Mi foto
Nombre:

domingo, octubre 30, 2011

Almas atormentadas

Algunas personas cuando nacen parece como si estuvieran predestinadas a llevar una vida infeliz, dramática, llena de dolor y este es el caso de Florbela Espanca.

Buscando poemas para mi blog de”Pintura y poesía” me encontré con uno que me gustó y para el que encontré cuadro y como siempre que un autor, pintor o poeta, me sea desconocido, busco información para acercarme un poco más a ellos y comprender mejor su obra.

Tuve la suerte de encontrar un libro con su biografía y poesía completa, obra de José Carlos Fernández, titulado “Florbela Espanca poetisa del amor” y gracias a él conocí la vida de esta mujer, una vida complicada desde su nacimiento, o quizás desde antes. Y pude disfrutar de su amplia obra poética que viene en portugués y español.

Y digo que es vida complicada porque empieza por no ser reconocida por su padre, Joáo María Espanca quien al no poder tener hijos con su esposa y con el consentimiento de esta, decide tenerlos con Antonia da Conceiçáo Lobo. Una situación bastante anómala sobre todo porque su esposa, Mariana do Carmo, se convierte en la madrina de la niña.


Nace el 8 de diciembre de 1894. Como su padre no la reconoce a ella se la tiene como “hija de la vida” o lo que es lo mismo, de padres desconocidos y por si este señor no fuera bastante egoísta con esta niña, tiene otro hijo con Antonia al que tampoco reconoce.

La madre biológica de Florbela tampoco conoció a sus padres y fue criada en un ambiente mísero por una mujer que le dio el apellido Lobo. Al parecer Joáo la rapta y la lleva a una casa y allí tiene con ella a sus dos hijos. La vida de Antonia no fue precisamente un camino de rosas y murió muy joven, a los 29 años.

A pesar de que su padre no quiso reconocerla, bien es verdad que se preocupó de su educación, después del Instituto pasa a la Universidad estudiando Letras y luego Derecho, convirtiéndose en la primera mujer que estudia esta carrera en Portugal.

Buscó el amor con desesperación, se casó tres veces y tuvo amantes, pero nada de eso le sirvió para encontrar la felicidad ni la paz, las muertes prematuras de sus seres queridos, su madre y su hermano y los abortos que no le permitían ser madre la llevaron a intentar suicidarse en dos ocasiones pero la muerte a veces se resiste a llegar y Florbela siguió escribiendo su obra pero no dejó de pensar en la muerte como se refleja en este poema:

Dejad entrar a la Muerte, la iluminada,
la que viene por mi, para llevarme.
Abrid todas las puertas de par en par
con las alas batiendo en revuelo.

¿Qué soy en este mundo? ¡La desheredada,
la que prendió en las manos toda la claridad de la luna,
la vida entera, el sueño, las tierra, el mar
y que, al abrirlas, no encontró nada!

Finaliza este poema con lo que puede ser un reproche a su madre:

¡Oh Madre! ¿Oh mi Madre, para que naciste?
Entre agonías y en semejantes dolores
¿para qué, di, me trajiste

dentro de ti?...¡Para que yo hubiera sido
solamente el fruto amargo de las entrañas
de un lirio que en mala hora hubo nacido!...

Y por fin la muerte acepta la llamada de Florbela y acude a poner fin a su atormentada vida justo el día de su cumpleaños, el 8 de diciembre de 1930, cuando sólo tenía treinta y seis años.

Hay una frase suya que me parece preciosa y con la que me gustaría despedirme, y dice así:
“las almas de las poetisas están hechas de luz, como la de los astros: no ofuscan, iluminan…”

Y como un pequeño homenaje a Florbela publico esta semana en mi blog “Pintura y poesía” otro de sus poemas que como todos los suyos está lleno de sentimiento y tristeza.

16 Comments:

Blogger GUILLE said...

Muy bonita la poesia,¡pero cuanta triteza conlleva en su interior!. Un homenaje al mes de los Santos.
Un abrazo Guille

octubre 30, 2011 7:41 a. m.  
Blogger Ligia said...

Hay personas que llevan una vida atormentada, muchas veces sin buscarla y sin merecerla. Abrazos

octubre 30, 2011 9:07 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Decía Eurípides en Medea:

Cuando los hombres son felices no necesitan poesía y, a decir verdad, no le prestan mucha atención.

octubre 30, 2011 9:45 a. m.  
Blogger Tere-Incisos said...

Las almas atormentadas encuentran un camino trasmitiendo su dolor que transforman en inspiración. ¿habrían sido igual de buenos poetas si hubieran sido felices? Besos

octubre 30, 2011 10:34 a. m.  
Blogger Alejandra Sotelo Faderland said...

Florbella debia tener mucho dolor en el alma, sin duda alguna, por lo que expresan sus versos. Eso de encontrarse las manos vacias habla d e un vacio de un agujero por el que se le escapaba el alma.

octubre 30, 2011 7:02 p. m.  
Blogger TriniReina said...

En verdad lo fue. Fue un alma atormentada y, por lo poco que he leído de ella, una gran poeta.

No tuvo una vida fácil, pero fue bendecida por la poesía. Ese es el legado que nos dejó.

Besos

octubre 31, 2011 8:24 a. m.  
Blogger Francisco Espada said...

Hay vidas que nacen truncadas para la felicidad y esta mujer es un caso muy concreto.

octubre 31, 2011 10:40 a. m.  
Blogger Fran said...

Madre mía, qué pena. Actualmente siguen existiendo situaciones muy injustas pero creo que dentro de todo hemos mejorado porque el hecho de que su padre raptara a su madre y la retuviera en una casa para tener hijos me parece que ahora sería difícil y no quedaría impune.
Su poesía debe ser desgarradora.

octubre 31, 2011 11:01 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille - Casi todas sus poesías son tristes, pero tampoco es de extrañar pues su vida también lo fue.

Ligia – Por lo menos al principio ella no buscó ese tipo de vida y luego creo que a pesar de poder elegir quizás ya era demasiado tarde para cambiarla.

Senior Citizen – No estoy muy de acuerdo con Eurípides, creo que la poesía siempre se necesita, otra cosa distinta es que se le preste atención.

Tere-Incisos – Buena pregunta la que haces, tal vez también fueran buenos poetas aunque su obra sería menos triste.

Alejandra Sotelo Faderland – Muchos de sus versos reflejan ese dolor tan grande y profundo que la acompañó toda la vida.

TriniReina – Si, al menos pudo volcar todo su dolor y tristeza en la poesía y a pesar de su corta vida dejó una obra bastante amplia.

Francisco Espada – La verdad es que no se lo pusieron nada fácil.

Fran – Eso de que el padre raptara a la madre me parece un poco fuerte, tal vez la traducción no es exacta del todo creo yo, pero con rapto o sin el la vida tanto de la madre como de la hija no fue nada fácil.

octubre 31, 2011 12:00 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

He encontrado los poemas en portugués, traducidos muestran una tristeza impresionante.

Fumo
Longe de ti são ermos os caminhos,
Longe de ti não há luar nem rosas;
Longe de ti há noites silenciosas,
Há dias sem calor, beirais sem ninhos!

noviembre 02, 2011 12:36 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Unjubilado - El libro que yo tengo tiene todos los poemas en portugués y en español y el poema que tu comienzas continúa así:

Meus olhos säo dois velhos pobrezinhos
Perdidos pelas noites invernosas…
Abertos, sonham mäos cariciosas,
Tuas maös doces plenas de carinhos!

Os dias säo Outonos: choram…choram
……

Sus poemas suelen ser casi todos tristes pero muy hermosos.

noviembre 03, 2011 6:04 p. m.  
Blogger Salamandra said...

Son poemas muy tristes, pero el comentario del alma como un astro de luz me produce una sensación de paz y esperanza.

noviembre 04, 2011 12:58 p. m.  
Blogger Maca said...

Que atormentada existencia debió llevar, para desear la muerte como una salvación, pero según tu relato , la vida de su madre no fue mejor
Aveces la desdicha se ceba en las familias y se arrastra como una maldición.
Buén fin de semana

noviembre 04, 2011 8:09 p. m.  
Blogger Oréadas said...

No es de extrañar Leo que su poesía halla calado hondo en ti, su historia no le puede ser indiferente a las almas nobles de espíritu.
El poema desnuda todo dolor que alberga su alma.
Sobrecoge.
Un besito :)

noviembre 04, 2011 8:40 p. m.  
Blogger Sylvia said...

Fascinante esta historia de un alma atormentada. Te felicito por haber investigado tanto, no es común encontrar trabajos como el tuyo.
La fotografía de Florbella es hermosa. Me has hecho reflexionar mucho. Es que da la casualidad que mi última poesía es una pregunta sobre la existencia, aunque nada en comparación con el talento de esta extraordinaria mujer poetiza.
Me encantan los versos que has citado:

"¿Qué soy en este mundo? ¡La desheredada,
la que prendió en las manos toda la claridad de la luna,
la vida entera, el sueño, las tierra, el mar
y que, al abrirlas, no encontró nada!"

Trataré de investigar, como tu lo has hecho, para leer más sobre esta autora.
Gracias por educarme!

noviembre 05, 2011 10:37 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Salamandra – A mi ese comentario me gustó mucho.

Maca – No, en realidad no se cual fue peor si la vida de la madre o de la hija.

Oréadas – Su historia no creo que le sea indiferente a nadie, pero como le digo a Maca la de la madre posiblemente fuera incluso peor.

Sylvia - :-) Bueno, a decir verdad la investigación no me dio demasiado trabajo porque el libro que escribió José Carlos Fernández es muy bueno y muy completo y a él le tenemos que agradecer la información.

noviembre 06, 2011 4:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home