Mi foto
Nombre:

jueves, febrero 02, 2006

Tesoros

Según el Diccionario de la Real Academia de la lengua, tesoro es: “cantidad de dinero, valores u objetos preciosos, reunida y guardada”, pero también: “conjunto escondido de monedas o cosas preciosas, de cuyo dueño no queda memoria”.

El tipo de tesoro al que hoy me voy a referir, es el que suele encontrarse en los yacimientos arqueológicos y que se puede contemplar básicamente desde dos ángulos bien diferentes. Uno es el punto de vista de las personas interesadas en conocer otras civilizaciones y que basándose en los estudios hechos sobre esos hallazgos, van descubriendo la forma de vida de nuestros antepasados, sus creencias, sus costumbres, su forma de trabajar y todo aquello que puede aportar luz para llegar a un mejor conocimiento y que luego depositan en los museos para que la gente interesada en el tema pueda también disfrutar con esos descubrimientos y el otro punto de vista, es el de las personas que cuando encuentran uno de esos tesoros lo único que les interesa es el dinero que van a proporcionarles.

Estos últimos son sin duda los perores enemigos de los primeros pues en su afán de búsqueda destruyen otras muchas piezas sin valor monetario pero que pueden aportar muchos datos de interés. Pero así es la vida y hay que reconocer que el dinero puede incluso con la conciencia de mucha gente que termina con lo que se suele llamar “dejarse comprar”. De todas formas, muchas piezas, valiosas desde cualquier punto de vista con que se las mire, se muestran para que todos podamos disfrutar de ellas y hoy voy a elegir unas cuantas para compartirlas con vosotros, aunque seguro que para muchos son conocidas, pero siempre es agradable ver cosas hermosas.

Divinidad solar - Fruto de un hallazgo fortuito o de una excavación clandestina, este magnífico tesoro de lámina de oro, fue recuperado para el patrimonio arqueológico ecuatoriano cuando se intentaba sacarlo del país. Representa a un personaje humano, con rostro felínico que deifica al sol, o al sol que se humaniza en la cabeza de un hombre. Los rayos están dispuestos en diferentes planos para que el aire les diera vida al moverlos. Los agitados rayos son serpientes que se mueven zigzagueantes.

Tesoro de Villena - El descubrimiento casual, a finales del año 1963, de un brazalete de oro, dio paso a una prospección minuciosa del área en que se había hallado y esto permitió la localización de uno de los tesoros más importantes de la arqueología española. José Mª Soler, arqueólogo de Villena (Alicante), consiguió encontrar el conjunto de un auténtico ajuar real de varios kilos de peso, compuesto por 11 platos o cuencos de oro, 28 brazaletes tambien de oro, dos botellas de oro y tres de plata, además de otros objetos.

Casco - Descubierto de forma fortuita en Novi Sad, villa que dista unos 75 Km de Belgrado y que era conocida como Varadince, este casco muestra la riqueza y la calidad de los trabajos de los orfebres, que combinan con habilidad el adorno de las piedras con minucioso repujado geométrico. La inscripción punteada en alfabeto griego evidencia la influencia de esta cultura en el ámbito de los pueblos ilirios.

Camafeo - Muchos son los avatares vividos por este extraordinario camafeo, llevado de Roma a Bizancio por Constantino y cedido siglos más tarde al rey San Luis de Francia para una nueva cruzada; legado a la Sainte Chapelle, volvió de nuevo a Roma, de donde regresó a París, destinado a la Biblioteca Nacional. A principios del siglo XIX fue robado y recuperado en Amsterdam. Hoy es una de la joyas más preciadas del Gabinete de Medallas de París. En la zona central se representa al emperador Tiberio y a su madre Livia, recibiendo a Dioscórides, famoso artista llamado por Augusto para trabajar en su corte.

Pátera - Descubierta en el año 1907 en la ocalidad de Parabiago, al norte de Milán, esta pátera de plata destaca por su tamaño (39 cm de diámetro) y su peso (3,5 Kg.), así como por su decoración en relieves dorados al mercurio. Presenta una divinidad cósmica del ciclo de Cibeles y Atis, lo que permite pensar que en aquella necrópolis existía una confraternidad de fieles de algún culto oriental.

Bronce de la quimera - Hallazgo tan fortuito como afortunado fue el de este bronce encontrado durante los trabajos de construcción de las fortificaciones mediceas en la periferia de la ciudad de Arezzo, en los años 1552 a 1554. La pieza fue valorada y se la consideró como una de las muestras más importantes de la escultura etrusca del siglo V o mediados de IV a. de C. Mide 1,28 m de base por 0,65 de altura, presenta una inscripción que contiene el nombre de Tinia, el Zeus-Júpiter de los etruscos.

Pectoral antropomorfo - Este pectoral de 25,7 cm de ancho por 23,4 cm de alto fue descubierto en el territorio de los quimbayas y se conserva en el Museo de Oro de Bogotá. La figura representa a un individuo diseñado en la carácterística forma en escuadra o ángulo recto, con decoración calada a base de líneas y puntos de sujección, técnica que contrasta con la empleada en el trabajo de la cabeza, en la que destacan las soluciones adoptadas para ojos, nariz, boca y el bello trabajo del tocado. La pieza es de tumbaga, liga de oro y cobre.

Y finalizaremos este paseo por los tesoros con este Brazalete de oro - Fechable hacia los siglos VII-VI a. de C., en donde se combina la técnica del repujado con el granulado, para mejor destacar una temática de flores de loto, animales y otras representaciones características del repertorio egipcio. Procede de las excavaciones de las necrópolis de la ciudad de Tarros en el oeste de la isla de Cerdeña, famosa en la antigüedad por el buen hacer de sus artesanos entre los que destacaban los orfebres.

55 Comments:

Blogger Azusa said...

Buff, qué preciosidad...
El camafeo me ha recordado a la entrada de Pompeya, donde había una academia donde se realizaban y vendían camafeos realmente extraordinarios

febrero 02, 2006 4:47 p. m.  
Anonymous MDM said...

Interesante post.
La pieza que más me ha gustado ha sido la primera, diriase que el tiempo no ha pasado sobre su diseño, parece de lo más actual.
Saludos

febrero 02, 2006 6:24 p. m.  
Blogger Turulato said...

Extendería el concepto de tesoro a "Todo Bien que sea un Testimonio material con valor de Civilización", como estableció con gran acierto la Comisión Franceschini cuando definió para la UNESCO lo que era Patrimonio de la Humanidad.

febrero 02, 2006 6:38 p. m.  
Blogger Raúl said...

Hermosos tesoros los que nos muestras hoy. Desconocía la mayoría, excepto, claro, la joya del museo del oro de Bogotá.

Ahora, cuando vea esa hermosa pieza, me acordaré de todo lo que nos enseñas...

Un fuerte abrazo!

febrero 02, 2006 6:58 p. m.  
Anonymous Aitor said...

Pufff, que erudición...no se de donde sacas todosesos datos, que por otra partr, nos suministras de una manera muy amena. Este blog, sí que es un tesoso. Gracias...asi da gusto!!!!

febrero 02, 2006 7:08 p. m.  
Blogger AZUL said...

Me encanta el brazalete, porque lo repujado es una tradición en familia. Las flores de loto...y tus explicaciones, son siempre ese tesoro que se encuentra y se aprecia con cariño en estos espacios.

Mil bikos Leo.

febrero 02, 2006 7:39 p. m.  
Blogger Cris said...

Impresionante colección de tesoros!
Tanto como impresiona la historia de cada uno de ellos...
Soy una enamorada del arte etrusco, he tenido la suerte de conocer de primera mano algunos emplazamientos, yacimientos y muchas de las piezas más representativas de este periodo.
Me gusta mucho ver aqui representada la Chimera de Arezzo (el Bronce de la Quimera) que en su momento pude contemplar en Florencia. Un auténtico tesoro, como tú :)
Besos!

febrero 02, 2006 8:58 p. m.  
Blogger Aniwiki said...

:) Me gustó tu colección de tesoros. Estas Navidades vimos los tesoros de la reina de Inglaterra y eran también una pasada, pero ni fotos ni nada, sólo verlo y desde una pasarela móvil, tipo la del acuario para que no te puedieras quedar observando mucho rato. Saluditos blogueros

febrero 02, 2006 9:04 p. m.  
Blogger Matías Zelick said...

A mí el tesoro que más me gustó es el Bronce de la quimera... será que siempre he tenido algo de interés por los etruscos o que es realmente impresionante o un poco de las dos... Uno de los tesoros más grandes de México, el penacho de Moctezuma está en... Austria. Cada Presidente de nuestro país ha intentado recuperarlo pero nunca prospera, algún día tomaré tu idea y haré un post de tesoros de México. Saludos!

febrero 02, 2006 11:51 p. m.  
Blogger Caboblanco said...

Hola Leo; ¡Tu sí que eres un tesoro!

Voy a hablar del casco, por la parte que me toca. Se trata de una derivación del yelmo tardo - romano de tipo "intercisa", muy común entre los altos oficiales de los ejércitos del Emperador Constantino. El ejemplo que nos presentas es una maravilla poco usual, pero técnicamente es inferior a los cascos del Imperio Romano de 200 años antes. Éste esta construido en dos piezas simétricas (de ahí el nombre de intercisa...) unidas por el centro de manera que un golpe fortísimo en lo alto podía desmembrarlo. Otra señal más de que algo estaba cambiando a peor en el Imperio Romano.

Un abrazo

febrero 03, 2006 12:28 a. m.  
Anonymous Max said...

Todos ellos, sin duda, magníficos. Pero... ¿Sabes? Por razones profesionales visito con frecuencia el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Siento curiosidad, y una dosis de tristeza, ante los bostezos de los adolescentes que miran con la misma sorna las piezas de las vitrinas y mi reloj de pulsera.

Por más que les doy mi palabra de que no son objetos contemporáneos, ellos sonríen... Y bostezan. Divinos tesoros.

Mil besos

febrero 03, 2006 12:59 a. m.  
Anonymous jose said...

Seguro que si digo que el verdadero tesoro es esta página no seré el primero en hacerlo.
No hace mucho pasó por el Guggenheim una exposición sobre el arte azteca y algunas cosas que muestras se parecen mucho a las que ví allí.
Creo que ahora complicamos demasiado el arte. Cuando hay que recibir demasiadas instrucciones sobre lo que vemos me parece que deja de ser arte. Otra cosa es que te expliquen cómo y cuándo está hecho.
Lo dicho: un tesoro. La pena es que este arqueólogo no tiene mucho tiempo.
Un saludo.

febrero 03, 2006 1:02 a. m.  
Blogger almena said...

son increíbles ¿verdad?
Me encantaría poder admirarlos todos
son preciosos. Pero si hay que elegir, me quedaría con el primero, el de la divinidad solar.Y cuando pienso que han permanecido hasta hoy y que habrá tantos otros en manos usureras...
Hace poco estuve admirando en el Museo Arqueológico, el tesoro de "Guarrazar", de la época del rey Suintila, o Wamba, no recuerdo bien... Y es una maravilla.
Uno increíble y muy poco conocido es "El Tesoro de Arrabalde", celtíbero. Si alguna vez vas a Zamora, creo que te gustaría verlo. Está en su museo.

Un abrazo grande

febrero 03, 2006 2:03 a. m.  
Anonymous diego said...

Leo!
Es impresionante la cantidad de tesoros de este tipo que existen de todas ls culturas, unos en museos y otros desafortunadamente en "colecciones privadas" o siendo traficados en el mercado negro, es triste lo que dices sobre que el dinero puede "comprarnos"... De las piezas que presentas me impresionó mucho el brazalete de oro, quizá por el color. Creo que nunca había visto oro con tanto brillo... Un abrazo!

febrero 03, 2006 4:38 a. m.  
Anonymous Marian said...

Son todos magníficos!,quizá el que más me haya impresionado sea el primero...por la simbología que nos une al dios solar desde siempre y porque introduce la idea del movimiento, tan habitual en la escultura moderna.
Un besín, "tesoro"

febrero 03, 2006 9:33 a. m.  
Blogger Javier said...

Estos tesoros son fantásticos. ¡Cuantos tesoros habrán pasado de mano en mano a lo largo de la historia! Afortunadamente yo también tengo mis tesoros, que son mis amigos

febrero 03, 2006 9:35 a. m.  
Blogger Galufante said...

Pero que post tan precioso has confeccionado...Te felicito...
Me ha llamado la atención el tesoro de Villena, resulta chocante que tal cantidad de oro haya llegado a nuestros días sin haber sido objeto de rapiña...Y el casco galáctico de Novi Sad me ha dejado turulato...me gustaría saber que tipo de guerrero fue el afortunado usuario del mismo...
Respecto a los buscadores de tesoros, detectómanos, o como se les quiera llamar, supongo que existirán grados, aunque básicamente pienso que su labor es nefasta para la arqueología científica porque descontextualizan los hallazgos y destrozan los yacimientos, de forma que despues quedan irreconocibles...Es una plaga de efectos devastadores que desgraciadamente cuenta con la anuencia social...

Agur.

febrero 03, 2006 11:06 a. m.  
Blogger Glassy said...

Hoy sí que me quedo sin palabras y sólo puedo decir "qué belleza". Y qué diminutos somos en comparación con quienes hicieron semejantes cosas, no sólo por estos tesoros sin por tantas otras cosas :)

Un abrazo.

febrero 03, 2006 11:21 a. m.  
Blogger Miguelon said...

Es curioso que la mayoria de los grandes tesoros descubiertos fueron por casualidad, el azar quiere escoinderlo para mostrarlo en el momento preciso.

ten un magnifico fin de semana.

Besos

febrero 03, 2006 1:35 p. m.  
Anonymous azzura said...

Son preciosos, me encantaría poder verlos de cerca ;)

Que tengas un finde fantástico Leo, un abrazo

febrero 03, 2006 5:46 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Ante todo gracias por reunir estos magníficos tesoros para que los podamos admirar sin movernos de casa, y con la mención que se hace de cada uno de ellos. Si tuviera que escoger, el primero sería el Bronce de la quimera y en segundo lugar el Casco, un colgante pequeñito que imitaba al Pectoral antropomorfo, se lo compré a mi mujer cuando estuve en Venezuela.
Saudos

febrero 03, 2006 5:56 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Hola Leo:
Es lamentable la cantidad de tesoros arqueológicos que se han perdido por ese afán depredador en busca de riquezas materiales.
Pero es una historia que viene de antiguo y que no cesa, como ha pasado ahora en Irak con la dichosa guerra "preventiva".
También es de lamentar la política e la época de colonización que usurpo cantidad de piezas de su país de origen y que ahora se niegan a devolver, como son los museos inglese o franceses con todo lo que expoliaron de Egipto.
También ocurren esos hechos por la codicia de "coleccionistas" dispuestos a pagar por cosas que legalmente no podrían obtener.
En fin muchas cosas a lamentar.
Besos y buen fin de semana
José

febrero 03, 2006 6:55 p. m.  
Anonymous white said...

¡Qué maravillas! Un placer verlas tan cerca gracias a ti. uN besito y buen finde

febrero 03, 2006 8:24 p. m.  
Anonymous Hannah said...

Hola, Leo: Ya volví y he actualizado mi blog, ahora me resta ponerme al día con la maravillosa lectura de tantas páginas amigas, cómo por ejemplo la tuya. Es muy interesante este post y se me ocurre que -metafóricamente- también tú eres un tesoro encontrado por quienes te leemos interesados :)

Un abrazo muy tierno

Hannah

febrero 03, 2006 9:54 p. m.  
Blogger mixtu said...

mui educativo, me a gustado do casco e sua historia.
beijos

febrero 04, 2006 2:04 a. m.  
Blogger Andrea Recol said...

Querida Leodegundia:

No sé como no has puesto una foto tuya. Una viene por aquí y se encuentra un tesoro, que eres tú. Nos instruyes, nos entretienes, nos cuentas historias y nos dejas unas fotos maravillosas.

Tu post me ha recordado la exposición sobre faraones egipcios que he visto el domigo pasado en Madrid. Si hay un sitio donde se ha expoliado es en Egipto, por el poco respeto que se ha tenido respecto del arte, por parte de algunos.

Muchas gracias por tus deseos de fin de semana. Lo mismo digo. Un gran abrazo de Andrea

febrero 04, 2006 11:27 a. m.  
Blogger Anazia said...

Yo soy de las que disfruta sabiendo cosas nuevas mediante piezas insignificantes, aunque estoy rodeada de los que sólo ven el ánimo de lucro en las cosas.

Preciosas todas las muestras que nos has puesto, Leo, como siempre, genial.

besos

febrero 04, 2006 11:41 a. m.  
Anonymous Trini said...

Pues para mi ha sido tan valioso como un tesoro admirar y leer este post.
Besos muchos Leo

febrero 04, 2006 3:26 p. m.  
Anonymous nina said...

La cuestión no está en una definición de lo que es un tesoro, lo importante es concienciar a la gente para que no realicen esos tremendos expolios, que destrozan y se llevan por delante toda la cultura que encierran los lugares expoliados. No puedo decirte cual me ha gustado más, todos me dicen mucho me hablan del pais de origen, del dueño, del autor, del lugar encontrado del impacto de los arqueólogos... besos Nina

febrero 04, 2006 4:08 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Azzusa – Tienes razón, son preciosos para contemplarlos, pero lo mejor a mi modo de ver, es lo mucho que nos pueden contar de la época en que fueron creados.

Mdm – Es cierto, parece actual, pero hay que tener en cuenta que a lo largo del tiempo, los objetos se van copiando por eso parece que algunas cosas no cambian.

Turulato – Se acepta ese concepto de tesoro, me gusta eso de darle un valor de Civilización. No lo conocía y te agradezco que lo compartieras con nosotros.

Raúl – Cuando supe de dónde procedía, me acordé de ti y por eso la incluí entre las elegidas.

Aitor - ¡Qué más quisiera yo que tener mucha erudición!, todo esto está en los libros, digamos que me paso mucho tiempo con ellos y me lo pagan contándome muchas cosas.

Azul – En realidad había tanto en donde escoger que me resultó difícil decidirme teniendo en cuenta que son pocos los que puedo poner.

Cris – La verdad es que aunque sea tiempo después del hallazgo, es muy interesante visitar los lugares en donde se encontraron estas piezas y además tienes razón en que el arte etrusco es muy hermoso y merecía un buen post para el sólo.

Aniwiki - :-)) Suena bien eso de “tu colección de tesoros” y me alegra que te hayan gustado.

Matías – Espero que tu idea sobre los tesoros de México la lleves a la práctica, será digna de ver.

Caboblanco - :-))) Gracias por considerarme un tesoro, pero créeme, a mi no me hubieran desenterrado ni por equivocación.
Ahora en serio, es de agradecer la explicación tan completa que diste sobre el casco, yo no la conocía, ahora ya se un poco más.

Max – Si, el tema de la educación da para muchas charlas y no precisamente porque se esté llevando bien, como tú dices, da pena ver el poco interés que hay por aprender.

José – Me alegra que te guste compartir conmigo todas estas cosas y no te preocupes, me temo que todos andamos bastante cortos de tiempo, pero lo importante es que sigamos en contacto aunque sea con menos frecuencia.

Almena .- El tesoro de Guarrazar es muy famoso por las coronas votivas y cruces de la orfebrería visigoda de los reyes Suintila y Recesvinto.
Si vuelvo por Zamora no dejaré de visitar el tesoro de Arrabalde como me aconsejas.

Diego – Como tú bien dices, tesoros como éstos hay muchísimos, pero la pena es que no todos se pueden ver, hay muchos en manos de coleccionistas privados.

Marian – Si, todos son preciosos y todos tienen su hisotoria, por eso son doblemente interesantes.

Kelkian – Bienvenido a mi casa. Tienes razón, muchos hicieron un largo recorrido hasta llegar a donde está ahora.
Es cierto, un buen tesoro es un buen amigo.

Galufante – Bueno, no se si después de la explicación de Caboblanco este casco se usaría en la lucha o sólo en los desfiles u actos oficiales pues parece no ser muy práctico a la hora de defender el cráneo.

Glassy – Hay que reconocer que son unas piezas preciosas y ni se duda que las manos que las realizaron pertenecían a unos artistas de verdad.

Miguelón – Si, y supongo que todavía quedan muchos por descubrir que algún día saldrán a la luz.

Azzura – Si, yo también estaría encantada con poder verlos al natural, pero me temo que sólo podré hacerlo en fotos, al menos la mayoría.

Unjubilado – Como poder puedes escoger y quedarte con el que más te guste, pero eso si, sólo en foto.

José Sans – Todos los países conquistadores cuando volvieron a sus casas se llevaron muchos hermosos “recuerdos” y ahora es bastante difícil que los devuelvan por muchos motivos que no voy a exponer aquí porque se haría muy largo, pero la cosa no es tan mala si al menos los tienen en buenos museos, bien conservados para que la gente los pueda admirar

White - :-)) Como verás esta página hoy se convirtió en un mini museo.

Hannah – Pasaré a visitarte ahora que regresaste. :-))Gracias, no estoy acostumbrada a que me llamen tesoro.

Mixtu – Me alegro que te guste mi post de hoy.

Andrea Recol - ¿Una foto mía? ¿tú quieres que explote Internet? :-))), la foto en realidad tendría que ser la de un libro que es el que me proporciona todas estas cosas. De todas formas, y ahora en serio, me agrada que te guste venir a mi casa.

Anazia – Entonces pensamos igual, yo tampoco las veo como “convertibles en dinero”.

Trini – Pues me alegro por ello.

febrero 04, 2006 4:33 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Nina - Ahora te contesto a tí pues tu mensaje y el mío debieron de entrar al tiempo.
Tienes razón, pero me temo que hay gente que en cuanto ven dinero delante, no se dejan concienciar, para eso la educación que se imparte tendría que elevar muchísimo el nivel que desgraciadamente cada vez está más bajo.

febrero 04, 2006 4:39 p. m.  
Blogger Dianora said...

Cuántos tesoros no se habrán perdido por la codicia humana; y luego está lo de "se encontraron en mi territorio, son míos"; "proviene de... son de esta tierra"; "el creador era de... son de allí"... y entre tanto vaivén, a saber dónde terminan, en colección privada con mucha probabilidad, que es casi o igual como si estuvieran perdidos.
Me ha gustado especialmente la pátera.
Un beso Leo.

febrero 04, 2006 8:31 p. m.  
Blogger Ogigia said...

Te falta el tesoro de Guarrazar, cerca de aquí, Un beso, Leo

febrero 04, 2006 9:09 p. m.  
Blogger reina said...

Es verdad, lo más valioso de los tesoros es lo que nos enseñan y no de lo que están hechos o su valor material.
Como en tantas cosas, la ignorancia y la mezquindad son los grandes enemigos de todo lo que vale la pena conservar.
En tu blog siempre se encuentran tesoros de sabiduría.
Gracias por ello, Leodegundía.

febrero 04, 2006 9:24 p. m.  
Blogger Elen said...

Siempre es agradable ver cosas hermosas, tienes toda la razón, Leo, es más, a mi particularmente me entran unas ganas horrorosas de tocar con mis propias manos todos esos maravillosos tesoros para poder absorber toda la energía que han acumulado a lo largo de los siglos......a veces hay suerte y te transmiten algún secreto.


Besitos.

febrero 05, 2006 11:14 a. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

A mí me encanta ir a los museos a ver este tipo de piezas, imaginar de quién eran, qué pasó para llegar hasta nosotros... Hay auténticos tesoros por descubrir aún...

Un abrazo.

febrero 05, 2006 11:21 a. m.  
Anonymous julio said...

Todas las piezas muy bonitas. Menos mal que, como dices, hay personas que el tesoro lo ven en la posibilidad de que una vez descubiertas, puedan ser contempladas por otras
Un abrazo

febrero 05, 2006 4:55 p. m.  
Blogger incondicional said...

Ya he pasado varias veces a leerte, a ver si me lo aprendo ;-).
Es una gozada leer tus post, tienes un encanto natural para hacer que volvamos una y otra vez a leerte y disfrutar con todo lo que explicas.
Sabes que no me gusta perder tus clases "magistrales" y me siento en último banco con los ojos muy abiertos :-O.
Me pido el brazalete...
Besinos

febrero 05, 2006 6:47 p. m.  
Blogger Kuan said...

Preciosa la muestra que presentas, Leo, además de por su valor artístico, por lo que nos descubre de la distintas épocas de la historia.

Un beso

febrero 06, 2006 8:17 a. m.  
Blogger Tastavins said...

Tu post me ha recordado a una noticia que escuché sobre que estaban sacando los tesoros de un pecio sin permiso... expoliadores!
El problema de estos tesoros ya no es sólo evitar que se los lleven particulares sino decidir a que lugar pertenecen.
En cualquier caso son todos preciosos, no sabría cual elegir :)
Un abrazo!

febrero 06, 2006 9:32 a. m.  
Anonymous Trini said...

Leo, cuando tengas tiempo entra en mi Blog, he dejado una cosa para ti. Que conste que es sin compromiso. No me gusta comprometer a nadie pero ahí está. Repito, sin compromiso.

Besos

febrero 06, 2006 1:15 p. m.  
Anonymous El Ogro said...

Y es q hay palabras q no deberian de definirse...un tesoro es vivir haciendo lo q te nace...un tesoro es vivir y no sobrevivir...tantas y tantas cosas....

Un saludo

febrero 06, 2006 1:53 p. m.  
Blogger Bohemia said...

Que bellísimos tesoro y que gran lección nos has dado...Me encanta mirar esas piezas antiguas e imaginar la época y a sus posibles propietarios...Me transporto...

febrero 06, 2006 3:21 p. m.  
Anonymous valentina said...

Son todos verdaderas maravillas..
Besitos.

febrero 06, 2006 3:57 p. m.  
Anonymous Alma said...

Para mí un tesoro puede ser cualquier cosa tenga o no valor aparente....
cuídate, besos y un big abra:
Alma;) (f)

febrero 06, 2006 8:14 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

sabes nuestro verdadero tesoro es poder leerte.. besoss

febrero 07, 2006 1:00 a. m.  
Blogger Carlos said...

Leo, siempre existiran saqueadores de tumba que asu paso no les importa las destrucciones que hagan solo si sacan el dinero, no olvides que en Egipto se ah perdido gran parte de esa historia tan mítica pues muchas partes fueron saqueadas y perdidas quizá para siempre desmoronadas. Aún así hay que decir que en todo el mundo ah habido saqueadores de tumbas destruyendo un gran patrimonio cultural.

un beso!!!

febrero 07, 2006 2:55 a. m.  
Blogger Sr. Santana said...

que bellezas, ahh, con que divinidad todo se hacia, hoy, con que maquinas!

un saludo

febrero 07, 2006 5:52 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Dianora – Opinamos lo mismo en cuanto a la pátera, me encanta. Es cierto, muchos tesoros con tanto ir y venir están “desaparecidos”.

Ogigia – Me faltan muchos, el problema con los blogs es que no puedes abusar de las fotos porque enseguida se acaba el espacio disponible.

Reina – Me alegra que te guste mi página. Es cierto que si fuésemos menos codiciosos, aparecerían mas cosas dignas de ver, pero así es el ser humano.

Elen – Es cierto, si algunos objetos se tocan, parece como si pudiéramos sentirnos más cerca de las personas que los crearon, :-))pero me temo que éstos no se puedan tocar.

Brisaenlanoche – A mi me pasa lo mismo cuando visito los museos. Esperemos que los tesoros que vayan apareciendo salgan realmente a la luz y no terminen por quedar escondidos en otro sitio.

Julio – Es cierto, gracias a Dios que hay gente que sabe compartir y eso nos da la posibilidad de disfrutar a los demás de estas maravillas.

Incondicional - :-)))) si por mi fuera te lo regalaba, pero no puede ser. Nada de sentarse en el último banco, aquí todos estamos en primera línea.

Kuan – Me costó elegir, porque son muchas las obras de arte que merecen exponerse.

Tastavins – Si, la verdad es que cuando aparece uno, siempre hay revuelo pues todos quieren quedarse con él, pero lo peor es cuando desaparecen en colecciones particulares pues no se les vuelve a ver el pelo.

Trini – Tranquila, por allí pasaré.

El ogro – Es cierto, hay muchas definiciones para la palabra tesoro, pero en este caso es lo que sale en las fotos.

Bohemia – Así es como se deberían de ver estas cosas, sin avaricia ni deseos de posesión.

Valentina – Me alegra que así te hayan parecido.

Alma – Como ya dije, la palabra tesoro puede tener muchas definiciones y este tipo de tesoros también es importante.

Natalia – Muchas gracias, pero no es para tanto, sólo muestro lo que yo veo.

Carlos – Por supuesto que Egipto no es el único sitio expoliado aunque quizás sea el más conocido, los ladrones abundan demasiado.

Jorge Santana – Bueno, si tenemos en cuenta los medios que ellos tenían y los que hoy existen, creo que ellos hacían las cosas mejor y más bonitas.

febrero 07, 2006 7:16 a. m.  
Blogger Darilea said...

Lo que nos has enseñado es precioso
pero el verdadero tesoro eres tú Leo por mostrarnos tantas cosas
que por lo menos yo desconocía.
Besitos.

febrero 07, 2006 5:46 p. m.  
Anonymous chupituni said...

Tú si que eres un tesoro corazón!!!

Pues sí, la verdad que estas cosas son maravillosas, pero por qué se abandonan?? mi no entender...
Yo mi oro todo puesto, así no se convierte en tesoro jamás :P

Besazoss

febrero 07, 2006 7:32 p. m.  
Anonymous Muralla said...

Y qué hermosura contienen la mayoría de esos tesoros que nos muestran parte de otros seres que nos precedieron.
Tú también eres un hermoso tesoro en el que siempre se aprenden cosas...
Bicos.

febrero 07, 2006 7:35 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Como siempre un post impecable. Y las fotografias estupendas.

febrero 07, 2006 11:36 p. m.  
Blogger melytta said...

Más de una vez me he imaginado que me encontraba con algún tesoro. Incluso en los juegos de niña con mis hermanos y amigos. Con el tiempo me enteré que no te los puedes quedar. También con el tiempo descubrí otro tipo de tesoros.
:-)

febrero 08, 2006 3:09 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Darilea – Gracias, pero no soy ningún tesoro, sólo quiero compartir con vosotros las cosas que a mi me gustan.

Chupituni – Nadie las abandona, al menos de forma voluntaria; eso es largo de contar y ocuparía un post entero.

Muralla - :-))) como me sigáis llamando tesoro alguien me va a encerrar en un museo. Ahora en serio, hay piezas que por su elaboración son dignas de emplearles bastante tiempo en contemplarlas.

Consumidor irritado – No me quejo, me quedaron bastante bien, creo que se puede apreciar lo maravillosas que son estas piezas.

Melytta – Bueno, supongo que el que los encuentra tendrá derecho al menos a una parte o quizás a alguna compensación, a decir verdad, no lo se; mira, si encuentras uno podremos saber cual es el resultado :-))) ¿te animas a buscar?.

febrero 08, 2006 8:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home