Mi foto
Nombre:

miércoles, septiembre 14, 2005

Los árboles

Hubo un tiempo en que los hombres respetaban a los árboles, los consideraban como seres míticos y acudían a ellos para realizar pactos y juramentos, rendiciones o justicia y se les respetaba de tal manera que algunos antes de cortar un árbol realizaban ritos específicos para pedirles perdón pues creían que en su interior vivía un espíritu. Dichos ritos, todavía se realizan en algunos lugares como Nueva Guinea, donde cada vez que se corta una palmera, el chamán la golpea suavemente con un palo para despertar al espíritu del árbol mientras le pide perdón.

También existían pueblos, como los Arcadios, que creían que antes que humanos habían sido robles. En algunos lugares de Corea, de Australia, de Japón o Filipinas creían que los hombres habían sido engendrados por árboles. En la mitología germánica el Dios Odín y sus hermanos crearon a los seres humanos de dos árboles, al hombre del fresno y a la mujer del olmo.

El árbol es también uno de los símbolos mas antiguos, representa la longevidad, es el máximo representante de la vida en la tierra y con sus tres niveles muestra una relación directa con el ser humano: sus raíces profundizan en la tierra donde descansan nuestros antepasados, sus hojas y frutos que sirven de alimento a los mortales y su copa se eleva al cielo, morada de los dioses. Quizás debido a esto, todas las civilizaciones tuvieron un árbol especial; los galos eligieron el roble, los germanos el tilo, los nórdicos el abedul, para el Islam el árbol sagrado era el olivo, para los judíos el cedro, en Mesopotamia el árbol de la vida era la higuera y en china la morera.

Incluso los dioses también estaban relacionados con los árboles: Zeus con el roble, Atenea con el olivo, Artemisa con el nogal y el cedro, Poseidón con el fresno, Venus con el mirto, Júpiter la encina, Apolo el laurel y la palmera ……..

Por otro lado, los árboles son quizás los seres vivos más viejos y más grandes del planeta y es una pena que los seres humanos no los consideremos como se merecen, que no los respetemos y que no apreciemos la labor que realizan para que nuestra vida sea mejor y la tierra se mantenga viva y habitable. España cuenta con bosques de gran valor ecológico, pero no se cuanto tiempo nos durarán ya que cada año se pierde el 1% de la superficie forestal debido a causas como el sobrepastoreo, la urbanización, el turismo incontrolado, la contaminación, la fragmentación de los bosques y como no, los incendios. Otro factor que influye muchísimo en la desaparición de los bosques es la falta de protección, según un informe de WWF/Adena, algunos de nuestros bosques mas representativos no tienen protegido ni el 4% de su superficie.

Algo realmente preocupante son los incendios, vienen a producirse una media de 20.000 al año, de los cuales el 96% son provocados de una u otra forma por el hombre y más de la mitad de ellos intencionados. Las causas de los incendios se pueden dividir en seis categorías de las cuales solo una es natural, la producida por los rayos, el resto, (negligencias, intencionados, accidentales, incendio reproducido y causas desconocidas) tienen que ver con el “homo sapiens”.

Gracias a Dios y a pesar del hombre, algunos de nuestros árboles milagrosamente se fueron salvando para alcanzar una edad y un tamaño notables, son árboles hermosísimos con nombre propio, algunos muy ligados a la historia pues a su alrededor se produjeron hechos importantes, otros solo son famosos por haber sobrevivido a tanta destrucción, otros se convirtieron en protagonistas de leyenda, en fin, ahí están y espero que sigan estando por mucho tiempo. Por nombrar a algunos de estos árboles, podemos citar al árbol de la primera fotografía “El pino de las águilas” que se encuentra entre las ciudades murcianas de Cieza y Mula que tiene 300 años y no es el más viejo, al “Encino de las tres patas”, en el monte de La Laguna (Mendaza-Navarra) se le suponen mas de mil años; “El laurel de la reina”, en La Zubia (Granada), que cuando la toma de Granada la reina Isabel tuvo que refugiarse en un frondoso bosque de laureles al ser atacada ella y su séquito por las tropas moras mandadas por Alhamar el Zegrí; “Los pinos de Vilaflor”, los árboles mas altos de Canarias, conocidos como Pino Gordo y Pino de la Madre del Agua, en Vilaflor (Tenerife) que destaca por sus dimensiones, 51 m. de altura, 26 m de copa y su tronco medido a 1,30 del suelo alcanza los 9 m. En Asturias también tenemos árboles longevos y con historia, entre ellos podemos destacar dos tejos, el de Bermiego y el de Santibáñez de La Fuente, pero su historia alargaría demasiado el post, así que la dejaremos para otra ocasión, solo deciros de momento que la conocida expresión de “tirar los tejos” parece provenir de una costumbre celta que tenía lugar durante la festividad del solsticio de verano consistente en que las mujeres jóvenes arrojaban semillas de tejo a los varones que gozaban de su predilección.

Leí en un libro un mensaje que voy a usar de despedida, del que desconozco el autor pues viene firmado sencillamente por “EL ÁRBOL” y dice así:

Dios me ayuda a crecer sin molestarte,
Soy tu sombra amiga que te protege del sol,
Mis flores y mis frutos sirven de alimento y te recrean.
El bosque en el que vivo es fuente de salud, deleite y belleza.
Yo no puedo moverme aunque me ataquen.
Defiéndeme tú.
El árbol

37 Comments:

Anonymous incondicional said...

Holas Leo, gracias por hacer tan fácil la lectura de tus textos.
Te dejo un poema de Buesa :

POEMA DEL ÁRBOL
Árbol, buen árbol, que tras la borrasca
te erguiste en desnudez y desaliento,
sobre una gran alfombra de hojarasca
que removía indiferente el viento...

Hoy he visto en tus ramas la primera
hoja verde, mojada de rocío,
como un regalo de la primavera,
buen árbol del estío.

Y en esa verde punta
que está brotando en ti de no sé dónde,
hay algo que en silencio me pregunta
o silenciosamente me responde.

Sí, buen árbol; ya he visto como truecas
el fango en flor, y sé lo que me dices;
ya sé que con tus propias hojas secas
se han nutrido de nuevo tus raíces.

Y así también un día,
este amor que murió calladamente,
renacerá de mi melancolía
en otro amor, igual y diferente.

No; tu augurio risueño,
tu instinto vegetal no se equivoca:
Soñaré en otra almohada el mismo sueño,
y daré el mismo beso en otra boca.

Y, en cordial semejanza,
buen árbol, quizá pronto te recuerde,
cuando brote en mi vida una esperanza
que se parezca un poco a tu hoja verde...

septiembre 14, 2005 5:06 p. m.  
Anonymous Glassy said...

"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha". Victor Hugo.

Dan ganas de meterse debajo del árbol de la primera fotografía y darle un abrazo.

Un abrazo para ti :)

septiembre 14, 2005 5:17 p. m.  
Blogger Tastavins said...

Es un post muy bonito, sin los árboles nuestro aire sería irrespirable y no parece que les tengamos toda la consideración que se merecen.Eso sí, dicen que en esta vida es fundamental hacer tres cosas: Escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol. Aunque yo diría que mejor muchos.
Un abrazo!

septiembre 14, 2005 6:29 p. m.  
Blogger Raúl said...

Como siempre, me estoy entreteniendo mucho leyendo tu blog.

Te cuento que no he actualizado porque mis estudios de periodismo sumados a mi trabajo, no me han dejado mucho tiempo.

Pero en cuanto pueda, estaré escribiendo de nuevo.

Saludos,

septiembre 14, 2005 6:30 p. m.  
Anonymous Azul said...

No nos damos cuenta de la importancia de ciertas cosas, hasta que ocurren desgracias irreparables. Tu artículo de hoy me parece sencillo de asimilar y con mucha conciencia de tu entorno.

Me gusta mucho que también te peocupes por tenernos concientizados sobre estas cosas Leo.

Un árbol...ya se sabe, es vida. :)

Biko!

septiembre 14, 2005 7:33 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

"Mi" arbol siempre fue el castaño y baja sus ramas pase las tardes lectoras de mi adolescencia.
Las recuerdo con un cariño especial y cuando regreso al lugar aun esta ahí esperando que vuelva a sentarme ...

Gracias por traerme esos recuerdos

septiembre 14, 2005 9:26 p. m.  
Anonymous Mardolo said...

Hermoso post Leo, y tan bien documentado, que se convierte en un paseo ritual delicioso.
No imaginaba que estas fotografías fueran de árboles españoles. La falta de costumbre, imagino.
Y pensar que antes una ardilla podía recorrer España de punta a punta con tan sólo ir de árbol en árbol.
A mi un árbol que me encanta particularmente es el cerezo, especialmente cuando florece en primavera porque sus flores son preciosas y huelen de una forma esquisita y como árboles altos y cuyo rumor de ojas me sosiega los chopos de mi pueblo. También han desaparecido muchos.
La cita final, es sobervia y muy apropiada.
Me trae a la memoria un libro que leí con 9 años muy hermoso que habla de la relación del hombre con la naturaleza "El río de los castores" de Fernando Gil ¿lo conoces? Como pude llorar con él.
Un abrazo y como siempre, un placer cobijarme entre tus palabras.

septiembre 14, 2005 9:52 p. m.  
Anonymous Miguelon said...

la naturaleza es sabia, y siempre de una manera u otra termina regenerandose.

Besos.

septiembre 14, 2005 11:17 p. m.  
Anonymous Carlos said...

Hola Leo, vaya que si en Michoacán que hay un santuario de la mariposa monarca que emigra desde Canada y ese bosque esta con problemas ya muy serios de deforestación y tala ilegal, EL HOMBRE ES EL SER MAS CRUEL Y DESPIADADO QUE LA TIERRA HAYA CONOCIDO, creo que en ciertas partes de Europa se le conoce como GAIA que es la madre naturaleza o algo así no tengo la idea bien, es muy triste después de que mucha gente dice que hay que hacer y no hacemos, creo que vamos empezar a actuar hasta que no sea un GRAVE problema. Como me gustan muchos paisajes europeos con sus bosques muy bellos llenos de árboles, se siente uno como un ave cuando esta en la cima y se observa todo ese bello paisaje.

Un Beso y un gran abrazo

septiembre 15, 2005 12:38 a. m.  
Anonymous kuan said...

Precioso artículo, Leo, como siempre :-).

El que tenga alguna duda de que un árbol es un ser vivo, sólo tiene que abrazarlo. Creo que es una experiencia increíble...

Muchos besos

septiembre 15, 2005 12:42 a. m.  
Anonymous Zaiby said...

jaja voy a dejar de ir a clase pq aprendo mucho m´sa contigo!! jee besitosss

septiembre 15, 2005 12:57 a. m.  
Anonymous Andrea said...

Leo; yo puedo ser graciosa (a veces) pero no te llego ni a la suela de los zapatos en cultura general. Cuánta razón tienes! Los árboles, pobrecitos ellos. Muchas gracias por culturizarnos y abrirnos los ojos. Fantástico!! Besitos miles. Andrea

septiembre 15, 2005 7:08 a. m.  
Anonymous Llaeza said...

Cuando no nos quede un solo árbol nos echaremos las manos a la cabeza, y echaremos la culpa a la humanidad, sin tener en cuenta nuestra culpa individual. Es muy típico en nosotros.

Gracias por recordarnos lo importante.

Un beso

septiembre 15, 2005 8:57 a. m.  
Anonymous valentina said...

Cuantas cosas nos da la naturaleza...y que poco lo agradecemos..
Besitos.

septiembre 15, 2005 1:11 p. m.  
Blogger Anazia said...

Una de mis pasiones es la naturaleza, me gusta muchísimo. Aunque mi falta de memoria no ayuda respecto a los nombres de los bichitos y las splantitas... Me encanta todo lo que ess naturaleza e intento plasmarlo en mis fotos

septiembre 15, 2005 1:19 p. m.  
Anonymous Dignalo said...

Has hecho que me acuerde de un arbol que habia en la plaza del pueblo y la de tardes que dejamos todos pasar sentados bajo el contandonos miles de historias....
Besos de la familia

septiembre 15, 2005 3:05 p. m.  
Blogger almena said...

Siempre recuerdo la veneración que le dispensaban los celtas.
Me encanta abrazar a un árbol. Añoso, firme, sujeto fuertemente al suelo pero elevándose con sus ramas hacia lo alto. Me da la impresión de que me transmite su firmeza.
El pasado verano disfruté intentando abrazar (era imposible, su diámetro era increíble) a alguno de los castaños milenarios que descubrí al lado de una ermita en la zona de Sanabria. Puse un post sobre ellos.
El poeta le ha cantado en tantas ocasiones... me viene ahora a la memoria "A un olmo viejo".
Me ha gustado muchísimo este post, amiga Leodegundia.
Muchos besos

septiembre 15, 2005 3:43 p. m.  
Anonymous Trini said...

Hola Leo, el otoño pasado estuve en un bosque de castaños, naturalmente habré visto antes un castaño, pero hasta entonces no me había recreado en ellos. me marcaron mucho mis caminatas entre castaños, los erizos, los frutos...
Rosa(en mis enlaces) que tambien es Asturiana, me eligió entre sus árboles un castaño para mi, y hasta le puso mi nombre:):):)

Me encantan tus Post, siempre me enseñan algo y aprender es lo mejor que le puede pasar a una.

Un abrazo

septiembre 15, 2005 4:20 p. m.  
Anonymous leumas said...

Bonito lo que cuentas de los árboles y triste lo que hacemos con ellos.
Como siempre al ser humano le vence su afan por destruir todo, por devastar todo, siempre em beneficio monetario de unos pocos.
El dia q no tengamos arboles, nos acordaremos de ellos, como siempre pasa.
Un saludo.
chau

septiembre 15, 2005 6:16 p. m.  
Anonymous Darilea said...

Hola Leo,me encanto tu post
sabes... tenía un post preparado
sobre los arboles centenarios y
los arboles más altos de España
y aunque el fondo es el mismo
es algo diferente.
Si tengo tiempo uno de estos días lo pondré-
Yo no sé donde lo leí o lo escuche
por que soy muy curiosa y me quedo con el contenido pero no con el lugar de donde procede, bueno no me enrrollo y voy a lo que iba.
Decía así:
Que si abrazas un arbol su espiritu te transmite parte de su sabiduria y amor por la naturaleza.
Debe ser hermoso poder rodear con los brazos el tronco de un árbol.
Un beso me encanta pasearme por aqui.

septiembre 15, 2005 6:28 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Hola Leo
Precioso artículo como siempre.
Solo añadir tres árboles a tu lista, el Draco de Icod de los Vinos, el de Guernica y aquí, en Cataluña, tenemos "El pi de les tres brancas" (El pino de los tres troncos).
Para acabar dos citas sobre árboles:
Una es un proverbio indio:
"El que antes de su muerte ha plantado un árbol, no ha vivido inútilmente"
Y la segunda de Dickens es muy curiosa:
Un árbol es un vecino muy peligroso en una tormenta.".
Besos
José Sans

septiembre 15, 2005 6:48 p. m.  
Blogger Grial said...

Precioso post...
Recuerdo la tristeza que me produjo que se quemara una zona para mi muy querida, a pesar de lso años que han pasado..tardará en volver a ser lo que fue.
Un beso :)
Pd.Pd.Por problemas técnicos he tenido que cambiar mi dirección, ahora será la siguiente:
http://blogs.ya.com/elrincondegrial2/
Muchas gracias y disculpa por las molestias.

septiembre 15, 2005 10:24 p. m.  
Anonymous jose said...

No sé qué extraña razón me lleva a pensar que queremos más a los bosques quienes no somos sus dueños porque, de alguna manera, hacemos nuestros todos los árboles del mundo. Sin embargo, sus dueños o aquellos que especulan con el valor económico de los bosques son los que consiguen exterminarlos a cambio de empapelar su billetera. Para ellos, sólo se han perdido sus árboles, ya quedarán otros por ahí. Hasta que llegue el día en que un bosque sea el único y sea el que nos quede a todos. Entonces ya no quedará madera de donde sacar papel para imprimir moneda y nos tendremos que alimentar de nuestro Rolex o de las llantas de aluminio de nuestro Porsche.
Faltan demasiadas especies de árboles pero sobran muchos alcornoques.

septiembre 16, 2005 12:05 a. m.  
Anonymous diego said...

Leo, leerte es además de un placer, ahora una terapia. Me haces que me olvide por momentos del dolor. Los árboles siempre han sido importantes para mí, los planto, cuido y disfruto. Recientemente me tocó rescatar varios...
Muchas gracias por tus palabras estos días, besos y abrazos.

septiembre 16, 2005 5:55 a. m.  
Anonymous nairoa said...

Hola Leo, te iva a comentar elm caso del pi de les tres branques pero jose sans se me adelantó, ya sabes que los olivos para mi son parte de mi vida pero también los pinos mediterraneos, crecidos al mismo borde del mar y con el tronco retorcido, aparte de lo dicho no nos podemos olvidar de sus recursos curativos un ejemplo es el tejo se saca el remedio para el cancer, la uña de gato, arbusto, sirve para curar el acido urico y otros muchos mas de los que ahora mismo no me acuerdo.

Un beso.
Nairoa.

septiembre 16, 2005 8:49 a. m.  
Anonymous audreyrose said...

Se dice que las columnas de la catedral de Chartres en Francia, emulan el antiguo bosque sagrado de los druidas de la Galia.

A la mayoría de las personas les falta conciencia de lo que representa un árbol, como en todos los aspectos, le hemos perdido el respeto a la naturaleza, ésta nos brinda generosamente sus bienes y nosotros en vez de hacer un uso racional, vamos arrasando con todo.
Precioso artículo, un abrazo.

septiembre 16, 2005 11:52 a. m.  
Anonymous Doc said...

Precioso.

A propósito, a ver si este fin de semana transplantamos un melocotonero a un sitio más digno, en el jardín.

Con afecto

septiembre 16, 2005 2:44 p. m.  
Anonymous Ego said...

He estado buscando una cosilla sobre un arbol pero no lo encuentro... Te lo buscaré con más tiempo y te lo traeré para que veas qué bonito, como tu post.

Un beso Leooo!!!

septiembre 16, 2005 3:55 p. m.  
Anonymous Adrià Urpí said...

En la calle de mi madre, pusieron árboles al principio de los ayuntamientos democráticos. Uno de ellos estaba justo delante d ela ventana del dormitorio d emis padres, claro que entonces no llegaba a la ventana (2º piso). El arbol creció y se torció,así que mi padre clavó una argolla en la parede para sujetarlo con una cuerda. El arbol creció y llegó hasta la ventana del 4º piso.
Hace un año empezaron a arreglar las aceras de la calle..mi madre volviendo un día del mercado se encontró el arbol caído y troceado por las sierras..el disgusto le duró meses (mi padre ya había fallecido y supongo que se le juntó todo).Nunca ha vuelto a votar en las Municipales.
Un beso Leo.

septiembre 16, 2005 4:22 p. m.  
Anonymous incondicional said...

Holas Leo, te invito a mi nueva casa, espero que no se cuelgue ;-)
Besazo.

septiembre 16, 2005 6:24 p. m.  
Anonymous chupituni said...

Qué penita los incendios, yo no sé como se pueden intencionar.

Besitos leo y como siempre encatador tu post ;)

septiembre 16, 2005 8:04 p. m.  
Blogger marrakech said...

Después de leer tu post, pienso en tu peregrinar y tan solo la amistad me consuela del tiempo que allí empleaste.
Éste me ha llegado especialmente, recuerdo a los arrayanes y me conmuevo. Mis árboles son el ciprés y el olivo y para bosques... los de hayas, son como mundos legendarios, oníricos.
Adoro los árboles, su rumor, sus hojas, su sombra. Precioso Leo, hoy he aprendido contigo muchas cosas. Un abrazo

septiembre 16, 2005 9:41 p. m.  
Anonymous marcarlop said...

Precioso post. Mi apellido es el nombre de un árbol.
Los árboles no sólo proporcionan sombra, también energía que sale de la tierra.

Un abrazo

septiembre 18, 2005 12:22 a. m.  
Anonymous mark66 said...

¡Total na!
Si se quiere aprender de verdad, solo hay que venir a visitarte a tí para darse cuenta de que esto es posible.
Eres una enciclopedia viviende, con un enorme bagaje cultural.
En serio, los del "Muy Interesante" deberían contratarte. Seguro que es porque no saben de tí aún ;o)
Y que cómodo, sencillo y divertido de leer aquí.
Mira, yo lo de "tirar los tejos" ni lo sabía, fíjate. Y eso que me lo he preguntado mil veces.
Contigo, nunca me acostaré sin saber una cosa más, y no exagero.

septiembre 20, 2005 8:42 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

Parece q hoy estoy muy sensible y tu post ha conseguido emocionarme totalmente, gracias por tu mensaje.. y ojala hagamos caso y cuidemos los arboles

septiembre 21, 2005 1:44 a. m.  
Blogger Doc said...

estraños pensamientos para el arbol. El arbol, representa muchas veces los deseos incontestables de los seres humanos de vivir y ver.. los arboles viven mucho tiempo, y, a su manera, ven y oyen(aunque en realidad, casi con seguridad sobre todo huelen) el mundo exterior, reducido y localizado alrededor de sus raices. Que extraño que vivamos rodeados de arboles en las ciudades..los echamos de menos?, o se nos hace dificil vivir sin verlos..cuando visito lugares montañosos o poblados de arboles siempre me pregunto..que sentiran los arboles de los humanos? ..o si sentirán?..arboles..viejos gigantes que extinguiremos pronto.un saludo Leo

octubre 02, 2005 11:47 p. m.  
Blogger Patricia Ibarra said...

buen post, me sirvio para escribir una minificcion... saludos

julio 30, 2008 6:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home