Mi foto
Nombre:

domingo, septiembre 12, 2010

En Proaza

Proaza es la capital del concejo del mismo nombre, un lugar hermoso de los muchos que tiene Asturias, con una historia que se remonta al paleolítico y que desde entonces no dejó de participar en todas las épocas que se fueron sucediendo como la castreña, la romana, la medieval y así hasta llegar a nuestros días. En la Edad Media era lugar estratégico en la comunicación entre el centro de Asturias y la Meseta por el camino de la Mesa del que todavía se conservan algunos tramos. De esta época se conservan algunas torres defensivas de las que hoy veremos una, la conocida como torre del Campo.


Es una construcción circular de unos 14 metros y medio de altura distribuidos en cuatro pisos y de 9 metros de diámetro de los cuales 1,5 aproximadamente corresponden al grosor de los muros. Tiene la particularidad de que el grosor de los muros disminuye por el exterior según se gana altura.


La puerta principal que se encuentra en el segundo piso, está orientada al este y es una puerta de arco de medio punto dovelado. Hay otra a ras de suelo pero se cree que es posterior a la fecha de la construcción de la torre.


Al ser una construcción militar no podían faltar las saeteras, tiene dieciocho distribuidas por las distintas plantas y además tres ventanas, dos cuadrangulares en el cuarto piso, una enfrente de la otra


Y otra en el tercero, geminada (ventana de dos arcos idénticos enlazados por una columnilla denominada parteluz)


En esta foto se pueden apreciar todos los huecos citados a excepción de las ventanas cuadradas. En 1965 fue declarada Bien de Interés Cultural, convirtiéndose en Monumento Histórico Artístico.

Al parecer esta torre fue mandada construir por Diego Vázquez de Prada del que apenas hay información, salvo que murió en 1491. Lo único que encontré sobre este personaje aparte de lo dicho es una historia un tanto truculenta que no puedo asegurar que sea cierta aunque la encontré en dos o tres sitios con alguna variante. Al parecer Diego apoyado por sus hermanos Alonso y Andrés fueron los causantes de la muerte de su hermana Elena y el marido de esta, un notario, que se habían casado en contra de la voluntad de su familia ya que él era de origen plebeyo. Los persiguieron hasta una cueva de Tuñón, conocida como la cueva del Notario y allí los abrasaron con nueve de sus leales. Temiendo luego a la justicia huyeron, regresando tiempo después Diego que mandó construir la torre y acabó muriendo en su casa de Prada.

Dejamos la torre y nos fijamos ahora en un palacio que está enfrente de la misma, al otro lado de la carretera, es el palacio del Campo o de los González Tuñón.


Construido en la segunda mitad del siglo XVIII, consta de dos cuerpos, uno rectangular de dos pisos con ventanas abocinadas en el piso bajo y balcones en el superior y el otro, a modo de torre y con una altura más. El frente cuenta con tres balcones por piso sobre voladizo de base rectangular los del centro y mistilíneos los laterales, colocados simétricamente en donde se encuentra el escudo entre dos de los balcones del piso superior.



La fachada posterior está formada por una galería con balaustrada de madera torneada.


Otra vista del palacio que también tiene un hórreo


Detalle del hórreo y de uno de los balcones laterales



Es una pena que ninguno de estos dos edificios que os muestro hoy se pueda visitar por dentro pues quizás sería muy interesante, así que para despedirnos de ellos ya que el exterior no da para más, os dejo una foto tomada en un pequeño jardín cercano al palacio que me hizo pensar que la naturaleza nos muestra de forma sencilla que la vida y la muerte conviven a diario y con ello se forma la historia de cualquier lugar.

21 Comments:

Blogger Senior Citizen said...

Todo el litoral mediterráneo del Estrecho está lleno de torres vigías similares a esta, pero más simples y peor conservadas. Se fueron construyendo para defenderse de las invasiones procedentes de África y más tarde de los ataques de piratas.

Esta es un magnífico monumento y hay que felicitar a los asturianos por haber sabido conservarlo así.

septiembre 12, 2010 9:09 a. m.  
Blogger Ligia said...

Pues sí es una pena que no se pueda visitar por dentro. Sería interesante. Ya me estaba imaginando la época medieval con los soldados tirando flechas a los enemigos...
Abrazos

septiembre 12, 2010 9:33 a. m.  
Anonymous Trini said...

A mi me gustaría, puestos a elegir, visitar la torre, antes que el palacio.
La piedra que nos sobrevive y sobrevive hasta a nuestros infinitos herederos...

Gracias por este paseo por tu hermosa tierra.

Besos

septiembre 12, 2010 9:42 a. m.  
Blogger Merchi said...

Cúantas cosas y rincones tenemos para disfrutar y ver en España, y en este caso concreto, en Asturias. Espero regresar algún día, y te aseguro que la informaciòn que nos has dejado hoy, por mi parte no caerá en saco roto, ya que me encantará pasearme por esos alrededores con tanta historia.

un besazo guapa :)

septiembre 12, 2010 1:08 p. m.  
Blogger fgiucich said...

Gracias por este hermoso viaje que nos has regalado. Abrazos.

septiembre 12, 2010 2:14 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior citicen – Bueno, la conservación debe de ser bastante reciente, no hay más que ver lo blanca que está la piedra, pero si, creo que conservar estas construcciones es importante porque nos ayudan a comprender mejor la Historia. En Asturias quedan unas cuantas torres que quizás pueda visitar en otra salida.

Ligia – Me temo que por dentro como la original era de madera no quede nada y si lo hubieran restaurado supongo que dejarían verla, hace poco le faltaba el tejado, al menos ahora eso esté hecho.

Trini – Bueno, son tan diferentes en época y en uso que para mi ambos serían muy interesantes, pero como dije, me quedé con las ganas.

Merchi – España es un país muy rico en construcciones del pasado y por lo tanto en buenos lugares para recordar la Historia, por eso es importante que a la menor oportunidad viajemos por el país que siempre encontraremos cosas interesantísimas.

Fgiucich – De nada, la penas es que no pudiera ponerlo al natural porque las fotos nunca hacen justicia a ningún lugar.

septiembre 12, 2010 5:03 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Observo que cada vez en mas ocasiones te sale la vena periodística, las imágenes son perfectas y la narración magnífica.
He tratado de buscar imágenes del interior del palacio del Campo o de los González Tuñón, no existen, o yo no las he sabido encontrar.
Un saludo

septiembre 12, 2010 8:28 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

En el otro comentario olvidé decir que la foto del hórreo me parece impresionante de buena.

septiembre 12, 2010 9:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Si el monumento es precios por fuera no le faltaría belleza en su interior,la pena es no poder verlo, pues que trabaje la imaginación.
No se porqué, al reconstruir un monumento antiguo le lavan la cara de tal forma que parece actual, que lo recostruyan como si fuera de su época, que para eso están esos señores especializados, que utilicen material lo más parecido al antiguo,que lo hay. Lo mismo me ocurre con la Alhambra, existe una zona cercana a la entrada, por el Mesuar, de restos de casa árabes,los han puesto que parecen que les han hecho la cirugia estética, un estiramiento de piel.
No se como estaba antes, pero ahora me gustaría estar ahí conteplándolo.

Preciosas las fotografias y el lugar.Besos Guille

septiembre 12, 2010 10:29 p. m.  
Anonymous Marian said...

Parece ser que un Canónigo hermano del asesinado junto a su esposa, levantó a los vecinos y quemaron la Casa Solariega de Monte Gaudi, dando origen al exilio de Andrés en Galicia, y de Diego y Alonso, en Castilla.
El episodio tiene visos de ser cierto, pues Diego obtuvo un Perdón real que le permitió regresar. Y que mejor manera de dejar constancia de su poder que construir esa torre. De hecho, he leído que este tipo de construcciones no tienen nada que ver con los modos de vida señoriales de la época pues no reunían condiciones para ser habitadas pero sí “jugaron un gran papel como centros del poder social, cárceles y atalayas de dominio de la vida cotidiana campesina, insertas en el núcleo de aldeas y villas”. Son todo un símbolo del señorío medieval.
La rehabilitación y conservación (hace unos años estaba completamente cubierta de hiedra) permite ver un rasgo que es único dentro del conjunto de torres circulares de Asturias: los retranqueos exteriores del muro que creo que se corresponde con la división de la fachada en tres piezas que se ve en las fotos.
La verdad es que tus visitas son muy interesantes, nos queda mucho por saber de esas magníficas herencias de piedra. Y es que en esta tierra tenéis además de un paisaje privilegiado mucha historia digna de ser conocida.
Un besín :0)

septiembre 13, 2010 9:53 a. m.  
Blogger Salamandra said...

Y a mi se me ha venido a la cabeza sin motivo alguno que en el pueblo se debe de comer bien. No se deduce del texto ni de las fotos, pero ha sido la primera impresión.

septiembre 13, 2010 12:10 p. m.  
Blogger Tawaki said...

Con la cantidad de veces que he pasado por allí y nunca me había fijado en la torre.

Claro, tenia la mente fijada en la fabada que me iba acomer en na casa rural cercana...

Abrazos.

septiembre 14, 2010 7:47 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado – No ceo que pudieras encontrar esas imágenes por que no es un palacio preparado para las visitas, es una vivienda normal, pero me hubiera encantado verlo por dentro y la finca que tiene alrededor también.

Senior Citizen – Muchas gracias, :-) ya sabes que muchas salen bien de pura casualidad.

Guille – Parece actual simplemente porque limpiaron la piedra cosa lógica al reconstruir lo que faltaba, que hasta hace poco era el tejado solamente, pero con el clima de aquí no tardará en tomar otro color, pero esa limpieza no hace a la torre menos auténtica.

Marian - :-) Buena nota te tengo que dar ya que se ve que investigaste a fondo cosa que te agradezco pues toda esa información que nos traes es un buen complemento para la que yo di y así se enriquece el artículo. Gracias.

Salamandra - :-) No es por presumir ni por hacer publicidad de mi tierra, pero tanto en este lugar como en cualquier otro de Asturias se come muy bien.

Tawaki – Jajaja, pues ya ibas con ganas de fabada para no haber visto la torre que está a la entrada y en un lugar un poco más elevado que la carretera, espero que al menos la fabada te haya sentado bien.

septiembre 14, 2010 9:24 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Leo llevas toda la razón del mundo,la armonía y hermosura de su construcción no pierden un ápice porque la limpien, pero esos contrastes tan bruscos, no me van.
Es un pensamiento que he expresado públicamente. Besos Guille

septiembre 14, 2010 2:53 p. m.  
Blogger fonsado said...

Suerte que puedes contar y mostrarnos el exterior de estas construcciones llenas de belleza e historia.
Seguro que, milagrosamente, han conseguido escapar de la ruina y que podrán tener un futuro si las incluyen dentro de algún circuito turístico, que las pueda mantener y mejorar.
Otras muchas, por todos los rincones de España, ya no tendrán esa suerte y se han perdido o están a punto de perderse para siempre.
Lo más trágico del asunto, es que su salvación o ruina depende de la sensibilidad del político/ca de turno.
Estupendas fotografías. Un abrazo.

septiembre 14, 2010 6:59 p. m.  
Blogger Javier said...

Hat tantas cosas bonitas en tu tierra que no sabria decir cual más.
Besos Leo.

septiembre 16, 2010 11:18 p. m.  
Blogger Chela said...

No conozco Proaza pero todos los lugares de Asturias que he visitado son igualmente bellos.

Y sobre todo, admiro como está de cuidado el paisaje, algo que nosotros aún no hacemos convenientemente.

Un abrazo.

septiembre 17, 2010 11:34 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille – Es que en realidad cuando la construyeron la piedra era de ese color, luego con el paso del tiempo se va oscureciendo y es así como suele llegar a nosotros por eso al verla limpia de nuevo, nos parece un tanto falsa.

Fonsado – En Asturias todavía se conservan algunas que espero se respeten como se merece porque son una parte de la historia que nos ayudan a comprender lo que pasó en otras épocas.

Javier – Toda España es hermosa, sólo hay que saber mirar y apreciar lo que se ve.

Chela – Se mejoró bastante pero todavía queda mucha labor por hacer, pero en fin, cualquier paso hacia delante que se de en cuidar el paisaje siempre es positivo.

septiembre 17, 2010 1:29 p. m.  
Blogger Maca said...

Hola amiga, hoy sólo me paso para desearte que tengas un bonito fin de semana. Muchos biquiños

septiembre 17, 2010 8:15 p. m.  
Blogger Oréadas said...

No me extraña que Woody Allen elija a la comunidad de Asturias por su belleza.
Un beso.
Pd: Como Trini, me gusta más la torre.

septiembre 18, 2010 12:04 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Maca – Muchas gracias, lo mismo deseo para ti.

Oréadas – Si, Woody Allen es un enamorado de esta tierra, hace poco estuvo por aquí otra vez.
Son estilos muy distintos.

septiembre 18, 2010 9:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home