas estas se presentó una tercera persona que diciendo ser sobrino de la mujer les propuso acompañarlas al banco en coche. La timadora se bajó la primera, entró en el Banco y salió con un sobre que según ella contenía 7.000 euros, la víctima convencida les indicó que la llevaran a su casa y allí recogió 1.400 euros y las joyas.

Cuando llegó al coche en donde esperaban los timadores, la mujer le dijo que tenía que ponerlo todo en la bandeja para que el joven viera que era verdad, que era rica, éste pareció satisfecho pero comentó que antes de entregarles su dinero quería un bocadillo. Se desplazaron con el coche hasta un bar y pidieron a la víctima que se bajara a comprar el bocadillo, cosa que hizo y cuando regresó los timadores ya se habían largado.
La víctima al darse cuenta se fue corriendo a la comisaría para denunciarlos.

Supongo que todos habréis leído noticias como esta que no es ninguna novedad, pero lo que yo quiero al referirme a ella es resaltar algo que parece que nadie comenta, ni la policía ni los periodistas, al menos yo nunca lo oí ni lo leí y es lo siguiente: ¿no es la “víctima” una timadora también? ¿con qué cara se presenta en una comisaría para hacer la denuncia cuando su intención era timar a la persona que ella creía discapacitada? ¿alguna vez os enterasteis de que la “victima” fuera castigada por sus malas intenciones?

Es posible que legalmente no se la pueda castigar sólo por un intento de estafa, pero no es justo porque demuestra no ser buena persona ya que estaba dispuesta a quedarse con el dinero del joven. Aparte de eso yo diría que tonta es un rato largo porque en este caso concreto y si las cosas sucedieron como cuenta el periódico ¿alguien puede pensar que las monjitas hayan dejado marchar al joven con tanto dinero y le hayan aconsejado además que diera el dinero que encontró a personas que fueran ricas? sólo con ese dato la víctima ya tendría que haber sospechado pero está claro que la avaricia ciega hasta el punto que sólo se ve el dinero que se puede ganar de forma aparentemente tan fácil.

23 Comments:

Blogger fonsado said...

NO hay duda de que esta nueva "víctima" es la verdadera timadora.
Solamante ella es la que toma verdadera conciencia de la persona a quien va a robar: un deficiente, los otros son "profesionales" que montan su particular teatro para conseguir el objetivo.
Esta mujer, después de la denuncia (dos veces tonta), no debería salir de la comisaria.
Un abrazo Leo.

junio 20, 2010 9:09 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Timos de estos hay más de los que se denuncian, pues muchos timados no se atreven a denunciar por su mala conciencia. Ocurre igual que en esas estafas tipo Forum Filátelico, en las que el señuelo es muchas veces tener el dinero "en negro".

junio 20, 2010 9:30 a. m.  
Blogger Tawaki said...

El verbo timar es de los que se conjugan en todas las personas.

En este timo en concreto hace falta cierto grado de participación.

Un abrazo.

junio 20, 2010 9:48 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

¡Que casualidad! Yo también hablo del timo de la estampita, pero en mi caso se llama "Rip Deal" es lo mismo pero mas sofisticado.
Y no se han andado con chiquitas, entre timadores y narcotraficantes 11 detenidos.
Saludos

junio 20, 2010 10:26 a. m.  
Anonymous Marian said...

Me parece que la respuesta la tengo clara. Timador y “ timado” son, en este caso, de la misma despreciable estofa ( que no estafa). Ni víctima, ni ingenua… y por supuesto; de inocente nada de nada. La avaricia es un mal de todos los tiempos y por eso se multiplican e incluso se perfeccionan estas prácticas moralmente reprobables en tiempos como los nuestros, en los que la seducción por el dinero fácil nos está dejando el sentido común hecho unos zorros.
Un besín

junio 20, 2010 12:30 p. m.  
Blogger Ligia said...

La avaricia rompe el saco...
Desde luego, es un timo que ha perdurado a través del tiempo y todavía hay personas que caen en él. Abrazos

junio 20, 2010 8:15 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Tienes mucha razón, leo. Sin embargo, creo que la "timada/timadora" no debe tener muchas luces o la ambición la ciega, porque desde luego, la explicación es increíble. Con todo, los timadores suelen ser muy habilidosos y convincentes, porque de otro modo no harían carrera... Un abrazo muy fuerte.

junio 20, 2010 11:42 p. m.  
Blogger gaviota said...

LO CREIA DICHO TIMO UN TANTO ERRADICADO PERO VEO QUE NO SIEMPRE AHI ALGUN LISTILLO QUE RETOMA LO OLVIDADO BESITOS GAVIOTA

junio 21, 2010 12:34 a. m.  
Blogger Azusa said...

Alguna vez he oído hablar a la policía sobre este timo y sobre que precisamente es difícil encontrar a los timadores porque la gente estafada se avergüenza de que le hayan timado de ese modo tan deshonroso y no denuncia.

junio 21, 2010 11:01 a. m.  
Blogger Salamandra said...

Parece ser que hay estímulos ante los que la gente deja de pensar. Hay quien dice que los hombres cuando ven a una mujer desnuda dejan de pensar con la cabeza grande.

Este caso es parecido. Cuando a la mujer se le propone el engaño deja de pensar "normal". En caso contrario no se explica como cae en un timo clásico.

junio 21, 2010 12:07 p. m.  
Blogger Umma1 said...

Esa señora es lisa y llamanamente una estafadora más. Porque no puedo creer que haya gente tan ingenua...

Y bien merecido tiene su castigo.

junio 21, 2010 12:45 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Fonsado – Eso es lo que yo siempre pensé de las “victimas” del timo, pero me llamaba la atención que nunca nadie lo mencionara, por eso me apeteció escribir sobre ello.

Senior Citizen – No se si es por su mala conciencia o sencillamente porque no quieren que los demás se enteren de lo sinvergüenzas que son y prefieren no denunciar. Cada vez me convenzo más de que el dinero es tan goloso que demasiada gente pierde el norte con tal de conseguirlo.

Tawaki – Desde luego que participan por eso no entiendo que luego sean capaces de ir a denunciarlo a la policía haciéndose los mártires.

Unjubilado - :-) Jubi es que hasta en los timos hay que modernizarse sobre todo empleando palabras extranjeras que ahora eso está de moda.

Marian – Razón tienes, de inocente y de ingenua nada de nada, yo diría que mala pero tonta y sobre todo avariciosa.

Ligia – Esto del timo es tan antiguo y tan conocido que todavía no entiendo como hay gente que cae en el.

Isabel Romana – Creo que luces las tiene todas pero es la ambición y la avaricia la que se las apaga y al final sin las luces se da el tortazo.

Gaviota – Lo del timo aparece y desaparece como los Ojos del Guadiana, pero sigue vivito y coleando pues siempre hay gente que pica.

Azusa – Comprendo que no denuncie por vergüenza pero lo bueno sería que aprovechara para recapacitar sobre lo que estuvo a punto de hacer.

Salamandra – Está claro que los timadores tienen habilidad para confundir un tanto a sus víctimas, pero esto no las disculpa pues ellas, de salir todo bien, se quedarían tan anchas al quedarse con el dinero.

Umma1 – Desde luego que es una timadora en potencia y si se queja ahora es porque la cosa le salió mal, de haberle salido bien se iría a su casa más contenta que unas castañuelas y sin remordimiento alguno.

junio 21, 2010 4:52 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tan culpable es el timador com el timado. El timador escoge la presa idonea, el cateto de pueblo, al inocentón, al listillo... para con cuatro papeles de periódico y un billete de verdad metido en un sobre dar el cambiazo. El timado se cree que engañó al otro el caso que lo dos son unos sin verguenzas y ¿como van a ir a la poliicia si ésta se troncha de risa.

En canarias hubo una intenton me querian vender "UN RELOJ onega" De oro macizo y una pulsera también de oro por 5oo ptss.Cuando le enseñé el mío omega y de oro mscizo salió a la carrera. La cogió la policia y luego a la calle y la policia muerta de risa. bosos GUILLERMINA

junio 21, 2010 11:21 p. m.  
Blogger gaviota said...

si en asturias es las xanas asi es son magicas y bellas las hadas del agua besitos gaviota

junio 21, 2010 11:41 p. m.  
Blogger Charles de Batz said...

Lo realmente increíble es que sabiendo lo que sabemos, y habiendo conocido casos muy similares tanto a través del cine como de las noticias, todavía seamos capaces de caer en semejantes trampas. Supongo que en ello tiene que ver la ambición de la "victima". La entrecomillo pues como bien dices es una victima relativa, ya que actúa queriendo timar al otro de la misma manera que termina siendo timada ella.

Para mi que los supuestos timadores juegan aquí con cierta licencia moral, al engañar a quién se supone que es capaz de hacerlo. Pero también habría que ver hasta que punto han despertado y espoleado con toda la comedia que montan alrededor la ambición de la "víctima". Imagino que ésta oiria aquello de "si no lo hacemos nosotros otra persona se beneficiará de ello" o "total se lo va a entregar a gente rica, mejor para nosotros que estamos más necesitados". Esto último ha sido, con toda seguridad, el principal arma que han utilizado para convencer a la "victima" al borrar de su conciencia cualquier reparo moral que pudiera tener.

Como siempre, un placer romper mi silencio para pasarme por tu cuaderno y leerte con calma paradisfrutar de cada una de las líneas que escribes con tanta dedicación.

Un abrazo, querida amiga.

Salud

junio 22, 2010 11:17 a. m.  
Blogger La Gata Coqueta said...

Ella es una timadora en segundo grado, si pudiera también envolvía al pobre incapacitado, con lo cual si se pone en una balanza la inteligencia de cada uno, a ver la de quien pesa más hay que aguantarse y tragar con las consecuencias...

A Continuación tenia que meter la cabeza debajo del ala como el avestruz e irse para casa, y no ir a dar la risa a la comisaria, porque en el fondo por dentro los oficiales están aplaudiendo los resultados...

Un abrazo de ilusiones

Marí

junio 23, 2010 11:33 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guillermina – Yo creo que mas que al listillo eligen a los avariciosos, a los que por conseguir mucho dinero sin dar un palo al agua hacen cualquier cosa, incluso saltarse las normas y la decencia.

Gaviota – Y que lo digas, al menos las leyendas así lo dicen.

Charles de Batz - ¡Qué alegría verte de nuevo por mi casa! ya temía que hubieras desaparecido del todo.
No hay duda de que los timadores montan una gran comedia pero es que hay que ser avaricioso para no prestar atención a lo que dicen porque en este caso concreto lo de las monjitas no se lo traga nadie con dos dedos de frente, bueno, con dedo y medio hubiera bastado. En fin, si se pica con timos tan conocidos como este ¿qué no pasará con los de nuevo diseño?

La Gata Coqueta – Pues me temo que esta gente timada/timadora no sólo no mete la cabeza debajo del ala si no que se sentirán ofendidos porque alguien los estafó y para nada pensarán en que ellos estuvieron a punto de hacer lo mismo.

junio 24, 2010 12:16 p. m.  
Blogger Chela said...

¡Increible que todavia funcione!También me llama siempre la atención que la gente tenga esas cantidades de dinero en casa.

Casi siempre las victimas son las personas mayores, muy desconfiadas para unas cosas y terriblemente confiadas para otras.Además son de las que siguen teniendo en casa el dinero de todo el mes y "por si pasa una desgracia" (al estilo antiguo) porque no manejan las tarjetas,etc...

Y siempre me pregunto también ¿Cómo se puede creer que las monjitas reglan dinero? Es al revés, siempre lo piden, ja,ja...

Feliz San Juan, Leo.

junio 24, 2010 12:17 p. m.  
Blogger clariana said...

Creo que tienes razón en relación a que la víctima no era nada inocente, pues entró en un plan que no era nada legítimo.
Sabe mal que se aprovechen de las personas sobre todo si son ancianas, porque normalmente están muy indefensas en todos los sentidos, añadido el de la soledad, pero en este caso realmente se lo merecía lo que le pasó, yo creo que con la experiencia ya tuvo su justo castigo, porque si esperamos que la justícia afine tanto, no lo vamos a conseguir. Es bastante original la reflexión que propones. Besos y buen día de San Juan.

junio 24, 2010 2:06 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Hace años a una conocida le dieron un timo más moderno, pero que en el que también tiene su parte de culpa la persona timada.

Se le presentó una señora bien vestida diciéndole que era de la Agencia Tributaria y que tenía un camión en la puerta para llevarse los muebles embargados por una deuda con la Hacienda Pública y, para dar verosimilitud, le mostró un papel con membrete dirigido a ella. Pero claro, podía evitar el embargo pagando en el acto 300.000 pts de las de entonces.

Ella se asustó, fue con la señora al banco y pagó religiosamente. ¿Por qué se asustó y no sospechó el timo? Pues porque recientemente había hecho una venta y no había declarado todo. Si no hubiera sido porque la mala conciencia la ofuscó, se hubiera dado cuenta de que la Hacienda no actua así ni en el cine.

junio 25, 2010 12:42 a. m.  
Blogger Esperanza said...

Vaya noticia... cuando lo he leído he pensado eso, que era tonta, pero no se me había ocurrido pensar que además era, ella también, una timadora (o más bien, proyecto frustrado de timadora).

Al final, conclusión: nadie da un duro por cuatro pesetas y, sobre todo, que hay que ser buena gente.

Por cierto, ahora que estamos en crisis hay un montón de timos, hay que tener un cuidado...

junio 26, 2010 10:52 a. m.  
Blogger La Gata Coqueta said...

Se acerca
en mutuo silencio
y languidez extenuá

Otro fin de semana
para allegar el descaso
y ser disfrutado

Según va emergiendo
cual fuente cristalina
desnudando el alma

En un simulado abrazo
en las verjas del olvido
esperando el siguiente

María del Carmen

junio 26, 2010 11:13 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Chela – Desde luego que es increíble que todavía este tipo de timos funcione, yo creo que se debe a la gran avaricia que existe en algunas personas que en cuanto ven la posibilidad de hacerse con dinero ya no piensan en nada más y por eso caen con facilidad.
:-) Y ¿alguien desconoce la forma de pensar y actuar de las monjitas?, creo que esa sería la clave para no picar en este caso concreto.

Clariana – Si, da pena que se metan con las personas ancianas, pero estas no siempre son tan inocentes como parecen, por eso se las busca con especial interés.
Siento que cuando dan una de estas noticias, la cosa se queda ahí y por lo tanto no se sabe como termina la historia cosa que me encantaría saber.

Senior Citizen – Muy interesante el timo que cuentas porque difiere bastante del de la noticia que da base al artículo, pero hay algo en común, la conciencia del timado, en el caso del artículo la falta de ella pues no le importa engañar a un discapacitado y en el caso que nos cuentas la mala conciencia de alguien que no cumplió con Hacienda (esa de la que somos todos) y viéndose cogida intentó salir por el atajo y por lo tanto el nerviosismo le nubló el cerebro y no pudo pensar que Hacienda no usa esos métodos aunque al final te quite también los dineros.

Esperanza – De eso tendríamos todos que ser conscientes, que no hay duros a dos pesetas y que cuando te ofrecen algo así existe la letra pequeña esa que no solemos leer y a la que se le debía de prestar más atención que a la grande.
Si, tengo entendido que la crisis produce una gran cantidad de timadores y de timados que creen poder timar a su vez a estos.

La Gata Coqueta – Que tu también tengas un buen fin de semana.

junio 27, 2010 8:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home