Mi foto
Nombre:

miércoles, junio 01, 2005

Cosas de mi ciudad

Me gusta mi ciudad, es pequeña y por lo tanto lo que yo llamo de un andar, es antigua, sus orígenes se remontan al 761, en tiempos del reinado de Fruela I, asentada en una colina lo que supone que para llegar al centro todo es cuesta arriba o cuesta abajo dependiendo de la zona en la que vivas, lo que originó unos versos de Feijoo refiriéndose a la Cuesta de La Vega:
El que por aquí salir
resolviere a pasear
se despeñará al bajar
o reventará al subir.
Es limpia, tiene muchas calles peatonales, zonas verdes, jardines, fuentes, estatuas y muchas cosas mas que la embellecen y la hacen atractiva, o al menos esa es mi opinión. En su escudo se la define como: La muy noble, muy leal, benemérita, invicta, heróica y buena ciudad de Oviedo.
Esto es solo una presentación porque a decir verdad no es el tema exacto de hoy, en realidad quería referirme a una costumbre o manía, llamarlo como queráis que tenemos en general todos los asturianos y es la de ponerle sobrenombre a todas las cosas y que luego es el que le queda para siempre a pesar de que muchos se empeñen en darles otros nombres quizás mas serios pero que no hacen ninguna mella en el personal, véase por ejemplo la Plaza del Ayuntamiento que pasó por varios nombres pero para todo el mundo sigue siendo la Plaza del Ayuntamiento.
Uno de los nombres por los que somos conocidos los habitantes de esta ciudad es por el de carbayones, así a bote pronto parece casi un insulto que te llamen carbayón, pero nada de eso, el nombre viene de un carbayu centenario (roble) que por ser tan grande se le llamaba carbayón (aumentativo de carbayu), que estaba en lo que hoy es la Calle Uría, donde se puede ver una placa en el lugar que ocupaba y que fue talado en el año 1879 para poder remodelar y ampliar la que llegó a ser calle principal, se produjeron tantas protestas por su tala que de ahí viene que a los oventenses se nos viniera a llamar así. También se hacen unos pateles, muy ricos por cierto, a los que se les llama carbayones.
Pero no solo nos bautizamos los habitantes, también los edificios, las fuentes, las estatuas, aquí no se libra nadie ni nada.
Hay edificios como El Escorialín, hoy Oficina Municipal de Turismo que está situado en una de las esquinas del Campo de San Francisco, que no tiene ningún valor arquitectónico y además es pequeñajo y que recibió este nombre por lo mucho que duraron las obras de construcción a las que todo el mundo comparaba con las de El Monasterio de El Escorial.
A una fuente que es el símbolo del nuevo Oviedo y que está en la Plaza de América se la bautizó con el nombre de "Gabinona" porque es grande y porque la mandó construir nuestro alcalde Gabino de Lorenzo.
El Termómetro, casa que hace esquina entre las calles Fruela y San Francisco, cuya rotonda acristalada semeja un termómetro.
La Escandalera, plaza que tuvo varios nombres pero no cuajó ninguno, este nombre no se sabe muy bien de donde le viene, unos dicen que de las protestas (escandaleras) que se hacían allí y otros de que en esa plaza se vendía la escanda, sea como sea, Escandalera le quedó.
Casa del coño, no, no penséis mal, la explicación es menos picarona, se debe a que por su carácter imponente en aquel entonces, todo el que la veía por primera vez exclamaba ¡coño, vaya casa!.
La jirafa, construcción mas moderna con unos cinco pisos que en uno de sus lados tiene una alta torre con muchos pisos mas y que la gente por su forma identificó con ese animal.
El Campillín, pequeño parque que se libró por los pelos de la voracidad constructora y que viene a ser como un hijo de lo que normalmente llamamos El Campo (parque de San Francisco).
La confitería de Camilo de Blas (la mas famosa en aquellos tiempos, hoy hay muchas y muy buenas) conocida como "la catedral del llambión" (goloso).
El edificio donde se alojan los Servicios Administrativos de la Comunidad Autonómica, el edificio Sedes, de esos que se llaman ahora edificios inteligentes, aquí pasó a ser "el listu".
La estatua de "La maternidad" de Botero, colocada en la Plaza de la Escandalera y que sirve como lugar de encuentro cuando quieres quedar con alguien y que se la bautizó "La madrona" o mas habitualmente "La gorda", supongo que no hay que aclarar como son las estatuas de Botero. Esta estatua tiene a mi forma de ver una cosa buena y es que cuando cruzas la plaza con la idea de ir a tomarte un pincho (quizás en otros lugares un canapé) pero sabes que no deberías porque ya estás pasada de peso, ves aquél culón tan grande y piensas que a su lado tu eres una sílfide y ya no te sientes culpable y saboreas el pinchín sin ningún remordimiento.
Esto no es mas que una muestra de como somos los carbayones, nos gusta apodar a las cosas a nuestra manera y como somos pelín cabezones no nos bajamos del burro con facilidad y una vez que pusimos nombre a algo con el se queda a perpetuidad.

24 Comments:

Blogger almena said...

jajajaja Leodegundia, me he reído un montón con este post.
Sobre todo me ha encantado lo del edificio Sedes, "el listu" ¡es genial!.
Algunas de las cosas que citas las conozco :-) y me ha encantado conocer ahora todos esos detalles curiosos que nos das.
¡Alzo culín de sidra a tu salud!

junio 01, 2005 6:37 p. m.  
Anonymous Elen said...

Ponerle sobrenombres hace que sea más familiar y más tuyo, verdad? es algo bonito.Debe ser una ciudad preciosa, tendrias que poner alguna foto !!!

Ah!!! Botero y sus redondeces, jajaja aquí tenemos una escultura de un gato expectacular ( tamaño elefante).


Me ha gustado conocer tu ciudad como la ven los carbayones.

Un besazo.

junio 01, 2005 9:15 p. m.  
Blogger Doc said...

Hola Leogundia muchas gracias por tus bonitas palabras en mi blog.La verdad es que a mi ciudad..la aprecio mucho mucho mucho..pero no le he puesto nunca motes. Es posible??Y sin embargo pasear por la contaminada via del rio, mientras los inmigrantes africanos descansan a la sombra del puente, cerca del corte Ingles, los militares corretean en formación, los ecuatorianos y los colombianos juegan al futbol, las parejas revolotean entre los parques, y, una extraña mujer conjuntada, con zapatillas de deporte impolutas, guantes blancos y traje de gala se pasea por el rio..si todo fuera mio, no sabría que hacer con el..pero es de todos..y me gusta compartirlo con la gente los Domingos(y siempre).
1abrazo

junio 01, 2005 10:03 p. m.  
Blogger Aatomo said...

Suscribo tus palabras, jejeje. SI es que como Oviedo no hay otra ciudad, bien orgullosos que estamos de ella y de lo que en ella hay. Yo añadiría también una estatua que está en la parte de abajo de Salesas, en la plaza que hay bajando por donde estaba la estación de autobuses antes, y qye representa a una madre con su hijo en brazos, más conocida popularmente como
"lanzamiento de niño".
Un saludo, paisana!!

junio 01, 2005 11:44 p. m.  
Anonymous Azul said...

Me ha encantado!! me gusta mucho viajar y a veces es imposible...por muchos factores, asi que me has hecho un viaje por tu ciudad y me ha gustado mucho :P

Mi ciudad ya cada vez parece menos una provincia, es más cosmopolita que...pero bueno, es muy chula y aún guarda sitios que son mi refugio cuando estoy aquí.

Un biko fuerte!

junio 02, 2005 12:06 a. m.  
Anonymous Ana said...

Debe ser una ciudad tan bonita... ojala pueda ir a visitarla pronto :)

junio 02, 2005 8:35 a. m.  
Anonymous kall said...

Muy ameno tu post!!!. La verdad es que esa costumbre que mencionas no me suena rara. Donde yo vivo es la sede del parlamento de la comunidad autónoma: Asamblea Regional, se le ha rebautizado( por su arquitectura ) : "La Casa de los Enanitos", el centro de salud más cercano también tiene una arquitectura postmodernista y colorista así que cuando vas al médico, vas a "El Parchis". La Plaza de la Merce, donde hace siglos llegaba una lengua de mar, es "Plaza de El Lago"...y también tenemos Plaza del Ayuntamiento... Como veras esa "manía" es contagiosa. Por cierto visité Oviedo hace unos años y me pareció una ciudad preciosa, luminosa y muy límpia. BESICOS NIÑA!

junio 02, 2005 10:48 a. m.  
Anonymous kallisto said...

Ostis! ese post de arriba es mío...se me fue el dedo!! Saludos.

junio 02, 2005 10:49 a. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Yo creo que eso de poner nombres a todo ocurre en todas partes. Yo no conozco mucho de historia municipal, de calles, etc., pero creo que todo tiene nombres, digamos, "especiales". HE leído algunas cosas sobre Madrid capital y si nos remontamos al origen de los nombres de determinados lugares es para caerse del susto.
Un abrazo.

junio 02, 2005 11:30 a. m.  
Blogger almena said...

Buenos días Leodegundia.
Por si no leyeras en cosas nimias mi respuesta a tu pregunta sobre imágenes, te respondo también aquí.
Te decía que, mucho mejor de lo que yo podría explicártelo, lo hace Boreal en su blog. Lo dedica a eso, a contar a sus lectores cómo va consiguiendo incorporar cada mejora en su blog.
Ésta es su dirección. Te llevará concretamente al mes en que publica el post: "Incorporar imágenes al blog".
Un saludo cordial,
http://borealca.blogspot.com/2005_04_01_borealca_archive.html

junio 02, 2005 11:47 a. m.  
Anonymous Dignalo said...

a mi me parece estupendo esto de poner nombres a edificios, estatuas, etc... eso las hace mas nuestras...
Besos de la familia

junio 02, 2005 4:57 p. m.  
Anonymous diego said...

Jajaja, vaya que reí. En México también pasa eso, en la ciudad de México hay una torre que todos llaman "la torre del caballito" dónde lo único que no hay es un caballito. Aquí en Guadalajara tenemos unos grandes arcos amarillos, que todos llaman "Los arcos de Mc'Donalds", con decir que hay calles que les han tenido que poner el nombre con el que la gente las conoce porque si no el servicio postal no llegaría jamás. Sería buenísimo que pusieras alguna foto de Oviedo. Saludos!

junio 02, 2005 5:00 p. m.  
Anonymous Luna said...

Estuve allí unos dias el verano pasado y me encantó, me quede con ganas de volver.

Es una ciudad preciosa.

Un saludo!

junio 02, 2005 6:46 p. m.  
Blogger Ogigia said...

opino como almena, leodegundia. Po rotro lado, las pocas personas que conozco de por allí me caen muy bien aunque hace tiempo que nos la veo, guardo un buen recuerdo de ellas.

junio 02, 2005 7:46 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Oviedo es una ciudad preciosa, que cada vez que la visito ha cambiado un poco, y normalmente a mejor...

¡Que userte vivir alli!

junio 02, 2005 8:35 p. m.  
Anonymous Willy said...

Bueno, en Gijón tenemos la lloca'l rinconín oficialmente conocida como La madre del emigrante
Después de unos pocos años fuera, y leer tu post es lo primero que se me viene a la cabeza, aunque también hay más. La que un dia fué Plaza del Generalísimo, y hoy Plaza del Instituto (creo) todo el mundo la conoció, conoce y conocerá por la plaza'l parchís.
Incluso delante de mi antigua casa estaba la que de pequeño conociamos como la playa la casera por la fábrica que había delante de bebidas gaseosas. Hoy conocida como la playa del arbeyal, que no se qué tienen que ver los arbeyos (arbejas, guisantes, ...) con una playa.
Algunos más hay, así que ya ves que los del culo moyau nun tenemos ná que envidiar a los carbayones, jejeje
Por cierto que en la plaza esa donde está la gorda de Botero, subiendo pa la Catedral, a mano derecha, había una cafetería, de lo más común, donde tengo algún buen recuerdo, pero olvidé cómo se llamaba.


Un abrazo

junio 03, 2005 10:11 a. m.  
Anonymous ladina said...

Wenasssss, por aquí asomo tras unos días de "desaparición forzosa".
Por mi zona, medio levantina medio manchega, no se pone nombre a "algo" sino a "alguien". Esta es la tierra de los motes. La tontería más grande que hagas con 5 años es suficiente para que te pongan un mote de por vida, y luego en la esquela ponen "Fulanito", alias "elnoséqué", porque si no nadie sabe quién es el muerto. Patético, pero es así, nadie te conoce por tu nombre. Saludis wapa.

junio 03, 2005 12:38 p. m.  
Anonymous Keizy said...

Hola Leo! No sabia que eras de Asturias!!! otra paisanina mas... jeje. Somos la pera los Asturianos.

Oviedo me parece una ciudad preciosa, muy bonita, limpia y muy cuidada la verdad, me encanta!!. Solo le pondría una pega, esas terribles cuestas!!! O_O y que vsotros no teneis playuca jijijiji (tenía que decirlo!!!).

Un besote guapetona! Voy a cambiarte de lado en mis links jeje

MUA!

junio 03, 2005 3:27 p. m.  
Anonymous mark66 said...

¡Como te gusta hablar de los reyes de Asturias!
Estoy aprendiendo sobre Asturias más que en toda mi vida.
Y yo que siempre os digo Ovetenses a los de Oviedo...
Besos, guapetona!

junio 03, 2005 5:55 p. m.  
Anonymous GagP said...

jejeje que gracioso encontrarse un post como éste ahora que hace tiempo que no vuelvo por casita.

Pero el comentario iba porque el que hablaba del parchis me ha recordado un mote más, o al menos yo lo llamo así, ya que no sé si soy el único o si se ha generalizado. Me refiero a las torres que construyeron en la losa, encima de renfe, para mí son las torres del tetris. son clavadas con ese "estampado" parecen una partidita del antuguo tetris :D

junio 16, 2005 1:04 a. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

jajaja, me has hecho reir. Mi ciudad es tb pequeñita, y tb tenemos muchos motes, los ceutíes, somos caballas, jajaja, pq abunda ese pescado aquí. Tb nos gusta ponerle nombre a las cosas, y a las plazas... Creo q eso es habitual. El nombre más llamativo es como llamamos a nuestra ciudad: La perla del mediterraneo... Desde luego, ceuta es preciosa... Besos y gracias por acercarnos a tu ciudad

julio 09, 2005 9:31 p. m.  
Blogger Turulato said...

Pues viene a resultar doña Leo que yo nací ahí, un 21 de Mayo de un año cualquiera.
Y recuerdo un oso
Y recuerdo un parque
Y recuerdo unos cisnes en un estanque a los que daba barquillos
Y recuerdo mi chupete
Y recuerdo una paloma
Y recuerdo la tierra mía que no volví a ver

septiembre 28, 2005 1:55 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Yo crei que los de Oviedo erais más serios y no le poníais motes a las calles como hacemos aquí, que tenemos una que se llama Filomátic por el anuncio del "gustirrinín" de Gila y al edificio administrativo de la Seguridad Social le llamamos La perra gorda. Y luego hay un montón de calles que cambiaron de nombre y las seguimos nombrando por el nombre antiguo.

agosto 25, 2013 9:29 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen - De serios nada, nos gusta bautizar a todo lo que tenemos alrededor, no creas que sólo somos grandones.

agosto 25, 2013 10:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home