Mi foto
Nombre:

domingo, julio 18, 2010

Pequeños placeres

Se dice que uno de los grandes placeres que hay en la vida es la buena comida y no seré yo quien lo desdiga ¡hay tantas cosas ricas para comer!. Pero este placer no tiene por que ser siempre producto de recetas muy elaboradas, hay cosas sencillas que en momentos determinados le sientan a uno de maravilla y sobre todo porque además de ricos al parecer son saludables. Me refiero a los frutos secos, esos que se disfrutan un montón cuando nos tomamos un aperitivo o que se puede utilizar en distintas recetas culinarias tanto dulces como saladas y como no, en sabrosísimos bocadillos. ¿Qué nunca os hicisteis un bocadillo de frutos secos? Si es así no sabéis los que os perdéis, comer al mismo tiempo pan y avellanas es un verdadero placer o un bocadillo de queso y nueces, por poner dos ejemplos.

Hay muchos frutos secos pero como no quiero extenderme demasiado me referiré a cuatro, quizás los que yo más consumo: almendra, avellana, nuez y pistacho.

Almendra



Procedente de Asia Central es muy posible que fuera traída a nuestro país por los fenicios, aquellos grandes comerciantes viajeros. Hay muchas variedades, pero la mejor es la Marcona. Las hay dulces y amargas y cuidadín con estas pues al masticarlas se libera el ácido cianhídrico y con sólo comerse 100 gr. nos podemos ir al otro mundo, pero tranquilos que aquí esas almendras se utilizan en perfumería por su aroma. Con las buenas se hacen exquisitos postres, no olvidemos nuestros típicos turrones y mazapanes. Y tomadas a la hora del aperitivo, tanto sean con sal o sin sal son riquísimas, a parte de sanas, claro que para esto mejor sin sal.

Hay frases que tienen que ver con este fruto como por ejemplo:

“Dar una almendrada a alguien” que significa decirle alguna cosa que le lisonjea.

o

“Florecer la almendrera” que se refiere a encanecer prematuramente.

Avellanas



Originaria de oriente es un alimento muy energético cuyas grasas saludables previenen las enfermedades cardiovasculares, pero esto no es todo, también proporcionan vitaminas, fibra y sales minerales, así que son un gran alimento además de sabroso. También aportan calcio, potasio, fibra vegetal, vitamina E y B6 y ácido fólico. Por supuesto que son un ingrediente estupendo en repostería y como ya dije un relleno maravilloso para un bocadillo. Y si no me creéis, mirad lo que dice este refrán:

Por San Juan la avellana en pan

Y a la avellana se le dedican también refranes como estos:

Ave me llaman a veces

y es llana mi condición

¿qué es?

o este otro

Ave y no vuela,

llana y es curva.

quien no adivine esta,

no adivinará ninguna.

Decir de alguien o algo que se avellana significa que se arruga o se pone enjuta.

Nueces

Al parecer proceden de Persia o de más allá porque los entendidos no se ponen de acuerdo, pero sea como sea, las nueces son un fruto maravilloso con unas propiedades buenísimas para la salud ya que son muy energéticas y ricas en proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Ayudan a prevenir las enfermedades cardiacas gracias a sus grasas insaturadas reduciendo el famoso colesterol. Sólo tienen un problemilla como todos los frutos secos, engordan bastante así que hay que tomarlas con moderación.

Antiguamente se consideraba que comer nueces fomentaba la inteligencia por la similitud en su forma con la del cerebro humano, claro que de esto doy fe de que no es cierto pues mi inteligencia no está nada fomentada.

No faltan las frases con distintos significados, por ejemplo:

“Apretar a uno la nuez” que más o menos quiere decir ahogarle.

o

“Cascarle a uno la nuez” que es lo mismo que golpearle

o

“Volver las nueces al cántaro” que es promover de nuevo un tema ya concluido

o

“Mucho ruido y pocas nueces” cuando se hace una manifestación exagerada de algo.

Y tampoco faltan las adivinanzas:

Es como algunas cabezas

y lleva dentro un cerebro

si la divido en dos piezas

y la como, lo celebro.

o

Del nogal vengo

y en el cuello del hombre me cuelgo.

Pistacho



También nos llega desde Asia y es el fruto del árbol llamado alfónsigo, pistachero o pistacho. Además de ser buenos para luchar contra el colesterol, tienen mucha fibra y por supuesto proteínas, vitaminas y minerales como potasio, calcio, fósforo y hierro y destaca también por su contenido en ácido fólico. O sea, otra joya para nuestra salud.

Quizás por ser el último en llegar a mi mesa no conozco ninguna frase o refrán que se refiera a ellos, lo único que puedo decir es que hay un tono de color verde al que se le aplica este nombre, el verde pistacho, que es un verde claro y alegre.

Hay otros muchos frutos secos como los anacardos, los cacahuetes, los piñones y eso sin entrar en otras frutas conocidas como pasas, riquísimas todas, como son las uvas, las ciruelas, los higos, los orejones y los dátiles. Si haber, hay un montón de pequeños placeres a la hora del aperitivo, la cosa es decidirse por cual.

17 Comments:

Blogger Senior Citizen said...

Me encantan los frutos secos, pero precisamente como más me gustan es cuando aun no están secos del todo. Me explico. No hay cosa más deliciosa que una avellana o una nuez aun fresca, cuando la nuez tiene todavía la piel de afuera y la avellana unas hojitas verdes pegadas a la cáscara.

Antiguamente se vendían de esa forma en las calles, pero ahora hace ya muchos años que no puedo disfrutarlas así y me tengo que conformar con las que venden en las tiendas, que algunas veces están secas de más.

julio 18, 2010 9:31 a. m.  
Blogger Ligia said...

Por aquí algunos comen un higo pasado con una almendra dentro...
Muy interesante. Abrazos

julio 18, 2010 7:22 p. m.  
Anonymous Marian said...

Además de todas esas bondades saludables, me has hecho recordar el otoño, la sabia costumbre de las abuelas que reservaban en la despensa un lugar junto a esos productos de primera necesidad para los frutos secos que no necesitan de una conservación especial y que tampoco precisan elaboración si no se quiere.
Imagino que esa costumbre tan nuestra del aperitivo, algo tiene que ver con la creencia (no científicamente probada, lo digo para no dar ideas) de los antiguos romanos que tenían la costumbre de tomar la cantidad de cinco almendras antes de beber vino para evitar la embriaguez.
Cada fruto seco tiene, además de las características nutricionales o gastronómicas, un valor simbólico :
La almendra, de lo esencial (espiritual) encerrado en su envoltorio. Junto con la nuez y los pistachos, aparecen citados en la biblia como signo de esperanza, de tesoro valioso.
El fruto del avellano, en algunas culturas nórdicas, se asocia al matrimonio y la fertilidad, ya que el árbol necesita paciencia y constancia para dar sus frutos.
Tampoco conozco ningún refrán sobre el pistacho. Se dice que la reina de Saba era una gran consumidora, por lo que este fruto se llamaba de la felicidad.
No se qué tan feliz fue la reina de Saba pero todos estos pequeños placeres por algo será que forman parte de nuestra civilización desde la prehistoria.
Un besín.

julio 19, 2010 7:18 a. m.  
Blogger Azusa said...

También me gustan mucho los frutos secos, excepto el pistacho que no me hace mucha gracia. Y como el Senior Citizen también me agradan cuando aún están un poco verdes. Tengo la suerte de que en la huerta de mi hermana hay un nogal y a veces puedos disfrutar las nueces cuando aún no están secas.

julio 19, 2010 9:41 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen – Estoy de acuerdo contigo, tanto nueces como avellanas recién cogidas del árbol son riquísimas, lo que pasa es que en estos tiempos es un poco difícil conseguirlas a no ser que conozcas a alguien que tenga avellanos o nogales en su casa. Aquí en Asturias se dan muy bien tanto las avellanas como las nueces y tienen un sabor muy bueno, no como esas nueces que llaman de California que son muy grandes pero no saben a nada. Abundan aquí los postres hechos con estos frutos.

Ligia – Si, por aquí también sobre todo en Navidad y no sólo los higos, también los dátiles.

Marian – Tienes razón Marian, antes siempre se dedicaba un rincón de la despensa un lugar para estos frutos que se consumían a lo largo de todo el año unas veces como frutos secos y otras en riquísimos postres como por ejemplo las casadiellas hechas con un relleno de nuez y miel.
A lo largo de la Historia supongo que los frutos secos fueron parte de la alimentación mas que como pequeños placeres, pero se tomen por lo que se tomen son algo muy apetecible.

Azusa – Yo tomo pistachos desde hace relativamente poco tiempo y me gustan mucho, pero hay que tener cuidado porque se pasan pronto y ya no están tan sabrosos.

julio 19, 2010 4:28 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Bonita colección de refranes y adivinanzas.
Las nueces y las avellanas recién cogidas son exquisitas, en Broto tengo un nogal y tres avellanos.
Las primeras se parten bien, pero las avellanas... el año pasado cogería unos cuatro kilos de estos últimos frutos y claro los dedos se resienten ya que de vez en cuando con el martillo le das al dedo en lugar del fruto.
Saludos

julio 20, 2010 8:28 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

En la tradición de los dulces árabes la almendra es esencial. El dulce típico de las fiestas del Corpus en Granada son las barretas, que están hechas con almendra y azúcar. También se usa la avellana o el maní, pero es menos tradicional.

julio 20, 2010 9:41 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado – Tienes mucha suerte de tener nogales y avellanos así puedes comer sus frutos cuando todavía no están secos y aunque pelar una nuez resulta un tanto laborioso y se te manchan las manos, merece la pena por lo ricas que están.
:-) Prueba con un cascanueces que también sirve para las avellanas y tus dedos corren menos riesgo.

Senior Citizen – Esas barretas tienen una pinta estupenda, :-) de tenerlas cerca las probaría. Aquí la almendra se utiliza mucho tanto en tartas como en pasteles pero quizás las avellanas y las nueces, por producirse aquí, son más utilizadas en postres típicos.

julio 20, 2010 6:06 p. m.  
Anonymous Dani Good said...

Me encanta los sabores extranos que se agregan a las comidas normales en pequeñas cantidades y cambia completamente su sabor!

julio 20, 2010 7:38 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Las barretas las probarás si tienes buena dentadura, pues están duras como piedras. Es casi como si masticaras un caramelo.

julio 21, 2010 12:57 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Dani Good – Bienvenido a mi casa.
Cualquiera de los frutos secos añadidos a algunas recetas les da un toque especial.

Senior Citizen – Por la receta es fácil saber que son duras ya que son almendras metidas en caramelo, :-) pero las probaría de todas formas.

julio 21, 2010 11:17 a. m.  
Blogger Umma1 said...

Las cosas que se aprenden.No sabía que estos frutos podían comerse antes de estar secos.
¡Genial!

No soy muy amiga de ellos, me gustan, sí, las frutas secas, higos, orejones, piñas...
En cambio mi marido, que es español, muere por almendras, avellanas y nueces...
Supongo que además de las preferencias personales, hay mucho de cultural en los gustos, no?

julio 21, 2010 12:27 p. m.  
Blogger La Gata Coqueta said...

Los frutos secos casi todos me gustan mucho.

Con mención a las almendras, nueces y avellanas es algo que no falta en la dispensa nunca.

Luego la combinación del queso con nueces es una pasada y el dátil recién recogido para la hora del pique muy maduro con una almendra en su interior es demasiado...y por supuesto regado con un buen caldo es para empezar y no terminar.

Siempre vale más poco y de calidad que mucho sin ella, se editarían muchos desastres que están ocasionando el mal equilibrio alimenticio.

Bueno me he quedado con el regusto de ir a por algo, pero hay que esperar a la cena, que entre horas no estoy ni quiero acostumbrarme para no alterar las costumbres.

Un abrazo

Marí

julio 21, 2010 5:41 p. m.  
Blogger La Gata Coqueta said...

Vivir ilusionado
que bella locura

vivir sin ilusión
que atroz locura

despedirte la semana
que bendita locura

reunión y descanso
que sensata locura

caracolas y delfines
que armónica locura

seguir tus pasos
que acertada locura

María del Carmen

julio 23, 2010 9:46 a. m.  
Blogger clariana said...

¡Hola Leodegundia!
Interesante tu post sobre los frutos secos, uno de los mejores alimentos que existe por su riqueza en vitaminas y minerales y que sin embargo, pienso que la gente no los consume demasiado. Yo concretamente los como, principalmente las nueces pero deberia de consumir más.
Hay muchos alimentos en el mundo de los vegetales que son muy saludables, apetitosos al paladar y agradables a la vista. Gracias por tan buen post. Besos.

julio 23, 2010 2:28 p. m.  
Blogger Darilea said...

Para mí Leo, un gran placer :-)
No soy nada golosa, y mi vicio en vez de el chocolate son los frutos secos, prefiero una bolsita de pistachos a una caja de bombones jeje.
Un besito. :-)

julio 24, 2010 2:25 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Umma1 – Si, se puede comer nada más cogerlos del árbol y son riquísimos pero el comerlos así tiernos dura poco tiempo y ya se comen secos.
Por supuesto, normalmente solemos comer lo que es más habitual en nuestras casas y en la zona en que vivimos, aunque ahora todo esto está menos restringido y ya se pueden probar productos de cualquier parte del mundo.

La Gata Coqueta - :-) Que buena y disciplinada eres, yo precisamente es entre horas cuando mas picoteo los frutos secos.
Que disfrutes tú también del fin de semana.

Clariana – Ahora se prefieren todas esas chuches que te ponen el colesterol hasta arriba cuando es mucho mejor tomar estos frutos secos que alimentan y son beneficiosos para la salud, :-) creo que ya es hora de que la gente vuelva a las buenas costumbres.

Darilea - :-) Yo lo tengo más difícil que tú porque me gusta lo salado y también lo dulce, soy muy golosa y como está todo tan bueno ¿cómo resistirse y decir que no?

julio 25, 2010 12:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home