Mi foto
Nombre:

domingo, octubre 16, 2011

Vida o libertad


Fernando Fueyo Gómez (1945- )

No todo el mundo valora lo mismo su vida o su libertad. Mientras para unos la vida es lo más importante para otros vivir sin libertad no es vivir y pudiendo elegir prefieren la muerte. A lo largo de la historia nos podemos encontrar con muchos casos en los que se tomó la decisión de mejor muertos que esclavos y uno de estos casos se produjo en el monte Medulio.

Eran tiempos en los que Roma no tenía rival, sus legiones recorrían el mundo conquistando todo lo que encontraban a su paso, eran los vencedores, los héroes, los ídolos que con su fuerza y su organización se enfrentaban a todo aquel que quería entorpecer su avance. Pero a pesar de ello siempre quedaban reductos que no aceptaban ser dominados y que se enfrentaban en inferioridad de condiciones pero con un arrojo que lograba incluso la admiración del invasor.

Y así nos cuenta Floro: “Por occidente, en casi toda Hispania reinaba la paz, a excepción de la zona que, partiendo de las estribaciones rocosas del Pirineo, baña la orilla más próxima del Océano. Aquí vivían dos pueblos extraordinariamente resistentes, cántabros y astures, nunca sometidos a nuestro Imperio”.

La lucha era desigual pues si bien los lugareños conocían el terreno como la palma de su mano y poseían un afán de lucha, fiereza y valentía como pocos pueblos habían demostrado, en frente tenían a un ejército que además de adiestrado y bien armado, sus armas eran superiores a las de los hispanos, poseían algo muy importante, eran muy superiores en número y sus legiones siempre podían cubrir las bajas producidas en las batallas.

Después de muchas luchas, los indómitos cántabros y astures se dirigieron al monte Medulio creyendo que allí podrían resistir, pero no fue así y allí después de duros enfrentamientos tomaron la drástica decisión de quitarse la vida. De nuevo acudimos a Floro para que nos de su versión: “Finalmente se sitió el monte Medulio, que cercaron con una fosa continua de quince millas y atacaron por todas partes a la vez; cuando los bárbaros advirtieron su fin, anticiparon su muerte, mientras celebraban un banquete, por el fuego y la espada y el veneno que allí se extrae habitualmente de los árboles del tejo, y la mayoría se libró de la cautividad, que, para hombres no sometidos hasta el momento, parecía peor que la muerte.”

Pienso que tomar una decisión como esa tiene que ser difícil, pero como dije al principio todo es como se valoren la vida y la libertad.

22 Comments:

Blogger Francisco Espada said...

No les doblegó la espada, sino que esta encontró el fuego inmolador de los invictos. Algunos hacen de sus vidas heroicidad. Saludos.

octubre 16, 2011 7:54 a. m.  
Blogger Ligia said...

Es verdad. Cada uno tenemos un distinto concepto de la libertad y de la muerte misma. Abrazos

octubre 16, 2011 9:22 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

De acuerdo, pero pongo una objeción: Esos "bárbaros" tendrían mujeres, hijos y ancianos a los que dejaron sin ninguna protección. ¿También estaba su libertad por encima de ellos?

octubre 16, 2011 9:28 a. m.  
Blogger Tere-Incisos said...

Es cierto lo que dices en tu última contestación, SC, la libertad elegida por ellos no sabemos qué consecuencias produjo al resto,¿qué paso con sus familias? De todas maneras la no-libertad es algo que muchos no pueden soportar y lo comprendo. Difícil elección que me deja pensando. Beso

octubre 16, 2011 10:47 a. m.  
Anonymous Marian said...

Me despistó un poco la ilustración que elegiste , creí que tenía algo que ver con una de las múltiples ubicaciones que se atribuyen al mítico monte Medulio, pero ya veo que ese magnífico tejo es una alusión a la forma de muerte que eligieron algunos de los sitiados. El topónimo, me resulta muy familiar :o) para esta otra Numancia menos conocida.
Respecto a lo que comentan Senior y Tere-Incisos parece ser que cuando los sitiados fueron conscientes de lo que les esperaba ( morir de hambre o vivir para ser esclavos) optaron por la muerte pero el orden inmolatorio consistió en matar primero a sus mujeres e hijos, luego elección sobre ese dilema parece que no tuvieron … ni opción a elegir el método tampoco. Algunos hombres murieron a consecuencia del envenenamiento y otros prefirieron morir en combate. En esa tesitura extrema, siempre habrá quien vea en ello una actitud heroica y quien no vea en ello más que humana desesperación.

Un abrazo

octubre 16, 2011 12:49 p. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Me pregunto si les pidieron opinión a sus mujeres e hijos antes de matarlos.

octubre 16, 2011 12:56 p. m.  
Blogger Fran said...

Muy interesante y muy bravos los Astures y los cántabros.
Sé que hicieron libremente esa elección pero yo creo que nos pueden quitar por la fuerza la libertad y la vida, pero para evitar ese mal está peor que nosotros mismos nos la quitemos.
Cuando has luchado con toda tu fuerza no es un deshonor sufrir un destino que no quieres. Hay que ser también muy valiente para seguir con vida.

octubre 16, 2011 1:21 p. m.  
Blogger Pilar Álamo (Aula de Arte) said...

Qué estupendo ejemplo de defensa de la libertad si es la que cada uno puede eligir.

octubre 16, 2011 5:38 p. m.  
Blogger Alejandra Sotelo Faderland said...

Por aqui, en Cordoba, tenemos una escritora, Cristina Bajo que tambien cuenta la historia de los austures y cantabricos segun ella, que preferian la muerte al somentimiento y que ni los poderosos romanos pudieron con ellos. Andando los siglos, muchos de sus descendientes a regañadientes sometidos, se establecieron en Cordoba, Argentina, y de ellos desciende esta escritora que siempre que puede los nombra.

octubre 16, 2011 9:13 p. m.  
Blogger Salamandra said...

Vivir como esclavo:

-Perder todos tus derechos, convertirte en cosa.

-Perder a tu familia.

-Perder tu idioma.

Los romanos tenían como política separar a todo el mundo para evitar que se organizasen como resistencia.

No creo que en esa época ni los cántabros ni los romanos le hicieran mucho caso a lo que pensaran las mujeres (a las que los romanos, cuando terminasen el asedio tampoco iban a tratar demasiado bien, un cálculo aproximado 100% violadas 50% muertas).

Al final decidieron y habría que estar allí para decir si bien o mal.

octubre 17, 2011 10:06 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Francisco Espada – Aquellos pueblos acostumbrados a la libertad no concebían el poder vivir en la esclavitud, para ellos era una forma impensable de vivir.

Ligia – Supongo que para poder juzgarlos o al menos intentar comprenderlos habría que ponerse en su lugar y cambiar nuestra forma de pensar para meternos en la suya.

Senior Citizen – Sus mujeres e hijos tenía la misma forma de pensar que ellos ¿quién quiere la esclavitud para sus hijos? pensarían que mejor muertos ya que sus hijos sería retenidos por Roma y llevados lejos lo que equivalía en realidad a no volver a verlos más, de hecho muchos nunca regresaron, murieron en lejanas tierras defendiendo las fronteras del Imperio. Te digo lo mismo que a Ligia, para comprenderlos tendríamos que cambiar nuestra forma de pensar e intentar meternos en la suya.

Tere-Incisos – Las familias morían con ellos, al menos la gran mayoría, el resto quedó bajo el poder de Roma que impuso sus leyes y entre ellas estaba la de que los jóvenes eran obligados a abandonar su patria para servir en el ejército romano, de esa forma evitaban que esos jóvenes pensaran en la rebelión y al mismo tiempo debilitaban al pueblo al que no le quedaba ya más remedio que obedecer.

Marian – Es cierto que los historiadores no se ponen de acuerdo con la ubicación del monte Medulio, la verdad es que lo sitúan en sitios tan variados que tan pronto está en Cantabria, como en Asturias, como en Galicia, pero creo que la ubicación exacta es lo de menos, lo importante es lo que significó ese encontronazo con Roma.
En cuanto a la decisión de preferir la muerte creo que tiene de las dos cosas, heroicidad y desesperación, creo que fue un momento muy duro para esa gente.

Senior Citizen – Ten en cuenta que sus mujeres e hijos pensaban como ellos así que es posible que al menos en la mayoría de los casos hubiera consenso.

octubre 17, 2011 11:14 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Fran – Desde luego que en muchas ocasiones vivir es un acto de valentía pero vuelvo a insistir en que para poder juzgarlos había que trasladarse a su época y cambiar nuestra forma de ver las cosas para ponernos en su situación teniendo en cuenta sus costumbres y formas de ver las cosas, además, rendirse tampoco les aseguraba la vida.

Pilar Álamo – Bueno, estamos hablando de un grupo grande de gente y no podemos asegurar que todos estuvieran de acuerdo al cien por cien, pero está claro que si no te quitaban la vida unos lo harían otros. Ten en cuenta que después de un asedio de una lucha feroz de los dos bandos, el bando vencedor no entraría precisamente con una disposición pacífica, por lo menos a los primeros que encontraran los matarían seguro hasta que su sed de venganza quedara saciada, eso es algo que se ve en todas las guerras.

Alejandra Sotelo Faderland – Roma tardó unos diecinueve años en conquistar este último reducto, hasta vino Augusto en persona creyendo que la cosa sería fácil, pero al final se marchó cansado y enfermo sin dar por terminada la conquista. Pero el final fue ese, Roma venció y los lugareños perdieron.

Salamadra – Tienes mucha razón en tu comentario y dos de tus notas las comenté ya:
Los romanos tenían como política separar a todo el mundo para evitar que se organizasen como resistencia.
Al final decidieron y habría que estar allí para decir si bien o mal.

octubre 17, 2011 11:14 a. m.  
Blogger TriniReina said...

Cuánto me gustan esta pequeñas lecciones. Siempre salgo sabiendo algo nuevo de esta tu casa.

Eran otros tiempos, con otros valores que ahora parecen estar desaparecidos.

Besos

octubre 17, 2011 1:14 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

TriniReina - Para mi la historia es el mejor libro para leer pues siempre se puede aprender algo en él.

octubre 17, 2011 4:21 p. m.  
Blogger fonsado said...

Es una persecución constate del hombre a través del tiempo. Tan difícil realmente de conseguir, que hay quien dijo que la libertad es un "ilusión" necesaria.
Un abrazo.

octubre 18, 2011 8:26 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Sinceramente he disfrutado con esta historia y más llegando a ver el famoso tejo.
La casería de Santa Coloma se halla a 760 metros de altitud en la margen derecha del río Pumarín. Dista 19,5 km de Pola de Allande y en ella habitan 4 personas (INE, 2009). La iglesia parroquial, del siglo XV, está situada junto a un tejo de 8 metros de altura declarado Monumento Natural.
El tejo pintado por Fernando Fueyo el 25 de noviembre del 98 visto en la página 30 de este PDF.

octubre 18, 2011 8:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No he leido tu post mañana te contesto pero solo por el título te digo que libertad para poder vivir la vida. Un fuerte abrazo. Guille

octubre 19, 2011 10:37 p. m.  
Blogger Maca said...

Bueno, supongo que fue una forma de "liberar" a sus familias y a ellos mismos de abusos , humillaciones y por tanto un sufrimiento mayor.
De todas formas,habría que verse
"in situ" .
Besiños

octubre 20, 2011 9:10 a. m.  
Blogger fgiucich said...

Una terrible pero sabia decisión. Abrazos.

octubre 20, 2011 1:27 p. m.  
Blogger Oréadas said...

La historia son los cimientos de nuestro futuro, pero no sé si en este tiempo que corre tomarían este ejemplo.
Un besito Leo

octubre 21, 2011 9:31 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Pues muchas decisiones de ese tipo hay a lo largo de la historia. Inclusive en mi país en el éxodo Jujeño sacrificaron todo para liberarlo. Interesante reflexión y mucha valentía en ellos. Besos.

octubre 22, 2011 5:23 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Fonsado – Es difícil conseguir la libertad porque muchas veces depende también de lo que uno tome como libertad, suele ser muchas veces una ilusión y una meta.

Unjubilado – Si bien es cierto que el autor de la pintura es el mismo, el tejo que yo puse es del de Salas que está en el cementerio. Conocía ese también, pero me pareció más apropiado el de Salas para el tema que se estaba tratando. De todas formas gracias por la información que das que siempre es bueno ampliar y conocer más.

Guille – Vuelve cuando quieras, la casa está abierta siempre.

Maca – De primeras parece lógica la decisión, pero es cierto que habría que estar allí para poder comprenderlo mejor.

Fgiucich – No hay duda de que fue tremenda.

Oréadas – No creas, es posible que en algunos sitios y algunas situaciones también se haya tomado esa decisión lo que pasa es que no siempre se llega a saber.

Rosa María – Si, estoy segura de que sucedió algo similar en muchos lugares dada la cantidad de luchas que hubo siempre.

octubre 23, 2011 8:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home