Mi foto
Nombre:

domingo, junio 30, 2013

Las cuentas claras


En tiempos de abundancia parece que muy pocos se preocupan por el dinero, pero cuando llega la crisis a todos nos entra un afán desmedido por saber cuanto dinero hay y en que se gasta, sobre todo si el dinero es público.

De ahí que de pronto en nuestro país y con la enorme crisis que hay que llevan al gobierno a hacer recortes y mas recortes a todos nos entró el deseo de conocer a donde van a parar nuestros impuestos y como se administran, o lo que es lo mismo, en que se gasta cada euro, entre otras cosas para poder decir que no estamos de acuerdo. Tanto se reclama este derecho a conocer que el gobierno creó lo que dan en llamar "Ley de transparencia" con la que se supone que por fin nos vamos a enterar del destino del dinero público hasta el último céntimo de euro.

No puedo negar que a mi me gustaría que esa ley funcionara y fuera realmente de transparencia y pudiéramos saber el destino de los dineros, pero no se si por la edad o por mi carácter soy bastante escéptica y pienso que poco lograremos averiguar porque las explicaciones que nos vayan a proporcionar puede que sean más o menos las que Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como El Gran Capitán, le dio a Fernando el Católico cuando este le reclamó una explicación minuciosa de los gastos de sus campañas que le parecían muy elevados y Gonzalo que se lo tomó muy a mal le mandó unas cuentas que sólo respondían a ese mal humor que se le puso por considerar que a pesar de que luchaba duramente por su rey a este parecía que no le era suficiente.

Hay quien dice que esto no es más que una leyenda y que esas cuentas nunca existieron, pero también se puede pensar que algo así podría haber sucedido teniendo en cuenta que al parecer Fernando el Católico era bastante pesetero y que El Gran Capitán debía de estar de las luchas hasta el gorro y que no le pareció nada bien que encima de estar exponiendo su vida el rey le viniera con chorreces.

Mas o menos las cuentas que dio eran estas:

Cien millones de ducados en picos, palas y azadones para enterrar a los muertos del enemigo. Ciento cincuenta mil ducados en frailes, monjas y pobres, para que rogasen a Dios por las almas de los soldados del rey caídos en combate. Cien mil ducados en guantes perfumados, para preservar a las tropas del hedor de los cadáveres del enemigo. Ciento sesenta mil ducados para reponer y arreglar las campanas destruidas de tanto repicar a victoria. Finalmente, por la paciencia al haber escuchado estas pequeñeces del rey, que pide cuentas a quien le ha regalado un reino, cien millones de ducados.

26 Comments:

Blogger GUILLE said...

Se dice, se cuenta que el Gran era un poco cuentista con el dinero y así cuando las cuentas no van claras hay un refranillo que dice:" dos de la vela y de la vela dos cuatro" y se le llama las cuentas del Gran Capitán.
aunque fue un poco tramposo con el dinero sin embargo fue un gran caudillo militar, expulsó a los franceses de Nápoles reponiendo en el trono a su anterior rey. por esta triunfal hazaña militar D.Gonzalo Fernández de Córdoba
recibió el título de gran Capitán. murió en Loja y en su recuerdo se levantó la iglesia de San Jerónimo que los franceses durante la guerra de la Independencia
expoliaron dejándola destrozada

Buen fin de semana.Guille

junio 30, 2013 5:29 a. m.  
Blogger TriniReina said...

Política y transparencia son dos palabras que hoy en día- y me temo que jamás- no casan.

No se cómo andaba de economía el Gran Capitán, pero sin duda tenía un sentido del humor finísimo:)
Al menos en estas cuentas:)

Besos

junio 30, 2013 8:59 a. m.  
Blogger Ligia said...

Lo de los "guantes perfumados" está genial...
Hay un refrán que dice "al que quiere saber, mentiras en él", ja, ja.
Abrazos

junio 30, 2013 9:47 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille – No se si era cuentista con el dinero pero ten en cuenta que el mandar las tropas no era fácil y no lo digo porque todos exponían su vida, sino porque la mayor parte de las veces los jefes además de animarlos a luchar los tenían que convencer de que lo hicieran sin cobrar puntualmente, la mayoría de las veces las pagas llegaban demasiado tarde e incluso no llegaban, así que se comprende que Gonzalo se tomara a mal que Fernando le reclamara las cuentas.

TriniReina – Las economías en esas largas campañas de lucha nunca eran buenas, así que seguro que tuvo que utilizar el sentido del humor mas de una vez.

Ligia – No, pues lo de las campanas tampoco está mal.

junio 30, 2013 10:24 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

No se si el Gran Capitán estaría bien o mal pagado, pero sí que vivió muy bien, pues en Granada se edificó una gran casa que ya no existe, pero que se sabe que era un edificio extensísimo, del que solo queda como recuerdo una placa en la fachada del convento que se edificó allí después y que dice: En esta casa vivió y en ella murió el 2 de diciembre de 1515, el Gran Capitán D. Gonzalo Fernández de Aguilar y de Córdoba, Duque de Sesa, Terranova y Santángelo, héroe cristiano, glorioso vencedor de moros, franceses y turcos, a cuya ilustre memoria la Comisión de Monumentos Históricos de la provincia de Granada erigió esta inscripción. Año de 1874

junio 30, 2013 11:29 a. m.  
Blogger GUILLE said...

Llevas razón pero miro el aspecto jocoso que como toda persona sobresaliente, el pópulo lo bautiza. Mira con que "apodo" se le conoce a su amigo y colaborador en sus ambiciones liberales," Felipe el Hermoso" Y no es un dicho hay cuadros donde podemos contemplarlo.
En el Archivo Histórico Nacional. Madrid se encuentra el libro de cuentas del Gran Capitán. Vendrá ese dicho debido al VOLUMEN del libro de cuentas?.

Espero que se acepte como una anécdota ante la situación política social y económica que nos está tocando vivir.

Es una pena no poder poner la foto del libro, aunque todos lo conocéis como yo.

Un abrazo Guille

junio 30, 2013 12:39 p. m.  
Blogger Ginés Quiñonero Solano said...

Hola, Leodegundia:

Has elegido un buen tema para el debate. Y lo del Gran Capitán, ayuda.

El Gran Capitán luchó por España y gastó mucho en las contiendas que libró para engrandecerla. Pero los políticos que tenemos han gastado mucho más y la han arruinado y desacreditado. Con una ambición de poder desmedida han creado una administración monstruosa, despilfarradora e ineficaz, aprovechándose de los caudale públicos para su provecho personal y mintiendo y faltando descaradamente al electorado.

Y ahora hacen pagar al pueblo este desastre, pero sin ir al fundo de la cuestión, porque no quieren perder sus privilegios. Y la ley de transparencia no sirve para nada, están acostumbrados a vulnerar la ley y a mentir.

O los españoles despiertan, dejan de votar a estos políticos y crean alternativas válidas, o no hay nada que hacer.

Eres un encanto. Salud y felicidad. Ginés.

junio 30, 2013 1:38 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Senior Citizen – Puede que estuviera bien pagado y se haya podido hacer una casa pero hay que reconocer que no ganó ese dinero estando mano sobre mano, cosa que hacen los políticos de ahora a los que se les piden las cuentas claras. En esa placa de la que nos reproduces el texto y que yo agradezco que nos hayas dado a conocer, queda claro que como suele decirse "sudó la camiseta".

Guille – No sabía que Felipe el Hermoso fuera amigo suyo, tenía entendido que El Gran Capitán se puso en su contra cuando Felipe quiso que acatara el tratado de Lyón y Gonzalo le contestó que el sólo recibía órdenes de su rey Fernando.
Aceptada la anécdota que cuanto mas se cuente sobre el tema, mejor.

Ginés Quiñonero Solano – Es cierto que en aquellas luchas se gastaba mucho dinero, eran contiendas muy largas y para las que había que movilizar muchos soldados y pertrechos, pero quizás se habría que plantear a quien se le habían ocurrido y quien las había propiciado y ese era el que a mi modo de ver era el que tenía que estudiar las cuentas.
En cuanto a los políticos de ahora difícil lo tenemos porque no hay ni un solo partido en el que se pueda confiar.

junio 30, 2013 5:13 p. m.  
Blogger Maca said...

La diferencia es que hoy en día, el dinero de España y los españolitos se va a engordar las cuentas de MÁS DE CUATRO ESPABILADOS y no para beneficiar en absoluto al país,pocas cuentas habrá que dar de lo BIEN empleado, pues es muy poco o casi nada.
No me puedo creer que en este país haya tal cantidad de ladrones; pero no pasa "ná", los dineros siguen en su poder...y a seguir manteniéndoles, porque nadie los echa de sus puestos.Empiezo a sentir vergúenza de mi país y nunca pensé que diría esto .
Besiños

julio 01, 2013 3:26 p. m.  
Anonymous unjubilado said...

Me gustan las cuentas del Gran Capitán.
Claro que presumiblemente le faltaba haberle asesorado sobre los bancos de Suiza, donde es muy normal 'Tener 40 millones en Suiza no es ningún delito'...
...Esto lo he leído yo últimamente en algún sitio.

julio 02, 2013 11:04 a. m.  
Blogger Senior Citizen said...

Se sabe también que le perteneció durante un tiempo el magnífico edificio que luego fue Colegio Mayor de San Bartolomé y Santiago y que en 1513 donó dos huertas para ser edificado el Monasterio de la Cartuja. O sea, que parece que echó bien las cuentas a lo largo de su vida.

julio 02, 2013 1:50 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Perdona el desaguisado que mi ordenador montó anoche, se lanzó como un loco a mandar comentarios se me fue internet, la luz , vamos que lo pasé muy mal. Guille

julio 03, 2013 11:58 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Maca – Bastante vergonzoso es, no hay duda y tampoco entiendo muy bien a la justicia que aunque los mande a la cárcel los dineros nunca aparecen.

Unjubilado – No dudo de que a ti si, pero a Fernando le sentaron como un tiro.
En esos tiempos me parece que el dinero todavía no iba a Suiza.

Senior Citizen – No lo dudo, pero por lo menos lo trabajó que luchar en aquellas campañas no era regalo de gusto, otros ganan tanto o mas por estar sentados en el Congreso de los Diputados jugando con los teléfonos o durmiendo.
Y lo de donar las dos huertas no estuvo nada mal.

Guille – Tranquila Guille, el desaguisado ya está arreglado, no hay problema alguno

julio 03, 2013 12:47 p. m.  
Blogger Una mirada... said...

Seguramente, el Gran Capitán hubiera sido bastante más comedido a la hora de presentar sus cuentas, aunque tampoco dudo que, isabelino de pro, no tenía muchas simpatías por Fernando. Al de Aragón lo "inscribieron" en la historia con el consabido toque castellano. Y se nota. Claro, no se le perdonaban sus esfuerzos para generar una nueva progenie ajena a la de Castilla que hubiera terminado con esa aparente armonía peninsular. No sé si era pesetero, pero arrogante, sibilino, acaparador y mandamás, mucho.

julio 04, 2013 9:17 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Una mirada - Yo creo que a Fernando no se le conoce lo suficiente a pesar de ser un personaje tremendamente interesante, pues Isabel parece ser siempre la protagonista principal.
En cuanto al Gran Capitán seguro que si es cierto que envió esas cuentas es que no se le cogió en el mejor momento ya que los temas económicos en las campañas de España siempre fueron difíciles y complicadas quizás por querer abarcar demasiado.

julio 05, 2013 5:15 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Nápoles fue un punto de discordia entre el Rey Fernando de España y Carlos VIII Francia.

El rey francés creyendo asegurarse la neutralidad del rey Católico, firma con el "El tratado de Barcelona" devolviéndole Rosellón y Cerdeña a cambio de que Fernando no ayude a los enemigos de Francia salvo al Papa. El Rey Católico aliose con el Papa español Alejandro VI formando "La Liga Santa" contra Francia. Al mando de las tropas españolas iba el Gran Capitán.
Luis XII sucesor de Carlos VIII firmó con el Rey Católico "El tratado secreto de Granada" por lo que se reparten el reino de NAPOLES Tocándole la parte menos fertil a España. Este hecho provocó una nueva guerra y las Victorias del Gran Capitán en Seminara, Ceriñola yGarellano y la rendición de Gaeta dieron la victoria Y RENOMBRE al GRAN CAPITAN .

Siendo virrey de Nápoles El Gran Capitàn , vinieron a la carga lo tesoreros encargados de inspeccionar los gastos de guerra, porque no se fiaban de el por lo apuntes realizados en su libro de cuentas, creyendo que salía alcanzado Fernández de Córdoba en una gran cantidad.

Este hecho dio lugar a la famosa frase "LAS CUENTAS DEL GRAN CAPITAN". Entre las estrambóticas se encontraron las siguientes:

-2736 ducados y 9 reales en frailes, monjas y pobres para que rogasen a Dios por la prosperidad de las armas del rey.
-100,000,000 ducados en picas, palas y azadones
-10,000 ducados en guantes perfumados en guantes perfumados para preservar a las tropas del mal olor de los cadáveres enemigos.
-7494 ducados en espìas y escuchas
-50,000 ducado en aguardiente para los soldados en días de combate
-170,000 ducados en renovar o poner cmpanas destrozadas de tanto sonar todos los días por la nuevas victorías conseguidas sobre el enemigo...
EL libro de cuentas original no se ha encontrado.

He realizado un resumen de resúmenes porque Don Gonzalo Fernández de Córdoba era un gran hombree, tanto político, como estratega, humanitario, gobernante ..., le adornaban todas las virtudes.

Un abrazo Guille

julio 06, 2013 1:31 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille - Muchas gracias por toda esa explicación que nos aclara un poco mas esas famosas cuentas del Gran Capitán.
Dices que el libro de cuentas original no se ha encontrado, tal vez es que nunca existió.

julio 06, 2013 5:24 p. m.  
Blogger GUILLE said...

Dice Ballesteros " que en el fondo encierran una verdad, transmitida quizás en forma anecdótica y un tanto legendarias"


Un abrazo Guille

julio 06, 2013 6:25 p. m.  
Blogger Una mirada... said...

El protagonismo de Isabel, al que aludes, deriva de su condición castellana -Fernando lo era por linaje, pero representaba a un reino opuesto-. Que el de Aragón era un gobernante conocido en la época lo demuestra que fue uno de los "elegidos" por Maquiavelo para conformar su tratado principesco.

julio 07, 2013 8:18 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Guille - Dudas no tengo de que las cuentas, sean estas u otras, hayan dado momentos de roce entre el rey y el capitán, los dineros siempre dan problemas.

Una mirada - Yo no digo que Fernando no fuera conocido, ni en la época ni ahora, me refería simplemente a que no lo es tanto como debiera.

julio 07, 2013 9:52 a. m.  
Blogger Una mirada... said...

En la historia conocida de España hay demasiados personajes semiescondidos; algunos, directamente escamoteados durante años.

julio 07, 2013 3:39 p. m.  
Blogger Una mirada... said...

En lo tocante a las cuentas de don Gonzalo, tras leer la entrevista a Bárcenas, podría decirse que, en comparación, el medieval era un bendito.

julio 07, 2013 3:44 p. m.  
Blogger Leodegundia said...

Una mirada - Totalmente de acuerdo, algunos son escamoteados y a otros se les adorna con lo que no merecen.

El que conozcamos cuentas de otras épocas que nos llenen de sorpresa no evita que en nuestros tiempos nos podamos sorprender y abochornar con las que presentan algunos personajes de hoy en día.

julio 07, 2013 4:22 p. m.  
Blogger Tawaki said...

El dia que los políticos rindan cuentas será el del Juicio Final, ni un minuto antes.

julio 20, 2013 8:22 a. m.  
Blogger Leodegundia said...

Tawaki - Eres muy optimista, yo creo que ni en el Juicio Final dirán una verdad.

julio 21, 2013 12:36 p. m.  
Blogger RosaMaría said...

Buenísimo... En toda época hay de estos pillos, pero en esta se nota mucho más pues nadie entiende cómo hay tanto coche, casa, casita, chalet, residencia y otros bienes a nombre de los que nos gobiernan. El cielo nos proteja. Beso grandote.

agosto 31, 2013 6:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home