Mi foto
Nombre:

domingo, septiembre 18, 2011

¿Colaboración o abuso?

Yo creo que desde la creación, los humanos y los animales tienen una gran relación, aunque esa “gran” no se debe de interpretar como buena, si no como grande porque al ocupar el mismo planeta no les queda otro remedio. En esta relación a veces se produce una colaboración a la hora de desempeñar algunas labores, pero otras veces, como es el humano el que pone las reglas siempre sale beneficiado convirtiendo entonces esa colaboración en un abuso del animal.

Todos vemos a diario a esos perros lazarillo que son un apoyo inigualable para las personas invidentes o a los perros policía que cada vez realizan misiones más importantes. Los humanos ser sirven también de los perros para ir a cazar, de los monos para investigar enfermedades, de distintos animales para atraer a la gente a los circos, animales a los que convierten en artistas de cine….. Como veréis siempre en beneficio de los humanos, beneficio que yo vería normal si el pago que se les diera a estos animales fuera justo, pero desgraciadamente no siempre lo es. No hay más que ver, por poner un ejemplo, el pago que les dan algunos cazadores a sus perros cuando estos ya no le sirven, una muerte cruel y despiadada.

Hoy, para los que no lo conozcáis voy a contaros otra colaboración de humano/animal que a mi entender es muy injusta con el animal. Me refiero a la pesca con cormoranes. Esta forma de pescar todavía se practica hoy en día en China. Salen por la noche en unas barcas de bambú, llevan una linterna encendida en la proa para atraer a los peces y a los cormoranes atados por una pata para que no puedan escapar.


A las aves se les coloca una anilla o una cuerda en el cuello para que no puedan tragar los peces grandes, sólo alguno pequeño se puede colar. Cuando los pescadores llegan al lugar que creen hay más peces, empujan los cormoranes al agua y esperan a que estos llenen el buche de peces, les obligan a volver tirando de la cuerda que tienen atada a la pata, los suben a la barca y agarrándolos por el cuello y apretando les obligan a regurgitar las presas que los pescadores van dejando en un cesto. Y ahí me tienes a los pobres cormoranes lanzados al agua, pescando, volviendo a subir las veces que sean necesarias, y entregando sus presas al humano y todo ello recibiendo a cambio algún pescadín pequeñajo. ¿Esto es colaboración o abuso?

Y aquí quedan los cormoranes atados en espera de que sus dueños vuelvan a utilizarlos cuando tengan a bien o sirviendo de atracción para los turistas. En todo caso se abusa de ellos sin piedad.


Nota: La primera foto me fue cedida por Melisa Tuya y la segunda por Nieves, a ambas les doy las gracias.

18 Comments:

Blogger Francisco Espada said...

El hombre es sin dudas el más despiadado de todos los animales.

septiembre 18, 2011 9:16 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

En el primer relato de la Creación en el Génesis, Dios le da poder al hombre para dominar la tierra y todo lo que ha creado, pero lo que no le dice es que la maltrate o abuse de ella.

septiembre 18, 2011 9:22 a. m.  
Blogger Ligia said...

Yo creo que es abuso, y bastante cruel, por cierto. Abrazos

septiembre 18, 2011 9:58 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Francisco Espada – No me cabe la menor duda, egoísta y despiadado.

Senior Citizen – Supongo que el hombre hizo una libre interpretación de ese poder que Dios le concedió y con lo dominar la tierra debió de entender que “era suya y con ella y todo lo que contenía podía hacer su voluntad” y de hecho sigue haciéndolo.

Ligia – Yo comprendo que el hombre utilice a los animales para que le ayuden en las tareas, pero una cosa es la ayuda y otra el abuso.

septiembre 18, 2011 11:10 a. m.  
Anonymous Marian said...

No sé qué decirte, China es la primera potencia pesquera y a lo mejor conviene estimular como reclamo turístico esta actividad del pasado y que nos centremos en lo costumbrista y anecdótico para justificar la evolución de métodos extractivos y prácticas agresivas mucho menos respetuosas y más destructivas con los peces, claro está, ¿alguien les ha preguntado quién les castiga más?. Aunque el cormorán, con esta práctica no sale bien parado, tampoco es que en Europa estén mejor considerados sus derechos. El cormorán estaba catalogado hasta el año 2004 como especie de interés especial, y ahora se ha convertido en amenaza para la economía de la pesca. Tengo mis dudas… ¿Es más lícito aprovecharse de la habilidad natural de un depredador y adiestrarlo para que éste cobre una pieza y nos la entregue dócilmente a cambio de una recompensa o les negamos el derecho a vivir matando oficial y anualmente unos 56.500 cormoranes al año en la UE?.

septiembre 18, 2011 2:41 p. m.  
Blogger Alejandra Sotelo Faderland said...

Hace años que los seres humanos abusan de los animales, y para cosas mucho peores. Los caballos desde hace siglos mueren en guerras, los elefantes que oficiaron de tanques,los perros que detectan bombas o iban provistos de estas para estallar detras de las lineas enemigas. Nos abusamos de ellos sin piedad, como decia Miss Lizzie.

septiembre 18, 2011 2:57 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nosotros que no estamos acostumbrados a esos hábitos nos parece un crimen porque es aprovecharse de un inocente animal, pero al menos se le respeta la vida, eso si me da la sensación que utilizan su cuello como el embudo de hacer chorizo.
Contesto a tu pregunta es un abuso, poque me imagino que su garganta acabará hecha un asco.

Un abrazo Guille

septiembre 18, 2011 4:58 p. m.  
Blogger La Anacoreta said...

¡Cordiales Saludos! :)

Reabrí mi blog:

http://www.sofiatudela.blogspot.com/

septiembre 18, 2011 9:44 p. m.  
Blogger Tere-Incisos said...

El verse uno entre humanos que no dudan en hacer barbaridades con los animales, causa dolor e impotencia. Cada día aparecen noticias en las que las personas dejan de serlo con sus acciones ante especies que nos acompañan en éste que tendría que ser hermoso mundo. Un beso

septiembre 19, 2011 10:39 a. m.  
Blogger Melisa said...

Tuiteado!

septiembre 19, 2011 12:34 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Evidentemente es un abuso, esto me recuerda el trabajo de los elefantes en Tailandia, arrastran árboles talados ilegalmente, actividad brutal en la que se utilizan, según se dice, entre mil y 1.500 elefantes.
También son utilizados en el turismo y los espectáculos, esto ha tenido como consecuencia que se exhiba a elefantes muy jóvenes que a menudo mueren porque se les separa prematuramente de sus madres.

septiembre 19, 2011 7:02 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Marian – Tienes razón que no sólo en China se trata mal al cormorán, sin ir más lejos aquí en Asturias también, no se le utiliza para pescar, pero se les mata para que cuatro pescadores deportivos no tengan competencia en los ríos, es una vergüenza que tenga preferencia la diversión de algunos que la necesidad de alimentarse de otros. En cuanto a lo de esquilmar los mares me temo que no es sólo China.
:-) Y otra cosina, dices: adiestrarlo para que éste cobre una pieza y nos la entregue dócilmente , bueno, eso de dócilmente parece que no cuadra mucho con apretarle el pescuezo hasta que lo escupe ¿no?.

Alejandra Sotelo Faderland – Yo diría que eso es de toda la vida, :-) recuerda que ya en el Paraíso le echaron la culpa a la serpiente. Y razón llevas en todos los ejemplos que mencionas.

Guille – Yo diría que una vida sin libertad apenas si es vida, al menos podían dejarlos libres mientras no tengan que pescar, pero parece que también tienen que colaborar en el negocio turístico.

La Anacoreta – Saludos a ti también. Te deseo mucha suerte con la reapertura del blog.

Tere-Incisos – Tienes razón y la pena es que encima se escudan en las tradiciones y la cultura. La verdad no se que cultura pueda ser por ejemplo matar un toro a pedradas o a lanzazos y eso por nombrar sólo algunas de esas “tradiciones” que se supone no hay que perder.

Melisa – Gracias de nuevo por tu foto y ahora también por tu visita.
¿Qué significa eso de tuiteado?

Unjubilado – Que razón tienes Jubi, ese es otro caso de abuso, lo que demuestra que el respeto por los animales brilla por su ausencia.

septiembre 20, 2011 8:23 a. m.  
Blogger Oréadas said...

Que salvajada jamás había escuchado hablar de esto, Leo contigo se cumple el dicho de no te acostarás sin saber algo más.
Besitos

septiembre 20, 2011 11:28 p. m.  
Blogger TriniReina said...

Pienso que es abuso. Ya que los animales no pueden, no tienen obsión de negar o aceptar el trato. Por lo tanto lo considero un abuso.

Lo peor de todo esto es que cada día nos sorprende menos la crueldad de la que somos o seremos o fuimos capaces.

Besos

septiembre 21, 2011 1:37 p. m.  
Blogger Tawaki said...

Tú lo has dicho, el que mand, manda e impone sus reglas. Una lástima que no usemos esa inteligencia superior para cosas más provechosas. Un abrazo.

septiembre 21, 2011 10:27 p. m.  
Blogger fonsado said...

El instinto de supervivencia unido a la capacidad de razonar, han hecho del hombre un auténtico maestro para procurarse el sustento.
Sin embargo, el "todo vale" para sobrevivir, no resulta ético cuando se persigue la fiesta, los dólares del turismo o la exquisitez en la cocina.
Una actividad muy curiosa. Saludos Leo.

septiembre 22, 2011 8:57 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Oréadas – Creo que esto es cruel con los cormoranes, pero créeme, hay otros muchos animales que lo pasan peor, la brutalidad del ser humano no tiene límites.

TriniReina – Por supuesto que es un abuso y en cuanto a sorprendernos con la crueldad puede que ya no nos sorprenda pero al menos a mi si me entristece sobre todo ante la imposibilidad de poder evitarla.

Tawaki – Si te soy sincera y tal como está el mundo empiezo a creer que esa inteligencia superior no existe.

Fonsado – Pues desgraciadamente me parece que el género humano cada vez emplea más eso de “todo vale” cuando quiere conseguir algo y no le importa si es animal o persona al que hay que machacar.

septiembre 25, 2011 9:48 a. m.  
Blogger F.A. said...

Un buen trabajo y preciosas imágenes. Espero que no pase demasiado tiempo sin visitar Oviedo...

octubre 05, 2011 1:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home