Mi foto
Nombre:

lunes, octubre 10, 2005

Visitando Budapest (2ª parte)

Bueno, repuestas las fuerzas y descansados los pies, nos ponemos en marcha para terminar con la visita a Buda, recorriendo el Bastión de los Pescadores. Lo primero que vemos al acercarnos es la estatua ecuestre de San Esteban, obra en bronce de Alajos Stróbl. El primer rey de Hungría, Esteban I está representado vistiendo el manto de su coronación, tocado con la santa corona y en la mano porta la doble cruz que simboliza la conversión del país al cristianismo, la aureola que rodea su cabeza hace alusión a su canonización en 1083. En el pedestal neorrománico se muestran escenas de su reinado así como los atributos de los cuatro Evangelistas, el hombre, el buey, el águila y el león.

A finales del siglo XIX y principios del XX sobre planos de Frigyes Schulek, se construye el Bastión de los Pescadores, un conjunto neorrománico de murallas y torrecillas, cuyo nombre tiene un origen incierto, unos dicen que podría provenir del mercado de pescado que se celebraba en las cercanías en la Edad Media y otros que está relacionado con las corporaciones de pescadores que participaban en la defensa de la ciudad desde las murallas que existían en aquella época. Lo que si sabemos es que fue erigido para celebrar el milenario de la ciudad en 1896. Las torrecillas simbolizan las siete tribus magiares y cada jefe está representado por una estatua. Para disfrutar de las vistas del Danubio y de Pest no se puede dejar de dar un paseo por el bastión, también podremos apreciar mejor el tejado de colores de la iglesia Mátyás.

No lejos de aquí y para el que lo desee, se puede visitar el Museo de Historia de la Música, el de la Antigua Sinagoga Medieval, el de Historia Militar y el Monumento a San Gellért, que fue el primer obispo de Csanád y que vivió durante el reinado de Esteban I, siendo el responsable de la cristianización de muchas personas y que durante la rebelión pagana que siguió a la muerte de Esteban en 1038, al parecer fue lanzado desde lo alto del monte encerrado en un tonel. En el lugar del martirio se encuentra la monumental estatua de bronce.

Y nos vamos ya para Pest porque si no a este paso nos quedará la mitad de la ciudad sin ver. Como ya dije Buda y Pest están separadas por el Danubio y claro, para cruzar de un lado al otro se necesitan puentes y Budapest tiene unos cuantos, pero sólo hablaremos de los dos más originales, el Puente de la Liberación que tiene 331 m. de largo es un bello ejemplo de arquitectura metálica, fue bautizado como puente de Francisco José que lo inauguró en 1896 y su nombre actual lo tomó en 1946 año de su reconstrucción. Las cuatro torres están adornadas por el ave turul y sobre los arcos está el escudo de Hungría rematado por la corona; y el Puente de las Cadenas, que es el más antiguo de la ciudad, también conocido como el puente del conde István Széchenyi porque en diciembre de 1820, el joven capitán de los húsares recibió la noticia de que su padre había muerto en Buda, llegado a Pest, no pudo cruzar el Danubio ya que el hielo había interrumpido la circulación del trasbordador quedando inmovilizado durante varios días y fue en ese momento cuando le surgió la idea de construir un puente. Tiene 380 m. de largo y la unión de hierro y piedra forman un hermoso conjunto clásico, a ambos extremos dos leones de piedra montan guardia.

Lo primero que vamos a visitar en Pest, es el Parlamento. De estilo neogótico, con la fachada en arcadas, más parece una catedral que un parlamento. Fue construido entre 1885 y 1902. Sobre sus fachadas se alinean 88 estatuas de soberanos, príncipes y caudillos militares húngaros. Bajo su cúpula se unen las dos alas y hoy en día es la sede de la Presidencia de la República (ala sur) y la del Gobierno (ala norte). Solo se permite una pequeña visita a su interior, pudiendo admirar la escalinata de honor, el Salón de la Cúpula y las joyas de la corona, el Salón de los Diputados y el salón de Sesiones.

Pasearemos Ahora por las calles mas modernas de la ciudad y aprovecharemos para ver bellos edificios como la Estación de Poniente, la Opera Nacional, la Basílica de San Esteban, el Mercado Central, la Gran Sinagoga de la calle Dohány, para llegar a la Plaza de los Héroes, a su lado izquierdo se encuentra el Museo de Bellas Artes y al derecho la Galería de las Artes y en la parte posterior el Monumento del Milenario, dos columnatas en círculo con un conjunto de estatuas y esculturas, en el centro se levanta una columna de 36 m. que sostiene una estatua del arcángel Gabriel, llevando la corona húngara y la cruz apostólica. El Monumento del Milenario, conmemora el milenario de la conquista magiar y fue inaugurado en 1896, y tiene un imponente grupo escultórico que muestra al príncipe magiar Árpád a caballo, acompañado por los otros seis jefes de las tribus magiares.

No lejos de aquí se encuentra el Castillo de Vajdahunyad y que a nadie le sorprenda la mezcla de estilos romántico, gótico, renacentista y barroco de este castillo, ya que fue construido con motivo de la celebración del milenario con la intención de reflejar los diversos estilos arquitectónicos existentes en Hungría.

Bueno, después de esta buena caminata, tal y como le prometí a Nairoa, voy a dejaros tiempo libre para que el que quiera haga unas compras, si es que queréis llevaros un recuerdo de Hungría, os mostraré algunas cosas típicas por si os interesan (aviso, no me llevo comisión, quede claro).

Los que no sean aficionados a comprar o ya estén pelín hartos de tanto edificio, monumento y castillo, les invito a tomar una copa en la terraza del hotel mientas contemplamos el Puente de la Libertad.

Y aquí cómodamente instalados vamos a charlar sobre los habitantes de Hungría, que fueron vapuleados una y otra vez a lo largo de la historia y que en su himno nacional escrito en 1823 por Ferenc Kölcsey y musicado en 1844 por Ferenc Erkel, apela a la protección divina para un pueblo que, al decir de algunos, está abocado a las desgracias, la letra dice así:

"Apiádate, Señor, del húngaro
rodeado de peligros.
Extiende sobre él tu brazo protector
en el mar de sus desgracias.
Concede años de felicidad
a quien la adversidad tanto ha maltratado.
Su pueblo ya ha expiado
el futuro y el pasado.

Hungría, es un país prácticamente homogéneo, la gran mayoría es de origen y lengua magiar y la impresión que yo saqué de los lugareños es la siguiente: son atentos, afables, muy alegres - les gusta mucho cantar y bailar – están muy orgullosos de su origen magiar que es lo que se consideran, más que húngaros y son muy respetuosos con sus tradiciones, avanzan hacia lo moderno sin olvidar ni renegar del pasado. En estos momentos están más o menos como los españoles en los años sesenta pero avanzan a mayor velocidad hacia la modernidad, pero en sus tiendas por ejemplo se ve la ropa o los zapatos que no son de buena calidad ni de hechura moderna. Si tomas un taxi tienes que pactar el precio con el taxista, pero no hay problemas para que admitan los euros.

Sus comidas, como habréis podido apreciar, son muy especiadas y picantes, la páprika (polvo fino obtenido de moler los pimientos rojos) está presente en la mayor parte de los platos de la cocina húngara y el gulyás su plato más famoso, no es un guiso como se suele creer, si no una sopa de buey con cebolla y pimentón y guarnición de patatas y zanahorias, en el resto de Europa se conoce normalmente como gulash. Entre los pescados el más apreciado es la perca y entre los postres los crêpes y los pasteles con manzana, nueces o semillas de amapola. Los vinos suelen llevar el nombre de la región como por ejemplo badacsonyi o el egri.

Bueno, el viaje toca a su fin y como despedida me hubiera gustado agasajaros con música interpretada por una típica orquesta húngara, pero como no es posible, pedí a unos importantes personajes de esta tierra que abandonaran momentáneamente la Plaza de los Héroes y os hicieran los honores para que os llevarais un buen recuerdo, así que aquí tenéis al príncipe magiar Árpád acompañado por los otros seis jefes de las tribus magiares.

41 Comments:

Blogger almena said...

El jet Leodegundia es de lo más completo que he encontrado nunca en compañía de viajes alguna :-)
Su guía es completa, amable y tiene en cuenta los deseos dispares de los distintos viajeros. En la encuesta final sobre calidad del servicio se llevará un 10
;-)
Magnífico, Leodegundia. ¿Sabes? Estos dos posts tuyos los imprimo para cuando realice este viaje (por segunda vez, claro, que ya he ido con usted). Es detalladísimo y estimula a "volver". Gracias, preciosa.
Me ha llamado la atención algo. En las dos fotos que pones de los puentes. Uno y su contrario. El de la libertad y el de las cadenas.
Besos. Feliz semana

octubre 10, 2005 10:34 a. m.  
Anonymous contadora said...

Que bonito!!
Yo quiero irme a Budapest!!
Besotes

octubre 10, 2005 12:13 p. m.  
Anonymous Trini said...

Hola Leo, cuanto he disfrutado de este segundo tiempo de viaje por Budapest.

El parlamento me ha impresionado, en efecto parece una catedral. Todas las fotos estupendas, debe de ser un placer visitar tan bella ciudad y como no pasear a orillas del Danubio.

Un abrazo

octubre 10, 2005 1:07 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

Gracias desde luego, ha sido un placer viajar contigo... y es imposible hacerlo sin sonreír todo el rato... Pero es q nos has enseñado lugares de ensueños y me has demostrado q todavía me quedan muchas ilusiones y muchas cosas q ver... Bueno muchos besos...
Ah gracias por las fotos, son verdaderas preciosidades...

octubre 10, 2005 1:52 p. m.  
Blogger Tastavins said...

Me han encantado tus dos posts sobre Budapest, los guardaré por si algún día voy, porque no creo que encuentre una guía de viajes más completa y con todo tan bien explicado.
Gracias!

octubre 10, 2005 2:07 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Aunque me he montado con retraso, he logrado llegar a la visita, y decirte que he disfrutado un montón...

Un abrazo.

PD: Tengo problemas con el ordenador y no actualizo ni visito blogs tanto como quisiera.

octubre 10, 2005 2:45 p. m.  
Anonymous Mardolo said...

El bastión de los pescadores parece sacado de un libro de cuentos. ¡Hermoso!
Por otra parte, la visita de Pest, me ha resultado más fascinante o quizá tu forma de describirla.
Por cierto, el Francisco José al que hace referencia el puente, ¿es el de Sissi?.
Parece un lugar con encanto digno de visitar.
¡Qué suerte que hayas compartido esta experiencia con nosotros!
Un abrazo.

octubre 10, 2005 2:50 p. m.  
Anonymous Azul said...

Para un lunes que ya comienza ajetreado....estupendo leerte!

Ya sé...en que pensaré cuando este con el dentista:P

Bikos a montones;)

octubre 10, 2005 3:18 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Almena - Si hija, esta compañía no tiene competencia posible (jeje, tengo que hacer propaganda).
Como siempre tan aguda, no se te escapa una, es cierto que el nombre de los puentes indica cosas contrarias si tomamos el de las cadenas por algo que ata (aunque el nombre en este caso no le venga de ahí).

Contadora - Pues ¡hala! a Budapest en las próximas vacaciones.

Trini - En realidad prácticamente todas las ciudades son bellas, ten en cuenta que cuando se va de visita sólo nos enseñan, porque es lo que queremos ver, lo mas bonito, la parte fea no sale en la foto.

Natalia - Las ilusiones no se deben de perder nunca, no lo olvides.

Tastavins - Tranquila, guías mejores que yo, un montón, por eso no te preocupes.

Brisaenlanoche - Lo bueno de este viaje es que no hay posibilidad de llegar tarde, así que tranquila.
Espero que el ordenador se te arregle pronto.

Mardolo - Si, el mismo Francisco José, pero luego ya ves, se quedó sin el nombre en el puente.

Azul - Los lunes hay que empezarlos con energía, si no no llegamos al fin de semana.
Jaja, me temo que en el dentista no te valga ni este pensamiento.

octubre 10, 2005 3:32 p. m.  
Blogger muralla said...

He disfrutado como nunca en tu compañía por Budapest. Me encantan las ciudades con un río que las atraviesa y ésta siempre me resultó de lo más atractiva.
Gracias por este post tan trabajado y por las hermosas fotos.
Ha sido un verdadero placer.
Bicos. Muralla.

octubre 10, 2005 4:07 p. m.  
Anonymous kuan said...

Me ha encantado, Leo, creo que eres la mejor guía que he conocido nunca. Si voy algún día a Budapest, te echaré mucho de menos, aunque también me llevaré tus dos post como guía. Ha sido un viaje perfecto

Un abrazo

octubre 10, 2005 4:28 p. m.  
Anonymous marcarlop said...

Muchas gracias por regalarnos este viaje. Me ha encantado revisitar la ciudad en vuestra compañía. Y, por supuesto, me quedo con ganas de volver.

Un abrazo

octubre 10, 2005 5:52 p. m.  
Anonymous chupituni said...

Llebo leyendo mucho sobre Budapest este fin de semana, y lo que más me ha llamado la atención es que allí todas las comidas son con pepino :D

Besitos Leo

octubre 10, 2005 6:36 p. m.  
Blogger Raúl said...

Cristales y porcelanas estarán bien para mamá, pues las adora. Bonitos obsequios. Yo me contento cin un buen gulash, que he comido muchos aquí en Colombia y quiero saber si son fieles a la reseta hungara...
Ojalá ningún pueblo sobre la tierra se vuelva a ver sometido a temores y sufrimientos. No está bien.
Alguno de estos días me gustaría que nos dieras un curso de estilos arquitectónicos, para disfrutar mejor tus paseos...
UN fuerte abrazo desde Bogotá,

octubre 10, 2005 7:00 p. m.  
Blogger Raúl said...

Oye, me gustaría saber más de husares y magiares, la verdad no conozco nada de esos pueblos!
Gracias, un abrazo,

octubre 10, 2005 7:08 p. m.  
Blogger marrakech said...

Bueno Leo, salvados algunos de mis problemas blogueros, aquí estoy cogiéndome tu manita, para que me enseñes más.
Sí ya tenía ganas yo de ir a Budapest, me las has acrecentado.
Las fotos.., una belleza. El texto completísimo, didáctico como siempre y concreto, para no hacerlo largo. Te me pido de guía para otros futuros viajes, resérvame plaza...
Un beso querida amiga.

octubre 10, 2005 7:21 p. m.  
Anonymous white said...

Pero que ganas dan de dejar la ofi, embarcar en el primer avión y perderse en esa ciudad. Besitos y gracias por el viaje.

octubre 10, 2005 7:30 p. m.  
Anonymous valentina said...

Un placer como siempre viajar contigo....me encanta..
Besitos.

octubre 10, 2005 8:30 p. m.  
Blogger Caboblanco said...

Bueno Leo, que se vayan preparardo los de las Guías del Viajero, porque parece que ha sonado la hora del cierre. Te lo digo totalmente en serio: si llego a disponer de un artículo tuyo sobre Noruega, habría disfrutado mucho más de las vacaciones...

¿Se admiten peticiones?

octubre 10, 2005 8:36 p. m.  
Blogger Cris said...

Es una verdadera lástima que se acabe este viaje, lo he disfrutado como no imaginas... Ya estoy deseando repetirlo. Supongo que sabes que si te gustan las cosas no te importa volverlas a ver, incluso encuentras matices en una segunda visita que no encontraste en la primera o en visitas anteriores... Me encantará viajar a Budapest y recordar este viaje que he hecho contigo.
Gracias! Un beso enorme.

octubre 10, 2005 8:59 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Muralla - Pues nada, si te gustó tienes plaza en el siguiente vuelo.

Kuan - Me alegraría que fueras, así nos podrías traer datos mas actualizados.

Marcarlop - Pues en Hungría estarán encantados con que vuelvas a Budapest, pero esta vez si, en viaje real.

Chupituni - ¿Es que piensas ir a Budapest? si es así, ya nos contarás tu inmpresión.

Raúl - Tengo entendidio que el gulash que se toma fuera de Hungría es diferente al original, aunque el de Colombia no lo conozco.
Lo de cursillo de estilos arquitectónicos que esté bien hecho, creo que rebasa mi capacidad, no soy tan experta.
Sobre los magiares ya me resultará más fácil e intentaré hacer algún post.

Marrakech - No sabes cuanto me alegra que se arreglaran esos problemas, así podré disfrutar de nuevo de tu blog.
No te preocupes, te llevaré de la manita al siguiente viaje, todavía no se el destino, pero seguro que viaje habrá.

White - Bueno, de momento no podrás dejar la ofi, pero prepara el viaje para las próximas vacaciones.

Valentina - Pues mira, ya quedas apuntada para el siguiente.

Caboblanco - Claro que se admiten peticiones, mi avión puede ir a cualquier parte, ni las tormentas ni los controladores aéreos ni nada puede interrumpir su vuelo, jajaja, ni siquiera el que yo no sepa pilotar.

octubre 10, 2005 9:20 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Cris - No te preocupes, habrá otros y tú estás invitada, lo que no se todavía es el destino.

octubre 10, 2005 9:35 p. m.  
Anonymous diego said...

Leo! magnifica segunda parte del viaje con el Jet Leodegundia, muchísimas gracias. Magnífica la vista del parlamento y muy bonitos los dos puentes, con su ironía de la libertad y las cadenas. Muchas gracias por tantos detalles durante el recorrido, saludos!!

octubre 10, 2005 11:42 p. m.  
Blogger Matías Zelick said...

Leo! Definitivamente adoro tu Jet, es un súper efectivo sistema para vacacionar, y para hacer planes a futuro. Muchas gracias por compartir y muchísimos saludos!

octubre 11, 2005 3:49 a. m.  
Anonymous Andrea said...

Me ha encantado el viaje. Te diría que mejor cuando yo estuve allí hara unos 12 años. No me enteré de tanto. Además, al menos a mí, lo rápido que se olvidan los detalles. Sí recuerdo lo que dices del retraso. También la bella arquitectura. Me tienes admirada. Todo tan bien documentado y explicadito. Es un placer pasarse por aquí. Besos de Andrea

octubre 11, 2005 5:48 a. m.  
Anonymous Nairoa said...

Menos mal que me has dejado hacer las compras..... y anda que no he comprado¡¡¡luego ya veré como lo reparto jajajajaja.Me ha encantado Hungria, a ver si consigo algunos ahorrillos y me voy a verla¡¡¡
Por supuesto, lo primero que buscaré serà un ciber para leer tu blog y así no perderme nada de nada¡¡¡
Lo mismo cuando vaya a Grecia... un ciber y a leer a Adrià¡¡¡¡¡
Un besazo.
Nairoa

octubre 11, 2005 8:57 a. m.  
Blogger Anazia said...

Ya estoy ahorrando para el siguiente viaje. ¡Qué gusto da viajar contigo como guía! (Espero que digan lo mismo de mí cuando llegue la ocasión).

octubre 11, 2005 12:08 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Diego - De nada, viaja con nosotros cuando quieras.

Matías - Pues en ese Jet que tanto te gusta, tienes una butaca con tu nombre.

Andrea - Bueno, sin exagerar, por mucha imaginación que se le eche, ir de verdad es muy superior.

Nairoa - Jaja, espero que las compras no te hayan desbaratado el presupuesto.

Anazia - Por supusto que lo dirán, lo de escribir no tiene secretos para ti.

octubre 11, 2005 1:12 p. m.  
Blogger Anazia said...

Leo, lo digo porque estoy haciendo el ciclo formativo superior para guía turística (Información y Comercialización Turística). Creo que tendré que hacer poco por escrito :P

octubre 11, 2005 10:08 p. m.  
Anonymous Miguelon said...

¿Cúal es el próximo destino? Ya estoy impaciente de leer a la guia.

Besos.

octubre 11, 2005 11:06 p. m.  
Anonymous Carlos said...

Magnifico viaje Leo, que vistas y puentes tan bellos, y no se diga que me quede corto de dinero para las compras, que la porcelana y los cristales estan preciosos, algún día regresaré a contemplar mas todo eso y sobre todo oír a la orquesta.

un beso

octubre 12, 2005 3:10 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Anazia - Ese ciclo parece muy interesante y aunque no tengas que hacer nada por escrito, siempre nos puedes contar cosas interesantes.

Miguelón - ¿Quién sabe? hay tantos lugares interesantes para visitar que ya nos decidiremos por alguno.

Carlos - Si, todos los países tienen cosas bonitas que merece la pena visitar, sobre todo si el viaje es real.

octubre 12, 2005 6:28 a. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Siempre quise visitar esta ciudad, pero despues de leer estas dos entregas aun tengo mas ganas.

octubre 12, 2005 9:42 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Consumidor irritado - Pues no lo dejes, seguro que Hungría estará muy contenta de recibir a tantos visitantes. jaja ¿crees que debería de cobrarles una comisión?.

octubre 12, 2005 10:56 a. m.  
Anonymous Adrià Urpí said...

Siempre me pasa igual!!! Cuando estoy algún tiempo sin poder mirar o pienso..buen post..lo comentaré mañana con más tranquilidad...pues toma...los mejores y más interesantes son los que publicas (bueno todo me gusta ya sabes) pero el nuevo viaje de tu aerolínea casi me lo pierdo. Uff suerte que llegué a tiempo (si el que iba agarrado a la cola del avión era yo).
Un beso Princesa.

octubre 14, 2005 3:53 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Adrià Urpí - ¡Por favor! tienes suerte de que en esta compañía aérea no hay accidentes, pero si, la próxima vez pica en la puerta del avión para entrar, no vayas a coger un catarro por hacer todo el viaje en la cola.

octubre 14, 2005 6:09 p. m.  
Blogger melytta said...

Este verano pasado estuve de paseo por Europa, pensando lo grande que es el muncdo casi sentía vértigo.
Haciendo de copiloto,(se me daba fatal, por mucho que me empeñaba)intentaba acercar distancias para darme cuenta la cantidad de lugares que me quedan por conocer, aquellos a los que jamás llegaré.

Bien, este viaje que tú nos has guiado ha hecho que entre mis futuros lugares esté Budapest y además qué buena información...

Besotes, Leo.

octubre 15, 2005 11:26 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Melytta - Si te gusta viajar, sitios no te van a faltar, todos los paises tienen cosas dignas de ver, empezando por el nuestro al que quiero dedicarle un post, pero es tanto de lo que hay que hablar que todavía no se como hacerlo.

octubre 16, 2005 8:14 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Leo, nosotras también somos Asturianas y en el puente de la Constitución nos vamos una amiga y yo a Budapest y vamos a seguir tus dos post a raja tabla, ya que nos parecen muy completos. Si tienes alguna otra recomendación o consejo que darnos por favor te lo vamos agradecer. A la vuelta te contamos que tal nos ha ido. Gracias de antemanao.

octubre 29, 2006 11:24 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Usuario anónimo - Espero que os lo paséis bien en el viaje. Puede que a estas alturas algunas cosas de las que escribí ya no sean iguales pues ese viaje realizado, aunque se escribió en Octubre, había sido hecho hace tiempo, pero de todas formas la información básica supongo que os servirá, ya me diréis a la vuelta.

octubre 30, 2006 8:11 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me ha parecido preciosa tu manera de calificar Budapest toda rodeada de belleza, palacios y fiesta.
Si tanto te ha gustado te recomiendo que para otro viaje te adentres en toda Hungría y llegues a conocer la zona del lago Balatón y la ciudad de Nagycenk dónde existe la casa familiar de István Széchényi, hoy convertida en hotel, y en dónde está su mausoleo, todavía visitado por cientos de húngaros agradecidos por su lucha contra el poder del emperador para otorgar la plena autonomía a los húngaros.
Te recomiendo que recorras las llanuras dónde podrás ver el arte del dominio de los caballos.

abril 07, 2007 11:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home